baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

El caso Odebrecht mata, encarcela y ensucia a dignatarios



El caso Odebrecht mata, encarcela y ensucia a dignatarios
Autor del artículo: Especial Proceso Digital

Tegucigalpa – El expresidente peruano Alan García se disparo en la cabeza. El disparo fue mortal. Planificó suicidarse agobiado por las acusaciones de corrupción que lo tenían con un pie en la cárcel. El solo es uno de más de una docena de gobernantes y exgobernantes latinoamericanos que han sucumbido ante el “apetecible” influjo de la corrupción.

-La gigante constructora brasileña Odebrecht pagó alrededor de 800 millones de dólares en sobornos en varios países para obtener contratos entre el 2001 y el 2016, según la investigación del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

-El magnate brasileño, Marcelo Odebrecht confesó haber sobornado a una buena parte de la elite política de América Latina.

El reciente suicidio del expresidente peruano Alán García y el encarcelamiento del también exmandatario de esa nación sudamericana Pedro Pablo Kuczynski Godard, han reavivado el sonado caso de sobornos conocido como Odebrecht, el que ha salpicado a gobernantes y exgobernantes latinoamericanos, así como el tema de la corrupción en general en la región.

Odebrecht ha alcanzado dimensiones inimaginables en toda Latinoamérica. Muchos gobernantes ya guardan prisión y otros enfrentan procesos formales.

En Perú, además de Alán García, otros exmandatarios han sido acusados de corrupción en el caso Odebrecht, una gigante del área de construcción brasileña, cuyos ejecutivos confesaron haber sobornado a altos funcionarios del continente con unos 800 millones de dólares.

Expresidente Alan García se dispara al ser detenido por orden de la Justicia.

Sobornos y coimas

La situación legal de García se complicó después de que se difundiera que la empresa Odebrecht, en el marco del acuerdo de colaboración que mantiene con la justicia peruana, revelara que Luis Nava, secretario presidencial, y su hijo José Antonio Nava, recibieron cuatro millones de dólares de la empresa para lograr el contrato de construcción de la Línea 1 del Metro de Lima.

Sobornos millonarios, coimas y favorecimientos políticos y económicos han sido expuestos en el denominado caso Odebrecht que se investiga en Perú, y en otros países latinoamericanos, y en el que se implica a los exmandatarios Ollanta Humala, Alejandro Toledo, Alan García y Pedro Pablo Kuczynski.

En diciembre pasado, la constructora Odebrecht firmó un acuerdo de cooperación por el cual accedió a pagar una multa al Estado peruano y a entregar testimonios que pueden comprometer todavía más a los cuatro expresidentes y a otros políticos y funcionarios peruanos.

Previamente la firma brasileña también llegó a un acuerdo con la Fiscalía de Estados Unidos, quien la había acusado de utilizar el sistema financiero norteamericano para realizar los pagos ilegales.

Dictan 36 meses de prisión preventiva contra expresidente peruano Kuczynski.

Caso Kuczynski

En el caso del exgobernante Pedro Pablo Kuczynski (2016 a 2018), éste presentó su renuncia antes de ser sometido a un voto de destitución en el Congreso, convirtiéndose en el político de más alto nivel en caer por el escándalo cuando aún ocupaba su cargo como jefe de Estado.

Dentro de las investigaciones se estableció que Odebrecht había pagado 4.8 millones de dólares a dos firmas de asesoría vinculadas a Kuczynski de 80 años.

Los pagos, según un documento que fue entregado al Congreso, eran por siete consultorías que la compañía realizó entre noviembre de 2004 y diciembre de 2007, algunos de ellos cuando PPK era funcionario del gobierno del expresidente Alejandro Toledo.

Otros exmandatarios

Por su parte, Alejandro Toledo (2001 a 2006)es buscado en su país luego de que el Ministerio Público emitiera una orden de aprehensión nacional e internacional por supuestamente haber recibido un soborno de 20 millones de dólares de la empresa brasileña de construcción.

Toledo se encuentra en Estados Unidos, donde se ha radicado y resiste los pedidos de extradición hecho por la justicia del país inca.

Mientras tanto, el exgobernante Ollanta Humala (2011 y 2016)y su esposa, Nadine Heredia, cumplieron detención preventiva y están en libertad provisional por los delitos de lavado de activos en detrimento del Estado y asociación ilícita para delinquir, relacionados con el mismo caso Odebrecht.

Tanto Humala como su mujer han negado cometer algún ilícito, pero se presentaron ante la justicia peruana tras conocer el fallo judicial.

Perú también mantiene en prisión al expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), aunque fuera del caso Odebrecht, por violación a los derechos humanos.

También se encuentra en prisión la hija de Fujimori y principal adversario política, Keiko Fujimori, que estuvo a punto de ganar la última elección presidencial, la cual perdió por décimas ante Kuczynski.

Fiscalía denuncia a Temer por obstrucción a la Justicia y asociación criminal.

Red de sobornos

Además de esos exmandatarios, otros presidentes y expresidentes de la región también se han visto implicados en el caso, que el Departamento de Estado de Estados Unidos calificó como "el mayor caso de sobornos extranjeros de la historia".La enorme red de sobornos de la compañía Odebrecht alcanzó al menos 10 países de América Latina

Según se ha establecido, aunque la lista es larga, cabe aclarar que, hoy, ninguno de ellos fue condenado formalmente en conexión con el escándalo.

El caso sacudió primero la escena política brasileña al más alto nivel, pues los exgobernantes Luiz Inacio Lula da Silva, Dilma Rousseff y Michel Temer se han visto implicados.

El carismático expresidente Lula da Silva, que mantiene su inocencia, fue condenado en otro caso similar a nueve años y medio de prisión por corrupción y lavado de dinero.

Las sospechas también rondan a Dilma Rousseff -separada de la presidencia por un proceso no vinculado al escándalo Odebrecht-, quien ya fue llamada a declarar como testigo en el caso, mientras que Michel Temer ha sido investigado por el caso Odebrecht ya que fue mencionado 43 veces en las "delaciones premiadas" de uno de los ejecutivos de la empresa constructora.

El expresidente Temer ya fue arrestado provisionalmente por la Policía Federal, pero tras pasar por el tribunal a cargo del caso un juez dictó que sea liberado provisionalmente.

Otto Bula, el excongresista capturado por el caso Odebrecht.

Caso Colombia

En Colombia, por su parte, fueron las declaraciones del exsenador Otto Bula -actualmente preso por haber recibido 4.6 millones de dólares en supuestos sobornos de Odebrecht- las que salpicaron la campaña de reelección del presidente Juan Manuel Santos en 2014.

La Fiscalía General de Colombia investigó si la campaña presidencial de Juan Manuel Santos recibió un millón de dólares de Odebrecht

Aunque el exsenador no entregó pruebas documentadas de la financiación, en marzo de este año el jefe de la campaña de Santos, Rodrigo Prieto, confirmó el aporte de la firma brasileña en 2010 para el pago de dos millones de afiches de promoción proselitista.Pero Prieto aclaró que el mandatario no tenía "conocimiento de estos ingresos".

En Colombia también, la propia Fiscalía informó que la firma brasileña sí había hecho aportes a la campaña presidencial de Santos y su rival en 2014, Óscar Iván Zuluaga.

El Consejo Nacional Electoral (CNE), de Colombia ya estaba investigando alegaciones de que Odebrecht también había contribuido de forma ilegal con la campaña de Zuluaga, situación que obligó al expresidente Álvaro Uribe a demandar una investigación interna en su partido Centro Democrático.

También en Panamá

El supuesto financiamiento ilegal de Odebrecht a campañas electorales también es objeto de interés en Panamá.

Las sospechas de apoyo a la campaña del expresidente Ricardo Martinelli, por ejemplo, ya habían sido destacadas por la embajadora de Estados Unidos, Barbara Stephenson, en un cable filtrado por WikiLeaks.

El expresidente de Panamá Ricardo Martinelli (2009-2014), encarcelando preventivamente en el marco de una causa por supuestas escuchas ilegales durante su mandato.

El gobierno panameño había emitido una orden de captura en contra del exmandatario por otros casos de corrupción y escuchas ilegales por lo que pidió la extradición desde Estados Unidos donde se encontraba, lo que se cumplió en junio de 2018.

Sin embargo, la Corte Suprema de Justicia de ese país también había admitido, en agosto de 2016, una solicitud de asistencia judicial por parte del gobierno de Suiza para determinar si el expresidente Ricardo Martinelli había recibido sobornos de la empresa brasileña.

Entre los 17 imputados identificados por la Fiscalía Especial Anticorrupción de Panamá figuran los hijos de Martinelli, Luis Enrique y Ricardo Alberto, así como su hermano Mario.

De hecho, en abril de 2017, un apartamento de la familia Martinelli en Miami había sido embargado por la Justicia estadounidense, en una medida relacionada con el caso Odebrecht.

El diario brasileño Estadao informó que uno de los delatores de Odebrecht identificó a uno de los hijos de Martinelli como el receptor de seis millones de los 59 millones de dólares pagados como sobornos en el país.Ninguna de las acusaciones, sin embargo, ha sido probada.

Martinelli no es, por lo demás, el único exmandatario panameño mencionado en el escándalo.La fiscalía de Panamá confirmó a principios de 2017 que también había solicitado información sobre las cuentas del expresidente Martín Torrijos para tratar de determinar posibles coimas de Odebrecht.

Y la lista de políticos panameños vinculados al escándalo no se agota con él, pues según medios locales la posible entrada de dinero de Odebrecht en la campaña del actual presidente panameño, Juan Carlos Varela, también fue investigada.

El presidente Varela admitió que su campaña para la Vicepresidencia el 2009, cuando iba en la boleta del entonces candidato presidencial y ganador de los comicios Ricardo Martinelli, recibió una donación de 700,000 dólares de la constructora brasileña, pero indicó que la misma fue registrada y reportada al ente electoral responsable.

Mauricio Funes también es objeto de investigaciones por cuenta de los servicios prestados por Santana.Joao Santana.

Bajo sospecha

La empresa Odebrecht parece haberse involucrado en numerosos procesos electorales de la región, a menudo por vía de las asesorías de "Duda" Mendonça y su colega Joao Santana.

En El Salvador, por ejemplo, el rol de la constructora en la campaña del expresidente Mauricio Funes también es objeto de investigaciones por cuenta de los servicios prestados por Santana.Joao Santana, el "creador de presidentes" de América Latina, salpicado por el escándalo en Petrobras

La Fiscalía salvadoreña dijo tener información que sugiere que Odebrecht financió ilegalmente al asesor brasileño con 1.5 millones de dólares.

Pero el exmandatario salvadoreño, quien es acusado por enriquecimiento ilícito y se encuentra exiliado en Nicaragua desde 2016, también desestimó los cargos.

Las acusaciones en contra de otros funcionarios también pueden terminar salpicando de manera indirecta a otros mandatarios latinoamericanos, como ha sucedido con el presidente argentino Mauricio Macri.

Las investigaciones en Argentina habían apuntado principalmente a importantes figuras de la era Kirchner, como el ex ministro de Planificación Julio De Vido y el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, que ya fueron arrestados por corrupción.

Pero el caso también ha salpicado al actual jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, amigo personal de Macri.

A Arribas se le acusó de haber recibido 750 mil de Odebrecht, lo que él siempre negó y la Cámara Federal de Casación Penal cerró la causa en contra de Arribas.

La exgerente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), Ricci Moncada, reafirmó que en su gestión se firmó el contrato con la empresa brasileña Odebrecht para la construcción del proyecto denominado Jicatuyo y Los Llanitos.

Caso abierto en Honduras

En el caso de Honduras, se conoce que emisarios de Odebrecht llegaron al país en el gobierno de Manuel Zelaya para negociar la construcción de las represas hidroeléctricas Los Llanitos y Jicatuyo en Santa Bárbara.

Sin embargo, Marcelo Odebrecht, el expresidente de la empresa, manifestó que desconoce si funcionarios hondureños fueron sobornados por sus emisarios, luego que fue interrogado el pasado 14 de diciembre de 2018 por dos fiscales, uno de la Fiscalía Especial para la Transparencia y Combate a la Corrupción Pública (Fetccop) y otro de la Misión de Apoyo contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH).

Las autoridades hondureñas han manifestado que las investigaciones de la Fiscalía se mantienen abiertas y ahora están centradas en corroborar una información netamente financiera.

En ese sentido, no se ha descartado que los tentáculos de la red de corrupción que Odebrecht que se expandió en más de 10 países también hayan alcanzado a Honduras.

Ecuador

El exvicepresidente ecuatoriano Jorge Glass se encuentra en prisión tras ser acusado por la Fiscalía de haber participado en la trama de corrupción de Odebrecht.

La empresa brasileña pagó 50 millones de dólares en coimas para poder ser beneficiado con la concesión de diversas obras públicas durante el mandato del exmandatario Rafael Correa (20017-2017).

La Fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) emitieron una orden de arresto contra el excandidato presidencial Manuel Baldizón, por su posible vinculación al caso Odebrecht.

Guatemala

Mientras en Guatemala, el excandidato presidencial Manuel Baldizón fue detenido en Estados Unidos, ha pedido de la Fiscalía de su país, acusadod e recibir 1.3 millones de dólares de la empresa brasileña.

Odebrecht aceptó que pagó 17.9 millones de dólares a diversos funcionarios guatemaltecos por haber recibido como anticipo 249.8 millones de dólares por la construcción de una carretera.

Incluso en la administración del encarcelado expresidente Otto Pérez, también se le otorgó la construcción de una carretera del sur, con financiamiento bancario internacional.

Venezuela

La constructora Odebrecht admitió que pagó 30 millones de dólares para financiar la campaña presidencial del 2013 de Nicolás Maduro, a cambio recibió varios obras públicas.

Pero la empresa admitió que en total pagó 173 millones de dólares a políticos oficialistas y opositores del 2006 al 2014 para financiar campañas electorales.

República Dominicana

En esta nación caribeña también la constructora brasileña confesó que pagó más de 90 millones de dólares entre 2003 y 2014 a cambio de recibir contratos públicos.

Especialmente la construcción de centrales energéticas fueron el punto de investigación de la Fiscalía dominicana.

El exmandatario Otto Pérez se encuentra en prisión a causa del llamado caso “La Línea”.

Otros casos

Pero no solo el caso Odebrecht ha llevado a la cárcel a exmandatarios latinoamericanos, sino otros casos conocidos de corrupción.

En Guatemala, el exmandatario Otto Pérez y su exvicepresidenta Roxana Baldetti se encuentran en prisión a causa del llamado caso “La Línea” que impulsó la ahora exfiscal Thelma Aldana y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

El mismo tándem mantiene acusaciones contra el actual mandatario Jimmy Morales por el financiamiento de la campaña electoral.

En El Salvador, la fiscalía de ese país acusó a los exmandatarios Francisco Flores, Antonio Saca y Mauricio Funes por malversación de recursos públicos.

Envían a prisión al expresidente Saca en El Salvador.

Saca fue condenado a 10 años de prisión por malversar más de 300 millones de dólares, pero fue obligado a devolver 260 millones de dólares.

En el caso de Funes, la Fiscalía también lo acusa de desviar más de 300 millones de dólares del presupuesto estatal, además de recibir dadivas por una empresa italiana por la construcción de una represa.

Funes, que llegó al poder por el izquierdista partido FMLN, se refugió en Nicaragua para evadir la acción judicial desde hace más de un año.

Francisco Flores también fue acusado por la Fiscalía por desviar fondos recibidos de Taiwán, pero falleció mientras se encontraba detenido en un hospital.

Nicaragua

En Nicaragua, el expresidente Arnoldo Alemán (1997-2002) también fue condenado a prisión por corrupción, fraude y lavado de activos, entre otros delitos.

Pero salió de prisión tras lograr un acuerdo político con el mandatario Daniel Ortega, ya que Alemán controlaba el Partido Liberal Constitucionalista.

El ex presidente costarricense y ex secretario general de la OEA, Miguel Ángel Rodríguez, pasará a la historia como el segundo ex mandatario de este país en ser juzgado por un caso de corrupción.

Costa Rica

Los costarricenses fueron los pioneros en encarcelar a sus exmandatarios acusados de corrupción.

El primero fue Miguel Ángel Rodríguez, que tras ganar la secretaría general de la Organización de Estados Americanos (OEA) el 2004, ejerció el cargo menos de dos meses, ya que regresó a su natal Costa Rica a enfrentar acusaciones de corrupción.

Fue inmediatamente esposado pro agentes policiales e introducido en la llamada “perrera” para luego llevarlo a la cárcel.

Un tribunal de primera instancia lo condenó a cinco años de prisión por recibir 819,000 dólares en coimas de una firma de telecomunicaciones de Francia, pero otro tribunal de alzada lo declaro inocente.

El también expresidente Rafael Ángel Calderón Fournier también fue acusado de peculado y condenado a tres años de prisión, que al final se extendieron a cinco por la condición de la pena, por un caso de la Caja Costarricense del Seguro Social.

Al igual que Rodríguez apeló y fue absuelto de la condena.

Panamá

Mientras Panamá ha visto como su expresdente Ricardo Martinelli se encuentra en prisión acusado de delitos de espionaje a sus opositores.´

Extraditado por Estados Unidos, la justicia panameña mantiene la acusación contra el exgobernante.

Vicepresidente de Uruguay renuncia, tras acusaciones de irregularidades

Uruguay

Por su lado Uruguay, considerado uno de los países menos corruptos de Latinoamérica, fue testigo de la renuncia de su vicepresidente Raúl Sendic acusado de uso inadecuado de la tarjeta corporativa de la empresa petrolera estatal Ancap.

El semanario Búsqueda publicó que el exvicepresidente utilizó la tarjeta para compras personales de ropa, joya y electrónicos.

Sendic es hijo de Raúl “Bebé” Sendic, fundador de la organización guerrillera Tupamaros.

Pago de sobornos de Odebrecht en América Latina:

▪Mientras que Odebrecht pagó $29 millones en Perú durante los gobiernos de centroderecha en ese país, la firma brasileña pagó $349 millones en sobornos en Brasil durante los gobiernos de Da Silva y Rousseff.

▪Odebrecht pagó $98 millones en sobornos en Venezuela entre el 2006 y el 2015, durante el régimen de Hugo Chávez y su sucesor Nicolás Maduro. Eso es más de tres veces lo que la empresa constructora pagó en sobornos en Perú.

▪ Odebrecht pagó $35 millones en sobornos en Argentina entre el 2007 y el 2014, durante el gobierno de Cristina Fernández.

▪ Odebrecht pagó $33.5 millones en sobornos a Ecuador entre el 2007 y el 2016, durante el gobierno del presidente Rafael Correa.

▪ La constructora brasileña pagó $11 millones en sobornos en Colombia y $10.5 millones en México, cuando los dos países fueron gobernados por presidentes defensores del libre mercado.

Fuente: Departamento de Justicia de EEUU


Valora este artículo
(1 Voto)

volver arriba

       



 BANNER encuesta BCH