POR SALUD MED TOTAL BPD2

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Polémica, malestar y respaldo causan reintegros en la Policía Nacional



Tegucigalpa - El reintegro de más de una media docena de altos oficiales en la Policía Nacional ha provocado suspicacias, polémica, malestar y respaldo en algunos sectores que vigilan de cerca el proceso de depuración en este cuerpo del orden público.
 

- Si no se consideran las investigaciones existentes y sólo se toma en cuenta el criterio del nuevo director policial, ‘‘sería un revés para la depuración policial’’, dijo la rectora Castellanos.

- ‘‘Hay que ver la depuración policial en un sentido más amplio’’, asegura el nuevo jefe del cuerpo del orden público.

Sin embargo, en las últimas horas el propio director general de la Policía hondureña, Ramón Antonio Sabillón Pineda, ha salido al paso de sus propias declaraciones e intentó aclarar que no se trató de reintegro de oficiales porque, según él, éstos no estaban en situación de disponibilidad, aunque sí aceptó que no tenían asignación alguna dentro de la institución.

Consultado sobre el número exacto de oficiales que fueron reintegrados a la institución, el general Sabillón Pineda expuso que se trata de siete altos agentes que no estaban en situación de disponibilidad.

‘‘Estos oficiales no estaban en disponibilidad, tampoco estaban suspendidos, si no que verbalmente los habían separado… se trataba de gente que simplemente no tenía funciones asignadas. Estos son hechos reparables para quien tomó esas decisiones, por eso estoy subsanando esos pequeños errores’’, explicó.

El jerarca policial refirió que hay más de un centenar de oficiales de la institución que él rectora en condición de disponibilidad y que con todos se seguirá el proceso administrativo que manda la ley.

‘‘Si la ley dice de que hay que reincorporarlos lo vamos a hacer, lo que sí hay que tomar es una determinación con respecto a ellos’’, respaldó.

En torno a la solicitud de la rectora Castellanos de seguir los mismos procedimientos aplicadas a dos juezas hondureñas para con elementos del cuerpo policial, Sabillón Pineda expresó que ‘‘yo siempre he dicho que quien tenga las pruebas fehacientes que las presente, si existen las pruebas contra oficiales hay que presentarlas y llevarlos a las instancias correspondientes’’.

El director de la Policía alejó los temores de un fracaso en el proceso de depuración que atraviesa ese cuerpo de seguridad. ‘‘Más bien tiene que ser más fuerte con una perspectiva mucho más integral. La depuración no sólo debe ser separar gente como un acto puntual, tenemos que establecer filtros adecuados para los que ingresan a la institución, continuar las pruebas de confianza y la medición de gestión por resultados’’, recalcó.

Castellanos: No hay transparencia
en el proceso de depuración

Sobre el reintegro de una medida docena de oficiales de la Policía que estaban en situación de disponibilidad, la rectora universitaria Julieta Castellanos lamentó que no exista información transparente.

Recordó que el proceso de depuración policial comienza con las pruebas de confianza que practica la DIECP, las que se completan con la investigación patrimonial, que a su criterio, nunca se llevaron a cabo.

‘‘A estos oficiales -se refiere a los que estaban en disponibilidad- los habían suspendido y notificado el 24 de octubre de 2012 y algunos de ellos fueron reintegrados el 22 de octubre de 2013, es decir dos días antes que se cumpliera el plazo para que quedaran definitivamente fuera de la Policía’’, argumentó Castellanos.

Acusó al ministro Arturo Corrales de interrumpir la condición de suspensión de los oficiales en el preciso momento que los reintegra a la institución. ‘‘No hay información sobre los criterios por los cuales fueron reintegrados’’, añadió.

Castellanos le confió a Proceso Digital que el secretario de Seguridad le informó que habían tenido que reintegrar a un oficial de la Policía porque era una orden de la Corte y que igual sucedería con los demás.

‘‘Aquí hay un juego de información que no está claro porque la DIECP dice que remitió al Tribunal Superior de Cuentas un determinado número de expedientes con pruebas contundentes, luego habló de 110 expedientes que envió al Ministerio Público con elementos suficientes para iniciar las investigaciones’’, aseveró.

Lamentó las declaraciones del nuevo director de la Policía, comisionado Sabillón Pineda, quien dijo que el Estado ha gastado recursos en formar a los oficiales en disponibilidad y que la institución los necesita. ‘‘La cosa es que si ellos han cometido ilícitos tienen que investigarlos y por lógica separarlos. Lo que reclamamos es el mismo trato que ahora les aplican a las juezas (que guardan prisión en Támara) para la Policía. Lo que no sabemos es que si es más fácil para ellos investigar a mujeres porque son menos peligrosas y tienen algunos temores de investigar a policías’’, cuestionó.

Insistió que el tema no ha sido tratado con transparencia y demandó que así como se publican los nombres de fiscales y jueces que son investigados por presuntas irregularidades, lo mismo debería suceder con los oficiales que han pasado en situación de disponibilidad.

Mientras, Aurora Pineda de la Asociación para una Sociedad más Justa, estimó que ‘‘es de lamentar que estas cosas se están dando, yo ya había denunciado que personas que eran suspendidas estaban siendo integradas a la Policía Militar. Esto quedó evidenciado, no solamente con lo que a nosotros se nos informa, si no también que no hay interés de las autoridades que haya depuración y que contemos con una Policía confiable’’.

Agregó que la población no confía en su Policía Nacional. ‘‘No sé con qué razones o argumentos los están reintegrando (oficiales), habría que investigar si las pruebas fallaron, es válido que el nuevo director de la Policía explique qué está pasando porque están reintegrando personal que había sido separado’’.

DIECP: Es competencia legal
del director de la Policía

En comunicación con Proceso Digital, el titular de la DIECP, Eduardo Villanueva, expresó que el director general de la Policía Nacional tiene la facultad para pedir que se declare en disponibilidad a cualquier miembro de la institución e igualmente tiene competencias para suspender la disponibilidad y asignarles nuevas funciones.

Explicó que es algo eminentemente legal que tiene que ver con facultades propias de la Dirección General de la Policía Nacional o del secretario de Seguridad.

El funcionario de la DIECP dijo desconocer el nombre de los oficiales que fueron reintegrados a funciones específicas dentro de la institución policial.

‘‘Debo decir que hemos evaluado a más de 800 oficiales de la Policía de las escalas 1, 2 y 3, que son los que tienen posiciones de mando en el cuerpo de seguridad’’, apuntó.

Recomendó analizar caso por caso para determinar la situación jurídica particular de los elementos policiales. ‘‘Las actuaciones del mando policial están sustentadas en esa facultad legal’’, agregó.

Villanueva detalló que ‘‘las situaciones de disponibilidad de algunos oficiales seguramente fueron solicitados por la gestión anterior (Juan Carlos ‘‘El Tigre’’ Bonilla), ahora el nuevo director los reactiva en funciones y posteriormente seguirá el curso de los eventos en relación a sus carreras dentro de la institución’’.

Recordó que en el año que está por concluir, la DIECP ha remitido 126 expedientes al Ministerio Público, algunos para que se radique la acción penal pública y otros para que la Fiscalía ordene o no el archivo administrativo de las investigaciones por no haber delito que perseguir.

Al ser consultado sobre la petición de la rectora Castellanos acerca que los oficiales de Policía investigados deben ser tratados con el mismo procedimiento por el que ahora atraviesan dos juezas que guardan prisión en Támara, Villanueva afirmó que ‘‘el caso de estas señoras juezas es distinto porque casi ha habido situaciones de flagrancia y eso facilita más los procedimientos jurídicos’’.

‘‘La Constitución de la República garantiza el estado de inocencia de las personas, lo que está en función de las declaraciones o pronunciamientos judiciales, es por eso que se mandan los expedientes al Ministerio Público para que sean ellos los que radiquen las acciones’’, finalizó.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba