POR SALUD MED TOTAL BPD2

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

La violencia marca profundas huellas en la cuarentena



La violencia marca profundas huellas en la cuarentena
Autor del artículo: Especial Proceso Digital

Tegucigalpa - El último informe del Observatorio de la Violencia de la UNAH revela que ni el COVID-19 ni su cuarentena, han limitado el accionar de la violencia en sus expresiones de homicidios y violencia contra las mujeres, última que se registra en 290 de los 298 municipios que tiene el país, poniendo así presión a las fuerzas del orden al enfrentarse a dos realidades paralelas: el toque de queda y el desafío del crimen común y organizado.

La última expresión de violencia se produjo con el asesinato múltiple de cuatro jóvenes en la colonia Villanueva, de la capital, dos mujeres y dos varones, cuyos cuerpos fueron dejados a la vista de los transeúntes en una loma que conecta al bulevar del anillo periférico, mientras el sábado 5, otras dos mujeres fueron asesinadas violentamente en dos colonias distintas de la capital.

Todos estos hechos se producen en medio de la puesta en marcha de un decreto de restricción de garantías constitucionales, orientadas a controlar la movilidad de las personas para evitar la expansión del contagio, pero en temas de seguridad ciudadana, la delincuencia común y organizada parece no dar tregua, y así lo deja ver el último informe del Observatorio de la Violencia del Instituto Universitario en Democracia, Paz y Seguridad (IUDPAS) de la UNAH.

Si bien entre las semanas del 1 y 21 del presente año se registraron 1,162 homicidios o muertes violentas (334 menos en comparación con el mismo período del año anterior), a causa de las medidas de restricción en el marco de la pandemia, las semanas 2, 3, 5, 6, 9 y 11, evidenciaron un repunte mayor que al mismo período del año pasado, destaca el informe del Observatorio de la Violencia.

443 homicidios en la pandemia

Las ciudades donde más se reportan este tipo de crímenes son el Distrito Central, San Pedro Sula, Choloma, Catacamas y Juticalpa

De esta forma, señala que desde la semana epidemiológica número 13, cuando entran las medidas de restricción por la emergencia sanitaria del coronavirus, han ocurrido 443 homicidios, en promedio siete víctimas diarias y nueve homicidios múltiples.

Así mientras, los modelos preventivos de las autoridades para hacer prevalecer que nadie circula durante los fines de semana como prevención a la expansión del contagio del Covid19, la delincuencia aprovechó para aumentar sus acciones y cometer sus crímenes, destaca entre sus hallazgos el informe del Observatorio de la violencia,

Y los fines de semana—cuando el toque de queda era absoluto, excepto para quienes están autorizados por ley—siguieron siendo las fechas donde más se cometieron los actos homicidas en la pandemia, y ningún día de la cuarentena, por ahora, ha cerrado con cero homicidios.

Los departamentos donde más se están presentando estos eventos son Cortés y Francisco Morazán—que concentran también el mayor número de contagios de coronavirus a nivel nacional--, seguidos de Atlántida, Comayagua y Olancho.

Dentro de estos departamentos, los municipios con mayores niveles de incidencia de homicidios fueron el Distrito Central, que concentra la capital hondureña, San Pedro Sula y Choloma, en la región norte del país.

Las mujeres, doblemente golpeadas

Otro hecho que destaca el informe universitario es el repunte de la violencia doméstica e intrafamiliar contra las mujeres, las otras víctimas silenciosas de la pandemia del COVID-19.

De los 298 municipios que tiene el país, 290 han reportado hechos de violencia contra la mujer, aparte de los asesinatos. Las denuncias registradas son por violencia doméstica e intrafamiliar, en donde “principalmente las mujeres sufren día a día atentados contra su integridad física, psicológica y patrimonial”, destaca el documento.

Dentro de los municipios que destacan también en la violencia contra las mujeres son el Distrito Central, San Pedro Sula, Choloma, El Progreso, Choluteca, La Ceiba, Villanueva y Comayagua, con más de 751 denuncias registradas en cada uno de ellos. Los otros municipios que siguen con las denuncias contra violencia doméstica e intrafamiliar son Olanchito y Danlí con 696 y 652 registros, respectivamente.

Según el Observatorio de la Violencia, las “medidas restrictivas impuestas por el gobierno para hacer frente a la actual crisis de salud, obliga a las mujeres a permanecer en sus hogares junto con sus agresores, esta situación ha conducido a un aumento de violencia doméstica e intrafamiliar en el país”.

El análisis del número de denuncias por semana epidemiológica muestra que, en las primeras 11, cuando aún no iniciaba el confinamiento, se registraron 18 mil 936 denuncias, que equivale a 1,731 registros semanales. De la semana 12 a la 18, cuando ya existían medidas restrictivas de movilización, se reportaron 12 mil 544, es decir, 1,792 semanales. Estas cifras, según el informe, demuestran que las denuncias semanales por violencia doméstica e intrafamiliar incrementaron después de implementar las medidas para reducir el impacto de la pandemia, en tal sentido, “quedarse en casa no significa estar protegida” para las mujeres, advierte el Observatorio de la Violencia.

A este tipo de violencia, se registra también los homicidios contra las mujeres al registrarse al 1 de junio, el asesinato de 113 féminas, siendo los departamentos de Cortés, Francisco Morazán y Yoro, los departamentos que registran el mayor número de casos. Así lo destaca el observatorio de violencias contra las mujeres que realiza el Centro de Derechos de Mujeres (CDM).

Según el CDM se han registrado de enero de 2020 al 1 de junio un total de 15 homicidios múltiples, es decir, crímenes con más de tres personas. Desde que inició el confinamiento social por la pandemia, el observatorio del CDM ha registrado 45 muertes violentas de mujeres, siendo los meses de febrero y mayo los meses que muestran el mayor repunte en los crímenes contra las mujeres. Las armas de fuego y las armas blancas son las que están siendo utilizadas para matar a las mujeres. De esta suerte, la pandemia del coronavirus no solo está arrancando vidas por contagio, también, bajo ese paraguas, se sigue asesinando a las mujeres.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

       


TerraProceso Digital 550x90