baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

¿Protectores de los niños?



Tegucigalpa - Las amenazas contra los niños en Honduras no sólo vienen de criminales comunes u organizados; también presuntos protectores de los menores ponen en duda sus actuaciones y con ello dejan ver la vulnerabilidad en la seguridad de los infantes a su cargo.
 
Los niños hondureños -llámese así a los menores de 18 años- enfrentan varios flagelos que ponen en riesgo sus vidas, pero ahora hay que agregarle, que personas involucradas en defender sus derechos, han sido señaladas por la justicia debido a sus actuaciones.

Tal es el caso de José Guadalupe Ruela, director de la Organización No Gubernamental Casa Alianza, quien hace unas semanas atropelló a dos agentes de la Policía en aparente estado de ebriedad. Las autoridades señalaron a Ruela de cometer la infracción, pero éste se defendió acusando al cuerpo del orden de propinarles una golpiza, un hecho que no se corroboró en los videos que captaron el incidente. Desde entonces el Ministerio Público investiga lo sucedido sin resultados concretos.

Después de ese suceso, vinieron acusaciones y contraacusaciones de ambas partes, pero los hechos aún encierran muchas interrogantes. Ruela aceptó haber cometido la falta e incluso se hizo cargo de los gastos médicos de los elementos policiales.

Pese a ello, esta semana la Misión de Covenant House y Casa Alianza Honduras manifestaron su respaldo decidido a la gestión de José Guadalupe Ruelas como titular de la ONG. Reconocen que el gobierno ha prometido una veraz investigación de los hechos y se pronuncian vigilantes para llegar a la verdad de lo que sucedió esa noche.

Mientras este viernes se conoció de la captura realizada por la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) contra el director del centro de rehabilitación “Renaciendo”, acusado por el presunto delito de colusión en el grado de torturas y abusos contra menores recluidos en esa correccional.

El portavoz de la DNIC, Aníbal Baca, confirmó que la captura de Walter Joel Alonso de la Rocha (39), director del Centro Pedagógico Renaciendo, tuvo lugar en la aldea de Támara, Francisco Morazán.

Indicó que de acuerdo con lo estipulado en la orden emitida por la Fiscalía hondureña, a Alonso de la Rocha se le presume responsable de permitir torturas en contra de testigos protegidos.

Baca añadió que se están realizando investigaciones sobre el proceder del director de este centro de rehabilitación, debido a que “según denuncias, éste admitía que internos del Centro Renaciendo fueran objeto de maltrato y tortura por parte de otros menores recluidos”.

De forma inmediata, el Ihnfa procedió a nombrar a Danilo Turcios Cálix como sucesor de Alonso de la Rocha.

Un dato que vale la pena señalar es que a inicios de este mes de mayo, cinco jóvenes murieron durante un enfrentamiento armado en el centro de rehabilitación “El Carmen” de San Pedro Sula. Inexplicablemente los menores tenían armas y granadas, situación que permitió la matanza colectiva.

Ihnfa: Más control de ONG involucradas en temas de niñez

El titular del Instituto Hondureño de la Niñez y la Familia (Ihnfa), Felipe Morales, se refirió a la destitución del ex director del centro de rehabilitación Renaciendo, Walter Joel Alonso de la Rocha, y expresó que desde hacía tres meses habían comenzado las investigaciones acerca de su presunta colusión en torturas de menores recluidos.

Agregó que “tenemos que tener extremo cuidado y hacer los respectivos test sicológicos a las personas que se encargan de dirigir estos centros de rehabilitación”.

Remarcó que las personas que trabajan en asuntos de niñez deben ser objeto de procesos minuciosos de escogencia por parte del Estado hondureño. “Incluso con las ONG que operan en el país y que se encargan de trabajar con menores deben ser cuidadosamente examinadas”, añadió.

Aseveró que como Ihnfa es muy poco lo que pueden hacer en ese sentido; “supervisamos y controlamos a las ONG como instituciones, no tenemos participación en los nombramientos de los que trabajan en estas oficinas, pero deberíamos obligarlos a que hagamos algo similar a las pruebas de confianza porque se involucran en temas de niños que es algo sumamente delicado”, afirmó.

Sin institucionalidad para atender a la niñez

Para el representante del Grupo de Sociedad Civil (GSC), Omar Rivera, la poca institucionalidad del Estado hace que lleguen personas no indicadas a dirigir establecimientos que velan por los derechos de los menores.

“Lo que demuestra toda esta situación es que la institucionalidad que atiende a la niñez, en el caso del Ihnfa está colapsado, la Policía no tiene una unidad especializada de reinserción de menores, la Fiscalía de la Niñez dispone de pocos recursos para atender los casos de infracción de menores y en el país apenas hay 10 juzgados de la niñez”, explicó.

Rivera reiteró que no existe una institucionalidad que atienda la problemática de la niñez.

En otro apartado, Rivera dijo que en Honduras no se sabe quién está matando a los niños y jóvenes; “para el caso la tasa de no investigación en Comayagua anda en un 91 por ciento, es decir que sólo se averigua el 9 por ciento”.

“Se habla mucho que las muertes de menores vienen desde el Estado, también hay otras teorías que acusan al narcotráfico, pero uno no sabe que creer porque simple y llanamente en el país no existe investigación”, lamentó.

Finalmente, recordó que en el gobierno de Ricardo Maduro (2002-2006), se creó la Unidad de Investigación de Muerte de Menores; “ese cuerpo fue desarticulado y hoy no funciona. Una de las razones porque las que continúan los crímenes contra niños es precisamente por eso. Para el caso la Fiscalía de la Niñez que dirige Nora Urbina trabaja con las uñas, hay muy poco voluntad del Estado hondureña darle la importancia a este tema sensible”, finalizó.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba