baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Zelaya trata de seducir a diputados; resistencia anuncia acciones en las calles



Tegucigalpa - El próximo martes, 21 de enero, a media mañana, los 128 recién electos diputados hondureños determinarán la cabeza que les conducirá en el Legislativo y con ello marcarán el rumbo de la gobernabilidad en este país centroamericano.
 
Los parlamentarios estarán frente a una gama de escenarios, propios de la conformación de una Cámara inédita con 13 diputados del Partido Anti Corrupción (PAC), 37 diputados del izquierdista Partido Libertad y Refundación (Libre), 27 del tradicional y centenario Partido Liberal, 48 del oficialista Partido Nacional y uno para cada uno en los casos de los disminuidos partidos Unificación Democrática (UD), Innovación y Unidad (Pinu) y Democracia Cristiana (DC).

Así las fuerzas, se ha conocido en las últimas horas que las conversaciones entre liberales y nacionalistas avanzan por una ruta posible, que daría a los azules la presidencia del Congreso. Los liberales se inclinan hacia esta posibilidad, indican fuentes de ese instituto político, debido a que contemplan que una alianza con Libre acabaría por aniquilarlos o disminuirlos.

Libre surge de una incisión del Partido Liberal, producto del desvío esencial del ex presidente Manuel Zelaya, en su ruta por quedarse en el poder más allá de lo permitido por la ley, a través de una consulta que sería avalada mediante el mecanismo de la llamada cuarta urna, que acabó en una crisis política sin precedentes, que le dejó fuera del poder, a mediados del 2009.

Pero Zelaya, con décadas de participar en política y en diversos cargos de la burocracia, ha declarado este viernes que en la sesión del martes entrante, Libre, fuerza que el mismo lidera, propondrá a un liberal para presidir la cámara.

"Cuando vean que hay un liberal allí es donde se va aclarar el debate" advirtió a periodistas Zelaya, para luego agregar que esa realidad provocaría cambios en lo establecido previamente.

"Mel" Zelaya no ocultó que el fin de Libre es unir a la oposición, aunque no confesó los propósitos expresos, que según sus críticos van en ruta a generar la inestabilidad a la administración entrante de Juan Hernández.

Cuando los liberales vean que están cerca del poder del Congreso y se den cuenta de los escenarios de cara a las elecciones, entonces irán en la línea de Libre, apostó Zelaya quien no merma en su afán, pese a que los liberales y nacionalistas avanzan en su intento por lograr acuerdos.

"Los liberales saben que unirse con Libre sería sepultar a su partido y ellos le apuestan a la democracia y a fortalecerse, por eso razonarán sus acciones como demócratas", dijo Ricardo Álvarez, alcalde de Tegucigalpa y vicepresidente electo de Honduras.

Recordó que "el daño que los que ahora conforman Libre han hecho a Honduras y al Partido Liberal es incalculable, creo que aliarse con ellos es malo para cualquier hondureño que ame la paz, por ello, tampoco creo que sea posible que los diputados del PAC actúen sin tomar en cuenta la gente con quien se alían, ellos, individualmente son personas comprometidas y sus votantes jamás tomarían el camino de la anarquía" dijo el vicepresidente electo.

Manuel Zelaya habló por su esposa Xiomara Castro, ex candidata presidencial de Libre y también por Salvador Nasralla, ex presidenciable por el PAC, anunció que ambos políticos asistirán el martes próximo a la sesión del Congreso Nacional para asegurarse que los diputados de sus partidos voten en la línea predeterminada .

La alianza entre PAC y Libre marca una ruta inteligible, según sus adversarios políticos, el acuerdo entre Nasralla y Mel Zelaya proviene desde la campaña electoral de 2013.

De tal suerte que Zelaya sigue intentando atraer a la oposición, especialmente a los liberales y para ello, no descansa en sus intervenciones mediáticas y al par se alimenta de acciones como las anunciadas por grupos juveniles de la resistencia, quienes han iniciado una cadena de protestas frente a consorcios corporativos para oponerse contra lo que llaman la "oligarquía".

Igualmente, han anunciado que grupos de la resistencia se apostarán en la ruta que conducirá a las delegaciones internacionales que llegarán a la toma de posesión del presidente electo Hernández, a fin de que los invitados sean testigos de sus revueltas.

Así los escenarios, los 128 diputados tendrán el próximo martes 21 de enero, la responsabilidad de elegir la directiva que regirá el hemiciclo y que deberá responder a los intereses de Honduras y de sus ciudadanos.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba