POR SALUD MED TOTAL BPD2

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Honduras se adhirió a la ALBA entre críticas de opositores a Hugo Chávez



Tegucigalpa - Honduras, un tradicional aliado de Estados Unidos, se adhirió este año a la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), impulsada por el presidente venezolano, Hugo Chávez.
 

El acuerdo de adhesión fue suscrito el 25 de agosto pasado en Tegucigalpa por el presidente hondureño, Manuel Zelaya, y Chávez, entre el apoyo de sectores populares y el rechazo de algunos políticos y empresarios, que discrepan con el gobernante venezolano.

A la ceremonia también asistieron como testigos de honor los presidentes Evo Morales, de Bolivia; Daniel Ortega, de Nicaragua, y el vicepresidente de Cuba, Carlos Lage.

Chavez se congratuló de la decisión de Honduras, que se sumó a Bolivia, Cuba, Dominica y Nicaragua, los otros países miembros de la ALBA, que fue lanzada en 2004 por Venezuela con el apoyo del entonces presidente cubano, Fidel Castro.

El lider venezolano también elogió a Zelaya por su "coraje" de adherir a Honduras a la ALBA, en una decisión "que no tiene parangón" porque la tomó "enfrentando las presiones de los yanquis".

"Estamos muy felices con la incorporación" de Honduras a la ALBA, expresó Chávez en Tegucigalpa, además de explicar que su proyecto es "es una alternativa a la hegemonía imperial" y al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), promovida por Estados Unidos.

Hasta entonces, sectores como el Consejo Hondureño de la Empresa Privada, mantenían sus reservas con la ALBA, por el contenido político y militar que pudiera representar en el futuro, lo que según los empresarios alteraría las tradicionales relaciones con Estados Unidos, que representa el primer mercado de Honduras.

Chávez expresó que "el ALBA es un espacio para proteger a nuestros pueblos de las grandes crisis que el capitalismo ha desatado", mientras que Zelaya dijo en un discurso improvisado que "Honduras y el pueblo hondureño no tienen que pedirle permiso a ningún imperialismo para suscribir el ALBA".

Zelaya también agradeció a Chávez "por abrir este espacio de libertad" para Latinoamérica y el Caribe.

Otros sectores criticaron a Zelaya porque la incorporación de Honduras a la ALBA primero la anunció Hugo Chávez en Nicaragua con ocasión del 30 aniversario de la Revolución Sandinista, el 19 de julio pasado.

Pocos días después, Zelaya confirmaba en Tegucigalpa que Honduras participaba como observador de la ALBA desde enero pasado.

Después de la firma de la adhesión de Tegucigalpa a la ALBA, Zelaya inició nuevas negociaciones con los diputados del Parlamento hondureño, principalmente del gobernante Partido Liberal y los minoritarios Unificación Democrática, Democracia Cristiana e Innovación y Unidad Social Demócrata.

El Partido Nacional, primera fuerza de oposición, con 55 de los 128 diputados que integran el poder legislativo, se abstuvo de votar a favor de la ALBA, por considerar que, si fuera cierto que tiene muchas cosas positivas a favor del pueblo, sería un error votar en contra.

El 9 de octubre, el Parlamento ratificó la adhesión de Honduras a la ALBA, lo que, según Hugo Chávez supone para el país centroamericano obtener fondos venezolanos para constituir un banco agrícola estatal y maquinaria, la participación en empresas de producción de alimentos y un acuerdo de seguridad energética.

La ayuda para el sector agrícola será de unos 30 millones de dólares para capitalizar el Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (Banadesa) y unos 100 tractores de los que, al cerrar noviembre, aún no había llegado ni uno.

Chávez también le ofreció a Honduras en agosto pasado tener acceso a la señal del satélite venezolano "Simón Bolívar" y al abastecimiento de derivados del petróleo al menos durante 100 años, en condiciones favorables.

En agosto, el barril del petróleo superaba los 120 dólares, mientras que al cerrar noviembre había caído a 40.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

       


TerraProceso Digital 550x90


  BANNER encuesta BCH