Logo
Imprimir esta página

“Déjennos trabajar”, pide presidente del Cohep a protestantes



Foto tomada de 30/30 Foto tomada de 30/30
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa – El presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Juan Carlos Sikaffy, pidió este domingo “déjennos trabajar, no le roben al pueblo hondureño”, de cara a las anunciadas protestas para esta semana de sectores políticos, señalando que las pérdidas acumuladas hasta la fecha superan los 10 mil millones de lempiras.

-Detalló que las manifestaciones han dejado pérdidas por 10 mil millones de lempiras.

-Indicó que el país ya no aguanta más y la incertidumbre es enorme.

Sikaffy dijo que el país y la empresa privada “no podemos seguir en esta incertidumbre” que afectan especialmente al empresario más pequeño, así como a la población en general.

Indicó que las protestas desatadas en las últimas semanas le han costado al país más de 10 mil millones de lempiras. El titular del Cohep explicó que se llevan 51 días de protestas y cada día generan pérdidas de 200 millones de lempiras. Eso equivale a más de un 1 por ciento del producto interno bruto (PIB).

“El hondureño esta hastiado, ya no aguantamos más” con esta situación de protestas, tomas y saqueos, indicó el dirigente

Indicó que el decrecimiento que registra la economía se traduce en menos empleos, menos salud.

Dijo que el país no está para estar “celebrando los saqueos”, es dañino para la economía.

Interrogado que pediría al expresidente Manuel Zelaya, que ha anunciado para esta semana insurrecciones por los 10 años de la crisis política que lo saco del poder el 28 de junio del 2009, indicó que no haya bloqueos, ya que al tomarse una carretera afecta a la población más pobre, al pequeño empresario.

Sikaffy fue enfático que en el país “hay una franca recesión en la economía”, la cual es provocada por la crisis política que vive el país y la caída de los precios en los mercados internacionales de las materias primas que se exportan.

No reelección y no constituyente

El presidente del Cohep dijo que rechaza la reelección y lo que fue malo el 2009, también fue malo el 2017 (en relación a la crisis que sacó del poder al expresidente Zelaya, así como la reelección del actual mandatario), indicando que el pueblo hondureño quiere ver caras nuevas cada cuatro años y con ello mantener la esperanza que habrá un nuevo gobierno.

Pero también señaló que rechaza una convocatoria a una asamblea constituyente, advirtiendo que si hay una no sabemos en que terminaría, y de haberla todos los planes de inversión se van a suspender.

Recordó que la inversión es miedosa y se iría a Guatemala, El Salvador o Nicaragua. Dijo que el país tiene 10 años de incertidumbre y crisis.

El dirigente empresarial intervino en el programa 30/30 de TSI que dirige Edgardo Melgar, perteneciente a la Corporación Televicentro.


Valora este artículo
(1 Voto)

Diseñado para © Proceso Digital. Derechos reservados.