POR SALUD MED TOTAL BPD2

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Las competencias profesionales en la era digital



Por Gabriel EPor Gabriel E. Levy B.
Académico y consultor en Temas TIC

Posiblemente estemos presenciando uno de los momentos más vertiginosos en la historia de la humanidad, en donde la innovación se ha convertido en motor del cambio constante, en prácticamente todas las esferas sociales. 

Las nuevas TIC[1] emergen de forma abrupta desbordando tecnologías previas que ni siquiera alcanzamos a dimensionar.

Si bien todos estos constantes cambios nos facilitan la vida, también constituyen una permanente amenaza para las actividades profesionales y laborales que desempeñamos los humanos.

¿Cuáles son las competencias más amenazadas y las más apetecidas en el nuevo ecosistema digital?

Algunas profesiones han sobrevivido al paso de los años, otras se han modificado y un importante número ha desaparecido por cuenta de la evolución que ha sufrido la sociedad, la cultura y especialmente las tecnologías de la información y comunicación TIC.

Desde épocas del Imperio Romano, hasta principios del siglo XX, la profesión de “pregonero” era una de las más respetadas e imprescindibles, ya que se trataba de un sujeto que recorría pueblos y ciudades con una campana, llevando información de lo que ocurría en lugares distantes. Fue uno de los medios de comunicación más empleados durante varios siglos por la humanidad[2], sin embargo, la que parecía ser una profesión altamente demandada, perdió todo su valor en menos de dos décadas a principios del siglo XX, por cuenta de la radio y la prensa escrita, que remplazaron por completo en estos menesteres a los pregoneros y se convirtieron en la principal fuente de información[3].

La profesión de los “serenos” en Europa era muy estable y segura en siglo XIX, ya que se trataba de un funcionario encargado de encender los faroles en las vías públicas al caer la noche[4], sin embargo, la energía eléctrica acabó abruptamente con este noble oficio en muy corto tiempo.

Otras profesiones extintas son las de operadores telefónicos, mecanógrafos, lecheros, herreros, buscadores de sanguijuelas y operadores de telégrafo.

Pero de la misma forma en que muchas profesiones han desaparecido otras nuevas han también nacido por cuenta de los mismos factores, creando nuevas dinámicas y competencias sociales.

Las 10 competencias profesionales más demandadas en la actualidad:

Un informe publicado por el medio británico BBC[5], reveló a partir de las estadísticas de LinkedIn cuáles son las diez habilidades profesionales más demandadas por las empresas y captadores de talentos y recursos humanos en el momento actual, evidenciando las grandes transformaciones que están ocurriendo en el mercado laboral. La metodología se basó en analizar la demanda laboral, observando los perfiles de sus usuarios, estableciendo la frecuencia con la que se contrataba a personas según sus capacidades.

  1. Manejo de Blockchain

Por primera vez en la historia de la humanidad, la habilidad para gestionar, administrar y distribuir la tecnología de Blockchain, quedó en el primer lugar, como una de las competencias más apetecidas en el mercado laboral. Los sistemas de criptodivisas están basados en esta tecnología, que a su vez se considera uno de los pilares de la cuarta revolución industrial.

  1. Gestión de contenidos mediante computación en la nube

En el segundo lugar se ubicó la capacidad para el diseño, gestión y administración de información en la nube, especialmente las bases de datos.

  1. Razonamiento analítico de Datos y Big Data

La colosal cantidad de información que se produce en el mundo contemporáneo, demanda no solamente de complejos sistemas de almacenamiento, sino de personas que sepan analizar, administrar y gestionar esta información, ocupando esta competencia el tercer lugar en el escalafón.

  1. Diseño y gestión de Inteligencia Artificial IA

Sin duda esta será la década en que los algoritmos de Inteligencia Artificial se consoliden en todas las esferas sociales, económicas, políticas y culturales y para que esto ocurra el mercado dependerá de programadores y diseñadores capaces de dar forma a estos complejos códigos.

  1. Diseño basado en la experiencia de los usuarios en temas TIC

Cuando Steve Jobs planteó la necesidad de que los sistemas se debían desarrollar basados en la experiencia del usuario y no en los caprichos del diseñador, probablemente no sabía que años más tarde esta sería la base para la quinta competencia más requerida en el mercado laboral en el final de la segunda década del siglo XXI.

  1. Análisis comercial

Las habilidades comerciales siempre serán muy demandadas en una economía de mercado, sin embargo, todo pareciera indicar que esa capacidad no es suficiente sino está enmarcada en los mercados digitales.

  1. Marketing

Al igual que las habilidades comerciales, el Marketing se ha venido consolidando como una competencia indispensable en las economías capitalistas, especialmente el Marketing Digital.

  1. Ventas

De la misma forma que las dos anteriores, las ventas, una habilidad propia de la economía de mercados, siguen siendo muy demanda aún en el entorno digital, en donde nuevas herramientas facilitan y potencian las oportunidades de lograr resultados exitosos en este campo.

  1. Computación científica

La computación científica, es un área del conocimiento teórico que ha venido ganando mucho terreno en los últimos años y está relacionada con el estudio y construcción de modelos matemáticos y conceptuales, para abordar de forma compleja estudios científicos e investigaciones de alto nivel, ya sea en el campo de las ciencias exactas, pero también se puede aplicar en el de las ciencias sociales.

  1. Producción de video

La habilidad de crear buenas historias en video como una estrategia comunicativa para la industria del entretenimiento y para el mercadeo en general, se ha venido consolidando en los últimos años, hasta entrar por primera vez en el ranking de las 10 profesiones más demandadas globalmente.

Adicional a estas competencias el estudio identificó que la persuasión, colaboración, adaptabilidad e inteligencia emocional, como habilidades blandas deben estar presentes en el perfil profesional y son altamente valoradas por las empresas al momento de contratar el talento humano.

El futuro es incierto

Por ahora los campos de la ingeniería especialmente de sistemas, la gestión de datos y números, parecieran perfilarse como las competencias que más oportunidades ofrecen en el presente. No necesariamente esto seguirá siendo así en el futuro, pues muy seguramente y por cuenta de la Inteligencia Artificial, las cosas podrían cambiar de nuevo, remplazando a los humanos en algunas de estas tareas y muy seguramente nuevas competencias irán apareciendo en el mediano y largo plazo.

Saber cuáles competencias se requieren para enfrentar el futuro, ayudaría a muchos padres a enfocar sus esfuerzos desde la temprana edad, tal y como lo vienen haciendo muchos padres que trabajan en compañías de Silicon Valley, que aunque parezca increíble, han optado por apostar a formar las competencias humanísticas, creativas y las habilidades emocionales y de base cognitivas, por encima de las competencias de alta ingeniería y tecnológicas.

Tal y como lo analizamos anteriormente en nuestro artículo: “¿El mayor desafío de la conectividad es aprender a desconectarse?”[6] El trabajo de investigación de los periodistas, Gal Beckermany Edward Tenner, evidenció que la tercera parte de las escuelas Waldorf[7] de Estados Unidos están en California, y tres cuartas partes de sus alumnos son hijos de empleados de Google, Yahoo, Apple, eBay y HP, entre otras empresas de tecnología. La revelación hizo parte de profundo trabajo periodístico del New York Times, en donde los periodistas afirman que “La hipocresía prospera en la Escuela Waldorf en Silicon Valley”[8]pues la metodología pedagógica Waldorf tienen entre sus bases la menor dependencia posible de contenidos preestablecidos y prefieren usar el mínimo posible de tecnologías digitales en el aula.

En otras palabras, los hijos de los gigantes tecnológicos estudian bajo un sistema que privilegia el juego, la empatía y la creatividad, desechando la tecnología y las capacidades específicas que tanto les exigen a sus empleados de menor rango.

Lo anterior, llevó a Mercedes Mateos, líder de la división de educación del Banco Interamericano de Desarrollo ⎯BID⎯, a preguntarse si le estamos dando: “¿Maestros y libros a los ricos, robots y pantallas a los pobres?”[9].  Lo que se pone en evidencia, es como mientras la conectividad se ofrece en los países en vía de desarrollo, como la mejor solución para “disminuir las brechas” y “aumentar las competencias”, existe una marcada tendencia entre los más privilegiados de los países desarrollados por “racionalizar el uso de la tecnología entre los niños” e incluso adultos, buscando evidentemente desarrollar competencias socio humanísticas, basadas en la empatía y en las que los humanos pueden superar a la Inteligencia Artificial, ya que competir por el pensamiento matemático con las máquinas será casi imposible.

Todo lo anterior permite suponer que las áreas vinculadas al Marketing, ventas, comercio seguirán siendo muy demandadas en el futuro, ya que dependen de un alto componente subjetivo y humanístico, mientras todo el abanico de las áreas humanas se consolidará como una de las más apetecidas en el futuro.

No obstante, es importante comprender que aún falta tiempo para que la IA domine el mercado laboral, por lo que las competencias de ingeniería seguirán siendo demandadas por mucho tiempo, pues la Inteligencia Artificial[10] aún se encuentra en sus albores y pasará mucho tiempo antes de que remplacen a los humanos.

En conclusión, en el presente las competencias propias de la ingeniería como el procesamiento de datos y la gestión de algoritmos, son las profesiones más demandadas, pero no necesariamente serán las mismas en el futuro, en donde la demanda migrará hacia las competencias socio humanísticas, pues será muy difícil competir con las máquinas en la gestión de los números. Al tiempo que especializarse en ventas, mercadeo y comercio pareciera ser un lugar seguro tanto para el presente como para el futuro, claro está, siempre y cuando el modelo económico no cambie abruptamente.

Adicionalmente, tal y como lo identificó el análisis realizado por LinkedIn y publicado por la BBC, la persuasión, colaboración, adaptabilidad e inteligencia emocional, y en general las denominadas habilidades blandas, seguirán siendo muy valoradas por las empresas al momento de contratar el talento humano, tanto en el presente como en el futuro.

[1] Artículo de Wikipedia sobre TIC

[2] Artículo enciclopédico de WIKIPEDIA sobre el oficio del pregonero

[3] Artículo del Elgranporque, respecto de la desaparición del oficio de pregonero

[4] Artículo enciclopédico sobre el oficio del Sereno

[5] Artículo de la BBC sobre las 10 habilidades profesionales

[6] Artículo de Andinalink sobre los retos de la conectividad

[7] Artículo de Wikipedia sobre la Pedagogía Walford

[8] Artículo del New York Times

[9] Artículo de Mercedes Mateos del BID

[10] Artículo de Bbva opend mind sobre el futuro de la Inteligencia Artificial

Más de Gabriel E. Levy B.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba