POR SALUD MED TOTAL BPD2

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Covid-19 cual trompeta del apocalipsis



PG NietoPor: Pedro Gómez Nieto
Asesor y Profesor CISI

En los hospitales de Italia, “país del primer mundo”, se quedaron sin respiradores para ventilar a los infectados. Igual está pasando en hospitales españoles. Cuando uno queda disponible el médico lo asigna al que tiene mayores probabilidades de recuperarse, los ancianos quedan descartados. Las autoridades de Italia y España minimizaron la gravedad de la pandemia hasta que les reventó en la cara. En España, el gobierno incluso alentó y se implicó en una manifestación celebrada en Madrid para defender los derechos de las mujeres. Hoy es la ciudad con el mayor número contagios. El presidente Emmanuel Macron, en un discurso solemne, ha declarado que Francia se encuentra en estado de guerra”.

En Honduras, políticos fracasados y sobalevas que han hecho de la critica al gobierno su “razón de vida”, liderando rebaños de ignorantes manipulados, interpretan la pandemia en clave política. Pero nos enfrentamos a un problema de Seguridad Nacional que solo puede resolverse en clave social, con el esfuerzo y compromiso de todos. Hay sectores, grupos, que pareciera se autoexcluyen de implicarse en esta guerra, que por ley dirigen nuestras autoridades, a las que debemos prestarle todo el apoyo posible. Los derechos individuales, sectoriales, gremiales, están supeditados indefectiblemente a los derechos de toda una sociedad, una nación, que está luchando por su supervivencia. Algunos ejemplos para reflexionar:

  1. Periodistas “anti-JOH” de una radioemisora afirmaron que: “Es mentira que en Honduras haya coronavirus”. “JOH utilizará el dinero de los prestamos millonarios para subvencionar la campaña electoral de su candidato”. ¡Guau!
  2. Autoridades del Colegio Médico consideran “abominable” la Ley Especial para combatir el Covid-19, porque “este gobierno carece de credibilidad”. Aberrante el sesgo político que muestran, torpedeando los esfuerzos del Ejecutivo para darle seguridad al pueblo, en lugar de ponerse a su disposición. El juramento hipocrático lo utilizan como papel higiénico.
  3. El prócer chavista dice que “a este gobierno no hay que hacerle caso”. “Ya les dije a mis seguidores lo que tenían que hacer para superar la crisis”. Confirmando que va por su cuenta. Tamaña irresponsabilidad nos recuerda al pastor evangélico Jim Jones, quien en 1978 protagonizó el mayor suicidio colectivo de la historia junto a 914 de sus seguidores que le hicieron caso.
  4. El prócer residente en Matrix, desde Facebook Lite emite sus mensajes al pueblo como “presidente electo con estudios de ingeniería y una maestría” (¿en pandemias?). Locutorea: “el gobierno exagera”; “se trata de una excusa para hacer compras de emergencia sin licitación y seguir robando”; “del coronavirus no se muere la gente pero del dengue sí”; “esto durará dos, tres semanas a lo sumo”. (Anonada la patología que presenta).

Profetas de la oscuridad debilitando el trabajo de las autoridades, en lugar de sumar esfuerzos en esta convulsión mundial. A los admiradores de Nayib Bukele les recuerdo su mensaje justificando sus drásticas decisiones contra la pandemia: “Cualquier medida que tomemos ahora parecerá exagerada, cualquier medida que tomemos después será insuficiente”. ¿Entendieron? Háganlo por Honduras, abandonen esa actitud irresponsable. Decía Einstein: "Dos cosas son infinitas: la estupidez humana y el universo; y no estoy seguro de lo segundo".

Apocalipsis significa “revelación”. Coloquialmente se entiende por el final violento de algo que llega acompañado de una gran tribulación. El apóstol Juan, en el libro del Apocalipsis, describe a cuatro jinetes sobre sendos caballos: poder, guerra, hambre, y muerte. La humanidad lleva conviviendo con ellos desde que fuera expulsada del Paraíso. El libro establece que siete ángeles harán sonar siete trompetas, produciéndose sucesivas calamidades sobre la Creación. El Covid-19 es el sonido de una de esas trompetas que se escucha claramente en toda la Tierra.

Cuando la tribulación termine nada volverá a ser igual. No saldrán adelante los más fuertes sino los que mejor sepan adaptarse. No hay país, sin importar su poder militar, económico y tecnológico; no hay grupo social, sin importar sus recursos ni poder adquisitivo; a salvo de quedar infectado, debilitado, incluso machacado por una “bioarma” que utiliza la globalización para expandirse y mutar. Se trata de un virus social. Las medidas de protección que tomemos, para ser efectivas, necesitan de las medidas de protección que tomen los demás. No es suficiente quedarse en casa si el que tiene que salir cuando regresa llega contaminado.

“Dichosos los que cumplan lo que está escrito, porque el momento decisivo está a las puertas”. -Apocalipsis 1,3-

Más de Pedro Gómez Nieto...


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba