baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Rentabilidad de nuevos partidos, resquebraja el fuerte del general



Romeo Vásquez asegura que pese a las adversidades, en los próximos comicios seguirá creciendo como partido. Romeo Vásquez asegura que pese a las adversidades, en los próximos comicios seguirá creciendo como partido.
Autor del artículo: Especial Proceso Digital

Tegucigalpa - El Partido Alianza Patriótica Hondureña (APH) que dirige el ex hombre fuerte de las Fuerzas Armadas, el general Romeo Vásquez Velásquez, empieza a fraccionarse y debilitar así su poder de incidencia, en especial en el Parlamento hondureño, donde las estrategias de reparto le han sido rentables, pero su bancada empieza a disminuirse ante la atracción que representa el tener su propio partido político.

La última deserción en Alianza Patriótica la protagonizaron la diputada Dunia Ortiz y su suplente German Tinoco, quienes formalizaron ante el general en retiro Romeo Vásquez, su decisión de renunciar de forma irrevocable a Alianza Patriótica para convertirse en diputados independientes que actuarán con autonomía en el hemiciclo.

Sin mayores explicaciones, los diputados que llegaron a ese puesto de elección popular por el partido del general, dieron la media vuelta, sumándose así a una decisión que también tomó en su momento el diputado Enrique Yllescas, quien anunció que iba a formar su partido político.

Alianza P3El diputado Enrique Medina Yllescas decidió abandonar las filas de la APH.La fiebre por formar nuevos partidos políticos o lanzar candidaturas presidenciales, y con ello obtener fondos producto de la deuda electoral, parece ser el nuevo nicho de atracción en la clase política hondureña, que tiene ya al menos nueve partidos políticos legalmente inscritos, pero en cola se encuentran otra docena en formación que aspiran a “incidir”, en especial en el Poder Legislativo, donde parece que la “democratización partidaria” tiene rasgos de efectividad.

Extraoficialmente se ha dicho que los diputados que renunciaron a Alianza Patriótica buscan también tener su propio instituto político y hacer así competencia al general desde las trincheras en las cuales los formó y capacitó.

Alianza P2En el reciente proceso de selección de cargos electorales, la APH logró poner a representantes en puestos de suplencia.Alianza Patriótica, de momento, se queda con dos diputados, entre ellos uno que ostenta una de las vicepresidencias en el Congreso, Dennis Castro Bobadilla. En términos de estrategia, el partido del general Vásquez Velásquez ha logrado, de entrada, obtener una vicepresidencia alterna en la tribuna legislativa, en tanto ha colocado dos de sus cuadros en los nuevos entes electorales recién electos y juramentados por el Congreso Nacional.

A mantener la clientela

El coordinador de Alianza Patriótica, Romeo Vásquez Velásquez, no dio importancia a la salida de dos de sus miembros y diputados, dijo que era mejor tener pocos y ser efectivos, que muchos y hacer bulto. Sin embrago, de cara al próximo proceso electoral, el partido APH enfrentará dificultades para atraer a un electorado cada vez más desencantado.

Los puestos obtenidos por Alianza Patriótica en los nuevos entes electorales le permitirán respirar en cuanto al empleo para sus activistas, pero a la vuelta de la esquina le esperan partidos en formación como el que propone Enrique Medina Yllescas, Marlon Escoto, Salvador Nasralla, Esdras Amado López, y ahora la diputada Dunia Ortiz, entre otros.

Alianza P4Dirigentes de la APH trabajan en algunos sectores del país para aumentar la membresía.A estos partidos se suman los nueve ya existentes, unos apostando a crecer, otros a mantenerse y los más a evitar desaparecer dentro del sistema político de partidos en Honduras. Todos ellos tendrán, se presume, nuevas reglas cuando se apruebe la nueva ley electoral y de las organizaciones políticas que regirá el nuevo Consejo Nacional Electoral.

De ser un país dominado por el bipartidismo político, Honduras es ahora un país multipartidista, donde si bien la hegemonía la tienen tres partidos -Libre, Nacional y Liberal- la tendencia parece ser a promover nuevos institutos políticos, por pequeños que sean, de cara al control de las mesas electorales al momento de las elecciones de 2021. Asimismo, la deuda política es otro atractivo para estos partidos, pues aunque saquen tres mil votos en los comicios generales, esos multiplican los panes a la hora del reparto.

Alianza Patriótica, el primer partido político liderado por un general en el retiro, se define como un partido de derecha que proclama entre sus principios amor a Dios, a la Patria y a la Familia. Pero esos principios no han podido retener a la mitad de sus diputados en el Parlamento, el partido del general se ve obligado a revisar sus estrategias para no quedar como uno más de maletín, de reparto de cuotas y chiquito como muchos que se hicieron llamar “bonsái”, y que quedaron ancianos con el paso de la democracia.

El espectro político apuntala hacia una especie de boom por crear nuevos partidos, no importa las propuestas, lo esencial es entrar al sistema de partidos políticos legalmente reconocidos para gozar de los beneficios que ese estatus ofrece. El primero en ser víctima de ese atractivo, es precisamente, el partido del general: Alianza Patriótica.


Valora este artículo
(1 Voto)

volver arriba