POR SALUD MED TOTAL BPD2

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Republicanos y Demócratas se distancian más por el coronavirus



puertaPor: Ricardo Puerta

Lo que sigue es una traducción del autor, hecha por la libre, de  partes de un estudio más amplio, original en inglés, elaborado y divulgado por el Centro de Investigación Pew de Estados Unidos.  

Informa cómo reaccionan ante el COVID Republicanos y Demócratas, los identificados con ese  partido y  meros simpatizantes.

Divulgo en Honduras esta  información porque es el tema con más cobertura mediática y científica en el mundo de hoy,  y  este caso, venida del país más rico y poderoso del planeta  También  con la esperanza que por el valor que tienen, en contenido y metodología de investigación, profundicemos y ampliemos, aunque sea por mero referente ejemplar, los entendimientos y explicaciones que tenemos en Honduras,  causadas por  el COVID,  sus efectos,  legados y tendencias hacia nuevas normalidades en múltiples dimensiones y asuntos de nuestra vida cotidiana. 

Esta encuesta nacional del Centro Pew fue realizada del 16 al 22 de junio,  2020, a 4 mil 708 adultos,  usando el Panel de Tendencias Americanas del Centro, con el título de Republicans, Democrats Move Even Further Apart in Coronavirus Concerns”.

El Centro de Investigaciones Pew (en inglés: Pew Research Center) es un think tank o grupo pensante y de análisis, con sede en Washington D. C. Brinda información sobre problemáticas, actitudes y tendencias que caracterizan a los Estados Unidos y el mundo. En este caso, el estudio destaca las diferentes y parecidas conductas que muestran Republicanos y Demócratas estadounidenses -convencidos o de mera inclinación partidista-  ante los cambios habidos por el COVID-19 por su manejo gubernamental, societal, y el impacto que ha tenido en el país.  

¿SALTO HACIA ADELANTE O HACIA ATRÁS?

Cada vez más Republicanos dicen que "lo peor ya pasó”. A medida que aumenta el número de casos de coronavirus -pruebas, contagios, recuperados y muertes- en muchos estados de los Estados Unidos,  Republicanos y Demócratas consideran que la enfermedad, tiene cada vez más efectos y preocupaciones diferentes, incluyendo los riesgos que resultan en la salud personal de cada uno, hasta llegar a sentirse cómodos con la re-apertura de actividades cotidianas, por estar haciendo o no, lo mismo de siempre.

Un estrato, cada vez mayor de Republicanos,  cree que la nación ha dado un salto cualitativo hacia adelante, en la lucha contra el coronavirus. La mayoría de los Republicanos e independientes con tendencia republicana (61%) ahora dicen que cuando piensan en los problemas que enfrenta el país por el coronavirus, “lo peor ya pasó", mientras que el 38% dice que "lo peor está por venir".

Esto demuestra un cambio significativo de opinión en los Republicanos, cuando desde principios de abril,  la mayoría de los Republicanos (56%) decía que lo peor estaba por venir.

Cada vez más Republicanos dicen que "lo peor ya pasó”. A medida que aumenta el número de casos de coronavirus en muchos estados de los Estados Unidos,  Republicanos y Demócratas consideran que la enfermedad, cada vez más, tiene efectos y preocupaciones diferentes,  incluyendo los riesgos que  afronta cada uno en su salud personal, hasta incluso llegar a sentirse cómodos, por estar  haciendo  ahora lo mismo de siempre.

RIESGOS DE ENFERMARSE O MORIR

La división partidaria  -y  las diferencias raciales y étnicas - son las condiciones reales que explican mejor las preocupaciones que tienen al presente  los estadounidenses sobre la propagación del COVID-19, sin darse cuenta de ello.

La preocupación por contraer  la enfermedad, a nivel grave, se ha ampliado.

Sin saberlo, hoy menos de la mitad de los Republicanos (45%), están hoy  muy o algo preocupados por la propagación del coronavirus, y sólo alrededor de un tercio (35%) se preocupa por contraer el COVID-19 y necesitan ser hospitalizados.

A principios de abril, una mayoría -el 58% de los Republicanos- decían que les preocupaba llegar a propagar la enfermedad  y casi la mitad (47%) se preocupaba de que pudieran convertirse en  un caso grave del COVID-19, sin saber cómo.

Por su parte, durante este período, las preocupaciones de salud entre los Demócratas se mantenían igual o han cambiado muy poco: Actualmente, el 77% de los Demócratas están mucho o algo preocupados por llegar a contagiarse con el coronavirus, mientras que el 64% están preocupados por contraer la enfermedad y necesiten ser hospitalizados.

En cuando a diferencias raciales, la preocupación por la propagación del coronavirus, desde principio de abril, sin saberlo, ha aumentado 8 puntos porcentuales entre los estadounidenses negros (del 64% al 72%); mientras que ha disminuido casi en la misma cantidad (del 65% al 56%) entre los estadounidenses blancos.

La gran mayoría (87%) de los estadounidenses piensa que las acciones de sus connacionales comunes tienen un gran impacto en la forma en que el coronavirus se propaga en los Estados Unidos. 

LO QUE TE EXIGEN LAS AUTORIDADES... ¿CUMPLES O NO?

Seis de cada diez adultos estadounidenses (59%) dicen que los estadounidenses comunes creen -cada día más- que por la forma en que se comporta la gente de verdad impacta en la propagación del coronavirus, aunque haya diferencias entre Republicanos y Demócratas. Pues mientras que el 73% de los Demócratas piensan que las acciones de la gente común importan mucho para afectar su propagación, sólo el 44% de los Republicanos dicen que da lo mismo.

A  manera de aclaración. Las anteriores respuestas a las preguntas de este informa  pueden ser comparadas  usando la herramienta de datos del Centro Pathways. El proyecto American News Pathways del Centro de Investigación Pew examina cómo son los hábitos y actitudes ante las noticias del público de EE.UU. Se relacionan con lo que escuchan, perciben y saben sobre las elecciones presidenciales de 2020 en EE.UU.  y sobre el COVID-19. Esta herramienta interactiva puede usarse para crear tablas que exploren en diferentes tiempos  las preguntas de una encuesta. El interesado puede crear una cuenta para extraer datos de una muestra de AP o descargar conjuntos de datos de las encuestas. Puede consultar las preguntas frecuentes y a través de nuestra guía de herramientas, obtener más detalles.

Retornando a nuestro análisis, a medida que más Estados, condados  y ciudades abren sus economías, los estadounidenses en general expresan sentirse mucho más cómodos cuando vuelven a sus actividades de rutina diaria. Esto contrasta con lo que decían los Republicanos a mediados de marzo, cuando el número de muertos de COVID-19 iba también en aumento.

En poco tiempo la población ha cambiado bastante. El doble de personas dicen que se sentirían más cómodas ahora comiendo en un restaurante (44%) que cuando fueron entrevistadas en el pasado mes de marzo (22%); 79% dicen ahora que se sienten cómodas yendo a una tienda de comestibles, en comparación al 57% cuando decían sentirse menos cómodas, en el mes de marzo.

Sin embargo, las diferencias partidistas en cuanto a la voluntad de participar en actividades en grupos, siguen siendo grandes. En  algunos casos ha aumentado considerablemente. Por ejemplo, los Republicanos son ahora casi 40 puntos porcentuales más propensos que los Demócratas a decir que se sentirían cómodos comiendo en un restaurante (65% de los Republicanos contra 28% de los Demócratas). En marzo, esa diferencia era menor, de sólo 13 puntos (29% Republicanos versus 16% Demócratas).

TIPO DE ECONOMÍA QUE ESPERAN TENER REPUBLICANOS Y DEMÓCRATAS POR LA PANDEMIA

Las encuestas muestran que las evaluaciones que el público hace sobre la economía de la nación, siguen siendo sombrías, tanto en Republicanos como en Demócratas.

Sólo el 25% de los entrevistados considera que las condiciones económicas serán excelentes o buenas, evidenciando con ello que pocos han  cambiaron su opinión  desde abril, y que las opiniones actuales son mucho menos positivas que las expresadas en enero (57% excelente o bueno).

Los Republicanos son cinco veces más propensos que los Demócratas a decir que la economía va bien (46% versus 9%).

Mientras que el público sigue diciendo que se necesita un nuevo paquete de estímulo económico para hacer frente al impacto del coronavirus, los Republicanos se han vuelto más escépticos sobre la necesidad de un estímulo económico adicional. Aproximadamente siete de cada diez estadounidenses (71%) dicen que se necesita un nuevo paquete, más allá del paquete de 2 mil millones de dólares que fue aprobado por el presidente Donald Trump y el Congreso en marzo pasado. Tal 71% es algo menor al 77% de quienes decían eso en el mes de abril.

Notablemente, la disminución ha sido  enteramente entre los Republicanos, que ahora están prácticamente divididos en dos polos  sobre la necesidad de recibir más estímulo económico (51% dice que será necesario, 47% dice que no será necesario). En abril, dos tercios de los Republicanos (66%) dijeron que se necesitaría un estímulo adicional. Mientras tanto, los Demócratas siguen apoyando abrumadoramente el estímulo económico adicional (el 87% dice que será necesario, demostrando ningún cambio, comparado con lo expresado en abril).

OPINION SOBRE  LA AYUDA ECONÓMICA QUE DIO EL GOBIERNO A LOS DUEÑOS DE CASA, RENTISTAS, EMPRESARIOS Y A LOS FUNCIONARIOS ESTATALES Y MUNICIPALES

El público está ampliamente de acuerdo sobre las ayudas que han beneficiado a los propietarios e inquilinos de viviendas y a empresas, acciones que se han realizado para reducir los problemas económicos derivados del brote del coronavirus. Casi nueve de cada diez (88%) -incluyendo las grandes mayorías de ambos partidos- apoyan las ayudas que recibieron  los grupos mencionados.

Cerca de tres cuartos (76%) están a favor de proveer ayuda financiera a los gobiernos estatales y municipales o condados; sin embargo, mientras que  esta propuesta tiene un apoyo abrumador en los Demócratas (91% a favor), una mayoría mucho más pequeña de Republicanos la apoya (58%).

Y mientras que la mayoría de los entrevistados (60%) también está a favor que se extienda a 600 dólares semanales los beneficios federales que se les viene pagando a los desempleados más allá del 31 de julio, los partidarios de esa medida están profundamente divididos. Casi el doble de Demócratas (77%) que de Republicanos (39%) apoyan la extensión de esta ayuda porl desempleo. Una estrecha mayoría del público en general (53%), incluyendo acciones comparables en ambos partidos, apoya un recorte temporal de los impuestos del Seguro Social y del Medicare de los trabajadores, para así poder abordar mejor los problemas económicos que se derivan del coronavirus.

Los estadounidenses, en general se sienten más cómodos, comprando en las tiendas,  o visitando familiares y amigos, pero todavía siguen estando más ansiosos -que antes en marzo- por asistir a eventos masivos bajo techo y a fiestas multitudinarias.

A su vez, los Republicanos se sienten más cómodos que los Demócratas cuando asisten a salones, restaurantes, eventos masivos bajo techo y a fiestas grupales.

A medida que los estados de la nación han tomado medidas de reapertura, muchos estadounidenses todavía expresan reservas sobre la participación en una variedad de lo que se consideraba actividades rutinarias antes del brote de coronavirus. Solo uno de cada cinco (18%) dice que dada la situación actual del coronavirus se sentirían cómodos asistiendo a una fiesta multitudinaria. Una proporción similar y baja (23%) dice que se sentirían cómodos asistiendo a un evento deportivo o concierto bajo techo.

Una mayor proporción, aunque menos de la mitad, dice que se sentirían cómodos comiendo en un restaurante (44%), mientras que cerca de la mitad (53%) se sentirían cómodos yendo a una peluquería o barbería. Una gran mayoría del público dice que se sentiría cómodo visitando a familiares o amigos cercanos a sus casas (77%) y yendo a comprar al supermercado (79%).

Al considerar las alternativas de actividades rutinarias,  incluidas en la encuesta, tanto los Republicanos convencidos, como los de solo tendencia general, expresan más comodidad cuando participan en estas actividades que los Demócratas convencidos y los de solo con esa  tendencia en general. Las mayores diferencias entre ellos se encuentran cuando se habla de comer en un restaurante, ir a una peluquería o a una barbería, asistir a un evento deportivo o a un concierto en un sitio cerrado.

 Y  son relativamente pocos los estadounidenses que dicen se sentirían cómodos  si asisten a un partido en un  estadio deportivo,  lleno de gente, casi cuatro veces más Republicanos (31%) que Demócratas (8%) dicen que se sentirían más cómodos haciendo eso.

CONCLUSIÓN

Podríamos  sacar conclusiones  y hacer comentarios por cada tema o párrafo del estudio en base a las marcadas diferencias que existen entre Republicanos y Demócratas. Pero por razones de espacio, me limitaré a un cierre que de inmediato me resalta: entiendo ahora mejor porqué Republicanos y Demócratas estadounidenses se distancia más entre sí , debido al COVID.  Ahora comprendo porqué Trump, a pesar de los errores cometidos en el manejo de la crisis, aún la sigue politizando, porque le mantiene  y suma  votos Republicanos

Según estudios de opinión pública,  si hoy fueran las elecciones presidenciales, Biden aventaja 14 puntos porcentuales a Trump, en el  voto directo. Pero esa delantera la han logrado los Demócratas,  de propina o de gratis. Pues ha sido mayormente a causa del mal manejo que  Trump ha hecho del COVID, desde diciembre pasado. Cuándo aun tenía  la agenda casi totalmente abierta para actuar en su  problemática,  causas, prevención  y consecuencias. Tenía a su favor el tiempo y ser el Ejecutivo de la nación más rica y  poderosa del mundo, con acceso a los talentos, fondos e institucionalidad indispensables. Su error ha sido más por omisión, que por acción, aun cuando también ha hecho declaraciones y acciones sobradas. Por el espíritu que reflejan  los resultados de este Informe, los  Republicanos  le justifican lo hecho, adaptándose a lo sucedido y expresándole  satisfacción,  al menos, hasta el presente. 

La pregunta, cuya respuesta está aún por verse, es cómo ese  rechazo y distanciamiento de los Demócratas y  la adaptación complaciente de los Republicanos, más lo que haga Trump de aquí en adelante con dl COVID,  incidirá sobretodo en el votante estadounidense independiente.

La presente investigación NO incluyó a los independientes en la población estudiada. Pero sabemos que el voto independiente decide el resultado de las elecciones presidenciales estadounidenses, especialmente en los “swing states” o “estados Indecisos, cambiantes u oscilantes”. Es decir, los que en una contienda ganan los Republicanos,   y en la anterior o posterior,  ganan los Demócratas, o viceversa. Por tener  una población muy dividida y cambiante políticamente.

Aunque siempre hay diferencias entre los analistas expertos, en las elecciones de este año hasta ahora  se consideran 11 “Estados de la Unión indecisos”: Nevada, Florida, Virginia, Colorado, Pennsylvania, Wisconsin, Carolina de Norte, Michigan, Iowa, Ohio y New Hampshire. Juntos suman 46 votos electorales más que  la mitad de los 270 votos electorales necesarios para ganar la presidencia.

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-51275698

https://share.america.gov/es/los-estados-indecisos-hacen-que-las-campanas-tengan-que-adivinar/

El sistema electoral estadounidense: complejo y arcaico - Diario El Heraldo

Consulta al lector: Si  quiere saber  más sobre este estudio del Centro Pew, por favor pinche, like,   expresando que le gusta el escrito. Ello comunicaría,  al menos al autor,  que  escribiera más las conductas en tiempo del COVID, desde la perspectiva político partidista, aun cuando el Informe  se limita  a  los dos partidos políticos  de los Estaos Unidos de América.

Más de Ricardo Puerta...


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

       


TerraProceso Digital 550x90