baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

EEUU fortalece centros de operaciones antidrogas en Guanaja, Puerto Castilla y Caratasca



Miami, Florida (EEUU) - En Honduras, las instalaciones militares y la presencia de Estados Unidos amparada en la lucha interagencia antinarcóticos se fortalece en términos de infraestructura y acciones coordinadas.
 
- Guanaja tendrá en dos meses un muelle y un centro especial de operaciones.

- Otra unidad en Puerto Castilla se une a la lucha anticrimen.

- En Caratasca, uno de los puntos donde se conjuga gran parte del tráfico de cocaína, también se implementan instalaciones de combate al crimen.

En ese orden, Estados Unidos apoya la infraestructura que dará vida, en poco tiempo, a una base de operaciones en Caratasca, en la selvática zona de La Mosquitia, dotada de lanchas rápidas, equipo de comunicación y logística para el combate del crimen. Otras unidades de operaciones se fortalecen en Puerto Castilla, en el Caribe de este país centroamericano, mientras que un tercer punto es construido en Guanaja, en las paradisiacas Islas de la Bahía.

Como la mayor parte de la narcoactividad que, se inicia en América del Sur y recorre la ruta de Centro hasta llegar a Norteamérica, envía droga transportada básicamente por los litorales y solo un 20 por ciento por aire, en la magnífica bahía de Puerto Castilla, en Colón, la construcción de una rampa nueva para botes es fundamental, justifican sus impulsores estadounidenses. La obra es un hecho. Allí se dispondrá también de equipo especial para reparar botes y naves marítimas.

Mientras que en la insular Guanaja, Islas de la Bahía, un centro operacional para fuerzas especiales, dotado de lanchas rápidas se incorpora como herramienta de primer orden en la lucha antidrogas, aluden los especialistas de la unidad J3 de apoyo a operaciones anticrimen del CS de los EEUU.

En Guanaja se trabaja en la construcción de un muelle que vendrá a fortalecer la lucha antidrogas dicen los expertos quienes, además, indican que proveerán a esas unidades de lanchas, chalecos, radares, equipo de comunicación y herramientas diversas que faciliten el accionar de la autoridad pero, aclararon, no abastecerán de armas letales.

El muelle ya fue adjudicado en su construcción y en un par de meses la obra será una realidad, se informó.

La unidad de operaciones y el muelle de Guanaja tienen un costo en su infraestructura de 1,5 millones de dólares.

Las explicaciones fueron ofrecidas por un alto miembro de operaciones de la Unidad J3, Mathew Spencer, involucrado directo en la lucha antidrogas en la región.

Puerto Castilla también ha sido incorporado, donde las operaciones se mantendrán con potencia dado a que la Operación Martillo parece ser infinita, en cuanto a su temporalidad.

Y es que mientras el coronel Greg Julián, jefe de Asuntos Públicos del Comando Sur, junto al teniente coronel Jaime Coyaso rememoraban las realidades y debilidades de los países afectados por el narco y aludían la corrupción, la impunidad, la pobreza, la debilidad de los gobiernos y lo que calificaban como "fronteras porosas", Mathew Spencer, sentado en la misma rueda de conversaciones, escuchaba con los ojos cerrados, como para interiorizar las ideas.

Para este funcionario del J3 lo vital de fortalecer la infraestructura, equipamiento y el personal en Caratasca, Puerto Castilla y Guanaja no es más que un paso significativo.



El radar ambulante

Spencer confirmó que EEUU tiene habilitado en la región y básicamente en Honduras, un radar desplegable que muchas veces es trasladado al Caribe o a otros países de la región.

A juicio de los especialistas del Comando Sur, Honduras puede operar en el combate antidrogas con el equipo que ya tiene asignado, una teoría que no comparte el jefe de las Fuerzas Armadas de este país centroamericano, René Osorio, quien en abril de este año dijo que al no contar con su propio radar, Honduras prácticamente está ciega y anda dando tumbos de arriba para abajo.

Los nuevos centros de operaciones dotados de amplia infraestructura, se suma la base de Palmerola, donde al menos 600 elementos estadounidenses gravitan entre acciones humanitarias y operaciones anticrimen y de seguridad.




Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba