Bienes incautados pasan al Ejecutivo