baner por salud junio verde

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Segundo debate con Trump en horas bajas por su escándalo del video sexista



Segundo debate con Trump en horas bajas por su escándalo del video sexista
Autor del artículo: Especial Proceso Digital / Por Alberto García Marrder

Miami, (EEUU) - A punto de ser tumbado por su propio partido, el candidato presidencial republicano, Donald Trump, mantuvo el segundo debate con su rival demócrata Hillary Clinton, posiblemente en su última oportunidad para recuperarse del revuelo provocado por sus comentarios ofensivos sobre las mujeres.

El millonario neoyorquino, presionado por líderes republicanos para que renuncie por el escándalo que ha provocados sus palabras soeces y machistas en un video sexista grabado en el 2005, ha prometido no tirar la toalla y no defraudar a sus seguidores.

En el debate, Trump recordó que ya había pedido disculpas por esas palabras, pero alegó que estas fueron pronunciadas en un clima íntimo, “como se habla en los vestuarios de hombres”.

Por su parte la ex Primera Dama dijo que estos comentarios machistas de Trump reflejan que este no está capacitado para ser presidente de Estados Unidos.

Al contrario de su actuación en el primer debate, Trump fue esta vez más incisivo y combativo, atacando continuamente a Clinton, especialmente al citar el caso de los 33,000 correos electrónicos que fueron borrados de su servidor privado cuando era Secretaria de Estado.

trump fiscal“Cuando yo sea presidente, ordenaré una investigación judicial sobre esos correos borrados ilegalmente y la señora Clinton podría ir a la cárcel”, dijo el empresario inmobiliario.

Por su parte Clinton volvió a preguntar a su rival republicano cuando va a divulgar sus declaraciones impuestos y le preguntó cuántos años no ha pagado impuestos por haber declarado pérdidas de 916 millones de dólares hace 18 años.

En su respuesta, Trump evadió la pregunta y se sintió incómodo tratando este tema. Este hacía, como en el primer debate también, inhalaciones nasales, e interrumpía continuamente a Clinton con opiniones a veces irrespetuosas.

El debate tocó también los temas de Siria, los refugiados, los inmigrantes, la falta de empleo, la discriminación racial, y los desajustes sociales en los barrios pobres habitados por personas de raza negra.

hillary en debateTrump comenzó su participación en el debate recordando los aparentes abusos sexuales cometidos por el esposo de Hillary, el ex presidente Bill Clinton, y anunció que había invitado a tres de esas mujeres al debate.

Trump se ha enfrentado a este segundo debate con la ex Secretaria de Estado como un “toro herido”, capaz de morir matando, con tal de seguir en la contienda electoral.

Para eso hizo una arriesgada jugada mediática al convocar una rueda de prensa, dos horas antes del debate, con las tres mujeres que alegan que fueron abusadas sexualmente por Bill Clinton, hace más de 20 años.

Trump invitó a las tres mujeres al debate para que estuvieran presentes en el auditorio de la Universidad Washington, de St. Louis (Missouri), donde también han estado, en primera fila, Bill Clinton y su hija Chelsea.

Con este golpe publicitario, Trump, un experto en “reality show” de televisión, ha marcado el agrio tono del debate y le ha permitido que las cadenas de televisión estén hablando más sobre la acusación de las tres mujeres y no sobre sus comentarios groseros sobre las mujeres.

IMG 20161010 WA0000

El segundo debate fue moderado por Anderson Cooper de la cadena CNN y por Martha Raddatz, de la ABC, en un formato donde el público ha podido hacer preguntas. Se estima que fue visto por televisión por más de 80 millones de personas.

Trump ha llegado a este segundo debate en sus horas más bajas debido al video que ha revelado el diario “The Washington Post” el viernes pasado, donde el candidato presidencial republicano hacía, en el año 2005, unos comentarios lascivos, denigrantes y machistas hacia las mujeres.

Estos comentarios groseros han provocado un gran escándalo en las mismas filas de líderes republicanos que se han apresurado a condenarlos y, en el caso del gobernador de Utah, Gary Herbert, ha anunciado que no votará en noviembre por Trump, ni tampoco por Clinton.

Paul Ryan, presidente (“Speaker”) de la Cámara de Representantes y el republicano de mayor rango institucional en el país, dijo sentirse “indignado” por los comentarios de Trump.

Su propio candidato a la vicepresidencia, Mike Pence, gobernador de Indiana, dijo que como esposo y padre, se sentía “ofendido” por los comentarios de Trump, que no podía defender.

debate22

Y su esposa, la ex modelo eslovena Melania Tump dijo en un comunicado que sus palabras eran “inaceptables y ofensivas para ella”, pero pedía que se aceptaran sus disculpas.

La grabación tuvo lugar en 2005 en un autobús del programa “Access Hollywood” de la cadena NBC, en una charla privada entre Trump y  Billy Bush, uno de los presentadores. Es posible que Trump no supiera que estaba activo el micro que tenía en la solapa de su traje.

Se escucha a Trump decirle a Bush que trató de acostarse con una mujer casada, pero sin éxito (“I did try and fuck her, she was married”. But I failed, I will admit it”), cuando en ese tiempo estaba recién casado con su tercera esposa, Melania Trump.

En otro momento de la conversación, donde Trump se jacta de como seduce fácilmente a las mujeres por ser famoso, le dice a Bush:

“Yo siempre estoy automáticamente atraído por las mujeres guapas, empiezo a besarlas, ni espero nada. Y cuando uno es una estrella, ellas lo dejan a uno hacer cualquier cosa. Agarrarles la vag…, uno puede hacer lo que sea (“Grab them by the pussy, you can do anything”).”

 


Valora este artículo
(1 Voto)

volver arriba