El arrozazo, otro escándalo que estremece a Honduras