baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Jefe de las FFAA admite que sin radar, Honduras “anda dando tumbos de arriba para abajo”



Tegucigalpa - El jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Honduras, general René Osorio Canales, reveló hoy que al no contar con su propio radar, Honduras prácticamente está ciega y anda dando tumbos de arriba para abajo.
 

El jefe castrense también anunció que esta semana se celebrará una reunión entre los comandantes de las fuerzas navales de Honduras y Nicaragua a fin de limar asperezas y garantizar la seguridad de los pescadores en las aguas del Golfo de Fonseca.

“Es una reunión de trabajo programada para esta semana y que posiblemente se celebre en Nicaragua en la que aparte de los presidentes de los dos países, también estarán los jefes de las fuerzas navales a fin de limar asperezas en la zona del golfo y exista seguridad para los pescadores”, indicó.

Reiteró que el problema que se ha suscitado en el golfo es que los pescadores faenan en aguas internacionales y son capturados por las autoridades de cada país.

Osorio indicó que ha girado instrucciones al comandante de la Fuerza Naval de Honduras, contralmirante Rigoberto Espinal para que se reúna con su par nicaragüense, contraalmirante Marvin Elías Corrales Rodríguez, en Potosí en el vecino país y luego en Honduras, para limar asperezas y se brinde seguridad a los pescadores.

Por otro lado, indicó que se gestiona la adquisición de un nuevo radar para la interdicción de aeronaves para lo cual se han hecho cotizaciones en países donde se fabrican esos aparatos porque con el que cuenta el país ya dio la vida útil pues data desde hace 40 años.

Pormenorizó que el radar con que se contaba, fue adquirido en la década de los setenta, en la época de la guerra fría y su vida útil ya termino por lo que se hacen las gestiones con países amigos para “obtener nuestro propio radar y no estar esperanzados a apoyos de otros países cooperantes”.

Detalló que ese radar cubría 360 grados, así como algunos departamentos del Atlántico y parte del mar Caribe y sectores de Nicaragua, El Salvador y Guatemala. Se encuentra ubicado en las instalaciones de la base aérea Hernán Acosta Mejía en Tegucigalpa y cuenta con una repetidora en el cerro de Hula.

Explicó que actualmente se hace acopio de un radar manejado por Estados Unidos y Colombia para cubrir las operaciones de detección de aeronaves y cuya información primero es enviada a una base en Cayo West en la Florida a fin de emitir la alerta y seguimiento a los operadores que se encargan de interceptar los aviones que transportan sustancias ilícitas y que ingresan al espacio aéreo hondureño o embarcaciones que navegan en alta mar.

Osorio admitió que al no contar con un radar propio, Honduras “imagínese que usted y yo quedemos ciegos, eso significa, andamos dando tumbos, no sabemos lo que pasa arriba ni abajo, andamos a la mano de Dios; el país está ciego porque no tiene un radar para detectar aeronaves ilícitas ni un radar para detectar embarcaciones que entran a los espacios marítimos y lo hacemos a través de los apoyos que tenemos de parte de los países cooperantes”.

En ese sentido, reiteró que se negocia la adquisición del aparato de detección con financiamiento a largo plazo e intereses bajos.

Explicó que el informe sobre los vuelos comerciales que tienen su plan de vuelo, es entregado a la Fuerza Aérea Hondureña, pero cuando un vuelo aparece en el radar después de las 6:00 de la tarde que no está registrado, empieza el área de inteligencia a trabajar y se le da seguimiento, se mueven las aeronaves hondureñas, se interceptan, se les hacen los requerimientos de rutina como preguntarles qué anda haciendo y si planea aterrizar en algún lugar.

Indicó que la Fuerza Aérea Hondureña (FAH) recibirá cinco millones de dólares por parte del comité técnico del fideicomiso de la Tasa de Seguridad que serán invertidos en la compra de repuestos para levantar la flota de helicópteros, que incluyen dos nuevos Bell 412 y un 500 para completar una unidad de cinco aeronaves, cuatro Bell 412 y un 500 que es de menor capacidad.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba