POR SALUD MED TOTAL BPD2

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Honduras está postrada y enferma de poder: homilía



El Cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga.
El Cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga.
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa - El Cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, en la homilía dominical, dijo que en Honduras hay muchas personas enfermas de poder, lo que mantiene a la nación postrada y con el afán de aprobar leyes que van en contra de la moral y los principios religiosos.

- Ayer fuimos testigos de un acto bochornoso “profanar la santa eucaristía” para aspectos políticos “eso es hacerlo juego al demonio”, exteriorizó en referencia a la misa protagonizada por la Alianza de Oposición.

- Cardenal hondureño ve crisis en democracia de América Latina.

“La humanidad padece de la fiebre de la violencia, de las ideologías” expresó el máximo líder de la Iglesia Católica.

Por otra parte pidió a los hondureños acercarse a Jesús que es la única manera de olvidarse de todas las tiranías y violencias en el mundo. “Vivimos en una sociedad postrada, enferma, hambrienta de pan y de la palabra de Dios” manifestó.

El Cardenal hondureño envió el fuerte mensaje porque el Evangelio de este domingo se trató de la enfermedad y de cómo Jesús curaba a todas las personas, por lo que intercedió para que restaure a Honduras que está enferma de poder, de ideologías y de ausencia de amor hacia él.

Inició explicando que es interesante como desde el principio el señor Jesús apareció expulsando los demonios y curando personas. Que hoy en el Evangelio escuchamos precisamente que Jesús se dirige a la casa de Simón y Andrés, donde la suegra de Simón está aquejada por una fiebre y no se puede mover, pero que Jesús se acercó a ella y le pone fin a esa situación negativa.

“La suegra de Simón estaba en cama y con fiebre, postrada en cama y la causa era la fiebre, pero Jesús la tomó de la mano y la levantó, se trata de liberar una opresión y una dificultad personal, todos los gestos de Jesús se caracterizan por la cercanía y tender la mano, la levantó, ese es un símbolo porque no estaba destinada a vivir con fiebre, estaba destinada a tener vida”, reflexionó Rodríguez.

Lo comparó como lo que sucede en la actualidad al decir que esa fiebre está representada en muchas dificultades personales que impiden amar de verdad y que solo se puede curar cuando una mano amiga nos levanta y se desaparece la fiebre.

“Esa mano amiga es la presencia del señor, entonces nos podemos preguntar qué pasa hoy mismo en nuestra Honduras, estamos enfermos de muchas fiebres, en primer lugar porque dejamos de lado a Jesús, se nos olvidó que el primer mandamiento es amar y no odiar”, dijo.

Agregó que “tengo que seguir hablando de este tema aunque no les guste, Honduras está enferma, tiene muchas fiebres, una fiebre de poder sin ningún criterio ético, una fiebre de placer sin reglas morales hasta querer aprobar aberraciones como se está haciendo en otros países, una fiebre del tener aunque sea contra los mandamientos de la ley de Dios”.

Igualmente, puso como ejemplo la historia de la fiebre del oro, donde muchas poblaciones enteras se fueron desplazando hasta California porque ahí había oro.

“Con esa fiebre del oro llegó el vicio, la borrachera, violencia y muerte. Esa fiebre hoy día la tiene el mundo, el dinero como Dios a cualquier costo aunque sea robando, por eso necesitamos la mano de Dios para levantarnos, Honduras estas postrada, estas enferma, no te das cuenta que todos merecemos respeto a la dignidad”, expresó.

Espectáculo bochornoso

Siguió diciendo que “hoy en día como se quiere manipular hasta la liturgia, ayer fuimos testigos de un espectáculo bochornoso, utilizar la Santa Eucaristía, profanar la Santa Eucaristía para aspectos políticos, eso es estarle haciendo el juego al demonio que está en contra de Jesús”.

Lamentó que sucedan esos hechos por una enfermedad de poder y dijo que no era posible que ahora los demonios hablen cuando siempre fueron silenciados por Jesús.

“El señor Jesús no dejó que los demonios hablaran, pero ahora parece como si alguien completamente marginado al señor Jesús, ahora los demonios hablan y solo basta escuchar ciertos discursos que parecen de personas que han perdido la razón, que se contradicen constantemente y sobretodo que están contra el evangelio, nunca vamos a encontrar en el evangelio un párrafo que diga insulta a tu enemigo”, declaró.

Siguió expresando que “el problema es que ya no nos encontramos como hermanos, no nos vemos ni siquiera como adversarios, sino como enemigos que hay que destruir y eso hay que cambiar, Honduras no puede progresar así y lo digo para todos nosotros los hondureños, necesitamos encontrar a Jesús y no una ideología”.

El Cardenal Rodríguez en la homilía de este domingo compartió que tuvo en sus manos un libro que relataba por qué las democracias de América Latina están en crisis en la actualidad y dice que es porque se ha perdido el civismo y el respeto a las personas.

“Estas la democracia en crisis porque el que piensa distinto no se le ve como adversario, sino como enemigos, con un adversario se puede dialogar y con un enemigo parece que se debe destruir”, lamentó.

Añadió que “la fiebre es todo lo que nos impide vivir hoy, pero solo puede desaparecer en el contacto con Jesús, porque es el único que nos puede sacar de la postración. Piensen que hoy quieren aprobar una droga y dicen que es por razones de salud, que pasa por las mentes si cualquier profesional de la salud dice que la droga afecta la salud, nos damos cuenta que esas fiebres contaminan la sociedad”.

El Cardenal en la parte final de su mensaje dijo que Honduras una vez que sea curada de esta fiebre vamos a descubrir que todos estamos para hacer el bien, pero que para eso debemos ser sanados de esa fiebre de la ideología, de la violencia, del sin sentido, de todas esas fiebres que hacen que nuestra sociedad se vuelva indiferente.

“Vivimos en una sociedad postrada, enferma, empobrecida y hambrienta de pan y de la palabra de Dios, el contacto con el señor Jesús despierta vida, es el hombre que difunde vida y restaura todo lo que está enfermo, hoy le pedimos que venga a restaurar la sociedad hondureña que está enferma de ideología, de ausencia de tu amor”, concluyó.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

       


TerraProceso Digital 550x90