POR SALUD MED TOTAL BPD2

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

COVID-19 toca la puerta mientras dengue hace estragos



COVID-19 toca la puerta mientras dengue hace estragos
Autor del artículo: Proceso Digital /Alejandro García

Tegucigalpa - Mientras Honduras prepara acciones sanitarias ante la inminente llegada del COVID-19, conocida como coronavirus, la población enfrenta la mortal epidemia de dengue que cobra 187 vidas en los últimos 14 meses.

Las alarmas se  encendieron cuando se detectó el primer caso de coronavirus en Latinoamérica, en suelo brasileño, una región que también ha sido golpeada por el dengue con más de 1, 500 muertes.

Solo en los primeros dos meses del año, Honduras ha registrado siete muertes confirmadas, la mayoría de niños, con 646 casos de dengue grave (1.08 % mortalidad).

En 2019 el país contabilizó 180 decesos con 19 mil 435 casos (dengue grave), equivalente a una letalidad de 0.92 %.

Expertos en enfermedades respiratorias han visto que el COVID-19 o coronavirus, a nivel global, se propaga más rápido, aunque el dengue sigue siendo más letal.

El coronavirus puede transmitirse vía aérea sin el contacto físico entre personas en comparación del dengue que ocupa de un ente externo para propagarse.

La pandemia del coronavirus se ha propagado en dos meses desde China hacia al resto de Asia, Europa, norte de África, países poblados como Estados Unidos, Canadá y ahora Brasil.

El COVID-19 reporta, a nivel global, hasta la fecha 81 mil 315 casos de contagios con decesos de dos mil 270 personas, mayoría se concentra en China, para una mortalidad de 2.79 %.

demostración de traje coronavirus2

¿Profilaxis en Honduras?

Las autoridades sanitarias hondureñas han empezado a tomar medidas, para ello han aprobado un presupuesto de 110 millones de lempiras destinados a enfrentar el COVID-19 y combatir el dengue.

La Secretaría de Salud anunció que el personal médico utilizará un equipamiento para atender a los hondureños y extranjeros principalmente las terminales aéreas, marítimas y terrestres.

Las acciones van dedicadas a fortalecer la vigilancia, prevención, control y garantizar la atención de las personas.

Hace un par de semanas se presentó en el aeropuerto internacional de Toncontin una mujer que al arirbar del oriente y mostrar síntomas de COVID-19 se convirtó en la primera sospechosa de llegar al país contagiada.

El caso fue objeto de un mal manejotanto de parte de autoridades como de los medios de comunicación. Todos los actores de la cadena violaron las normas con que deben tratarse los potenciales casos. Desde entonces no se conocen medidas concretas para superar esos impases y contar con el cumplimiento de los protocolos adecuados.

Dengue es más letal, Covid-19 se reproduce rápido

Homer mejiaHomer MejíaEl epidemiólogo de la Secretaría de Salud, Homer Mejía, aseveró que el dengue es una enfermedad más letal que la nueva versión del coronavirus, sin embargo, esta última se reproduce más rápido.

Mejía apuntó que el mundo se encuentra en alerta por un evento de salud pública ante la nueva cepa de coronavirus en la que los países de primer nivel no están preparados para enfrentar la pandemia.

“Estamos preparándonos con las capacidades básicas que insta la OMS fortaleciendo las entradas epidemiológicas”, puntualizó el galeno.

Se estima que eventualmente, la enfermedad del COVID-19 llegará al país y según el funcionario la aspiración estriba en que la misma no sea t tan letal como lo es el dengue.

Más fácil controlar el dengue

Tito AlvaradoA criterio del infectólogo Tito Alvarado, para las autoridades de Salud es más fácil controlar el dengue que el coronavirus en base que el primero se puede erradicar el mosquito transmisor, mientras que el segundo es por vía aérea.

En conversación con Proceso Digital, Alvarado señaló que la problemática del dengue es continuación de la epidemia que inició el año anterior.

“Estos siete casos de niños que han muerto es la continuación de la epidemia que no se resolvió el año pasado”, aseveró.

Mientras que para la epidemia del COVID-19, afirmó que el sistema de salud hondureño es débil porque los gobernantes no le han dado la importancia para enfrentar esta enfermedad que ataca más de 10 países.

“Veo la miseria de los centros de salud y de los hospitales no hemos mejorado, el dengue nos hace pedazos y espero que esta amenaza que representa el coronavirus no venga porque si viene la situación será catastrófica”, vaticinó.

Indicó que es el momento para que los hondureños inicien a informarse, médicos y enfermeras obtengan conocimiento y los den a conocer a la población.

El epidemiólogo sugirió que una medida para enfrentar el coronavirus es tomar las medidas de la influenza AH1N1 debido a las mismas características de transmisión como la vía aérea, estornudos.

Recomendó medidas como el uso de las mascarillas, evita acudir a las escuelas, trabajos y máxima concentración de personas si una persona se encuentra indispuesta de salud y el lavado constante de las manos.

Mientras con el dengue, propuso tapar la basura, recipientes de agua, limpieza de pilas, llantas y cualquier lugar de almacenamiento del vital líquido.

La ventaja de propagación del COVID-19 es que se puede transmitir vía aérea sin la necesidad del contacto físico en comparación del dengue que ocupa del mosquito transmisor.

ROXANA ARAUJO 2

Coronavirus letal en adultos

De su lado, la exministra de Salud, Roxana Araujo, se mostró preocupada por las más de dos mil personas que han perdido la vida a nivel mundial por esta pandemia.

Aseguró que el país ha tenido un tiempo de preparación oportuno con la designación de un presupuesto de 110 millones de lempiras para enfrentar el dengue y el COVID-19.

La epidemióloga detalló que el 80.9 % de los contagiados por Coronavirus presentan cuadros respiratorios leves y el resto entre cuadros respiratorios graves y pacientes críticos.

Araujo expuso que la mortalidad por coronavirus empieza cuantificarse en personas de 40 años para arriba con incremento en población de 60-70 años, es decir, “en aquellas personas que tienen una enfermedad crónica de base”.

Reiteró el llamado a taparse la nariz y la boca al momento del estornudo “no tenemos la cultura de taparnos la boca al momento de toser o estornudar y esto genera que personas que están a una distancia cercana de nosotros se contagien”.

También mencionó del uso de las mascarillas en las calles como medida de prevención por enfermedades respiratorias agudas.

Así pues, el COVID-19 toca las puertas de las naciones de Latinoamérica, muchas de las cuales lidian desde hace varios años con el fatídico dengue. La combinación de ambas puede resultar fatal en naciones con débiles sistemas sanitarios como Honduras.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba