baner por salud junio verde

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Leyes de Secretos y de Delación en prolongada espera



Leyes de Secretos y de Delación en prolongada espera
Autor del artículo: Especial Proceso Digital

Tegucigalpa. - Una propuesta de reforma a la Ley de Secretos y otra orientada a aprobar la Ley de Colaboración Eficaz, siguen en la antesala del Congreso Nacional, que, si bien ha turnado a dictamen ambos mecanismos, las comisiones parecen no tener prisa en dar su veredicto, pese a las presiones sociales y diplomáticas por dar a Honduras dos herramientas que contribuyan a la investigación y al desmantelamiento de grandes redes criminales y de corrupción.

La Ley de Secretos Oficiales es considerada una de las normativas lesivas al derecho a la información pública, la investigación de casos y un limitante más a la libertad de expresión. Desde su entrada en vigor, más de 21 organizaciones gubernamentales y descentralizadas han declarado secreta mucha información de interés público y su aplicación recae en el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad.

La misma indica que para efectos de la normativa se declaran secretos o clasificados los “asuntos, actos, contratos, documentos, informaciones, datos y objetos cuyo conocimiento por personas no autorizadas pueda dañar o poner en riesgo la seguridad y/o la defensa nacional”.

La ley clasifica la información en reservada, confidencial, secreta y ultrasecreta con períodos de 5, 10, 15 y 25 años. Ello ha desatado una serie de sospechas que ha llevado a fuertes cuestionamientos de expertos en temas de libertad de expresión, derecho a la información y defensa y seguridad, entre otros aspectos.

El gobierno ha enviado al Congreso dos propuestas de reforma a la Ley de Secretos, el primero en enero del año pasado, donde las modificaciones a la ley original eran mínimas, y fue engavetada en el Congreso. El segundo, fue enviado hace dos meses a la Cámara Legislativa, misma que la envió a comisión de dictamen, tras las presiones de la comunidad internacional.

Secreto documentosLa Ley de Secretos Oficiales no tiene aún un reglamento, pero ya más de 21 instituciones públicas la han invocado para negar acceso a la información pública

Uno de los cuestionamientos a la Ley de Secretos Oficiales es que en nombre de la seguridad nacional e interna todo puede entrar como reservado, confidencial, secreto y ultrasecreto en tanto no exista un límite que defina qué se entiende por seguridad nacional y por defensa nacional, según lo establecido por parámetros internacionales al respecto en materia doctrinaria.

Dentro de las instancias que se han quejado por la existencia de la Ley de Secretos destacan la Misión de Apoyo de lucha contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH), el mismo Ministerio Públicos, a través de sus diversas fiscalías, y el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) y la secretividad ha sido el mecanismo que más han encontrado al momento de efectuar investigaciones de rastreo a presuntos ilícitos,

Veloz carrera por clasificar

Aprobada hace cinco años, la Ley de Secretos Oficiales no tiene aún un reglamento, pero ya más de 21 instituciones públicas la han invocado para negar acceso a la información pública, especialmente las instituciones más renuentes a dar información en lo concerniente al manejo de los recursos públicos. La actual normativa limita la labor del Instituto de Acceso a la Información Pública al quitarle la potestad legal de ser el ente que define qué es clasificado como reservado y qué debe ser público.

Ley de Colaboración Eficaz, vía para cerrar rutas a la corrupción según la MACCIH

Otro proyecto que aguarda en el Parlamento hondureño, cuyas sesiones están suspendidas por receso de medio año y por la “insurrección legislativa” liderada por el partido Libre por negociaciones para elegir nuevos entes electorales, es el proyecto de Ley de Colaboración Eficaz que impulsa la MACCIH para contribuir a la lucha anticorrupción y que busca desmantelar grandes redes criminales y de corrupción.

Ya en la Cámara Legislativa se archivaron dos propuestas, referentes a esta normativa, hasta que nuevamente el Poder Ejecutivo envió un nuevo proyecto de ley que fue turnado a una comisión multipartidaria para dictamen.

El nuevo Código Penal que entrará en vigencia en noviembre próximo, ha concitado una serie de reacciones entre diversos sectores

Las dos herramientas estratégicas que serán insumos para el combate a la lucha anticorrupción y la impunidad siguen en la antesala dentro de la agenda de los legisladores, que, si bien han dado muestras de iniciar el debate, no terminan de acelerar su aprobación y de definir la prioridad de estas dentro de sus agendas de trabajo.

Atomizados también por la reciente aprobación de un nuevo Código Penal que entrará en vigor en noviembre próximo, y que es considerado el mayor blindaje a la corrupción y a la impunidad, los diputados parecen centrarse por ahora en los temas políticos, en especial en el reparto de cuotas en torno a la creación de los nuevos entes electorales, el Consejo Nacional Electoral y el Tribunal de Justicia Electoral.

La propuesta de la MACCIH, en un tercer intento por lograr que este proyecto de ley finalmente ingrese al Parlamento hondureño

Dos voceros y no hay ley

El vocero de la MACCIH, Luis Guimarães, quien deja el país a fines de junio al vencerse su contrato y no querer renovarlo, ha dicho que la Ley de Colaboración Eficaz si bien no va a erradicar la corrupción en el país, es una herramienta fundamental para poder llegar a desbaratar grandes redes de corrupción y que en Honduras la corrupción ha venido funcionando como una pista de aterrizaje sin control y al aire libre.

En tanto el CNA, la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), insisten en la importancia de la ley de Colaboración Eficaz porque en sus trabajos de investigación han detectado enormes redes de corrupción, en especial en el sector Salud, que, de contar con una herramienta legal de esta naturaleza, podrían llegar con mayor facilidad a identificar los cabecillas que mueven estas redes en la salud y en otras ramas que ha investigado estas instancias de sociedad civil.

La diplomática estadounidense
Chargé Heide Fulton
Por su parte, la encargada de negocios de la embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa, Heide Fulton, ha posteado varias veces en la red social de Twitter acerca de la importancia que Honduras cuente con una ley de colaboración eficaz, así como su respaldo a la lucha anticorrupción, la MACCIH y al Ministerio Público.

Pero los legisladores parecen tomarse su tiempo al respecto, dos voceros de la MACCIH habrán dejado el país sin que la Ley de Colaboración Eficaz se haya concretado. El Congreso Nacional enfrenta el desafío de aprobarla en medio de los cuestionamientos a que están siendo sometidos muchos de sus legisladores por presuntos ilícitos de corrupción. La prioridad, la definirán ellos en lo que resta del 2019.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba