baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Realizan estudios para reducir vulnerabilidad en El Berrinche



Tegucigalpa - Ante la solicitud de cooperación que hiciera el Gobierno Central y la Alcaldía capitalina para realizar obras de prevención de desastres en tres zonas de la capital, una misión técnica de Japón realiza estudios para determinar el tipo de proyectos que deben ejecutarse para evitar deslizamientos de tierra en el cerro El Berrinche.
 

La labor de los técnicos japoneses consiste en la realización de los estudios que reduzcan la vulnerabilidad, la instalación de piezómetros e inclinómetros para monitorear los movimientos de tierra y la definición del área de riesgo en el sector de El Berrinche.

El embajador de Japón, Osamu Shiozaki, el vicealcalde de la capital, Renán Inestroza, regidores municipales y funcionarios de la Secretaría de Obras Públicas, Transporte y Vivienda (SOPTRAVI), presentaron el proyecto “Estudio de Diseño Básico para el Proyecto de Prevención contra Deslizamiento de Tierra en el área metropolitana de Tegucigalpa”, orientado a disminuir la vulnerabilidad en la zona de El Berrinche, barrio El Reparto y la quebrada El Bambú.

Los japoneses tienen instalada una maquinaria que realiza perforaciones de hasta 50 metros de profundidad en el cerro para monitorear el movimiento que puede tener la tierra una vez que empiece a llover.

Debido a la falta de recursos locales funcionarios del gobierno y de la municipalidad solicitaron fondos no reembolsables al gobierno japonés para desarrollar obras de prevención en estos tres sectores, que según un estudio de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), forman parte de las más vulnerables de la capital.

El costo de las obras de prevención en estos tres sitios asciende a unos 63 millones de dólares que la Alcaldía del Distrito Central no está en capacidad de financiar con recursos propios

Por esta razón las autoridades edilicias volvieron a llamar la atención de los funcionarios gubernamentales para desarrollar cuanto antes proyectos de prevención en las zonas vulnerables de la ciudad, pues la cooperación japonesa ha ofrecido su apoyo en esta materia hasta el 2011.

La urgencia de ejecutar obras preventivas se debe a que en tres años podría incrementarse el número de capitalinos que residen en zonas de alto riesgo, que ahora anda por el orden de los 300 mil pobladores.

Inestroza agradeció al gobierno japonés en nombre de la alcaldía y de más de un millón de habitantes de la capital, por la gran obra que están haciendo para evitar desgracias en las zonas de alto riesgo de la ciudad.

“Cerca de dos mil personas murieron en 1998 con la llegada del huracán Mitch, hoy por casualidad están llegando las lluvias aquí y debe de llamarnos la atención de cualquier emergencia que pudiese ocurrir; la municipalidad ha venido haciendo ensayos para poder salvar vidas”, explicó.

Durante el fenómeno natural que azotó el país hace más de nueve años, un deslizamiento de tierra soterró por completo la colonia Soto, que se ubicaba al pie del cerro El Berrinche, además formó un dique y el asolvamiento del río Choluteca, problema que aún persiste en el sector


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba