porsalud 2018 5

boton19

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Esperando Impaciente a “Irma”



Largas filas esta noche en Miami para abastecerse de combustible. Largas filas esta noche en Miami para abastecerse de combustible.
Autor del artículo: Especial para Proceso Digital /Por Alberto García Marrder

Miami, (EEUU) -  Tiene nombre de mujer, pero lo que nos va a llegar este fin de semana al sur de la Florida es un huracán monstruo, el más fuerte que jamás se haya registrado en el Atlántico.

“Irma”, que es el nombre dado a este fenómeno por el Centro Nacional de Huracanes, comenzó su trayectoria devastadora por los Cayos de la Florida después de haber causado enormes daños en Puerto Rico, Haití y Cuba y República Dominicana, este último país, desde el que escribí para Proceso Digital, una serie de crónicas sobre el caudillo Rafael Leónidas Trujillo, cuya publicación inició este miércoles.

Ya en Miami, una ciudad acostumbrada a los huracanes, que suelen comenzar en costas africanas y recorrer todo el Caribe antes de llegar aquí, pero este es diferente.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH), con sede en Miami, ha enviado sus aviones “cazas-huracanes”, los Lockheed WP-3D Orion, que han volado cerca del ojo de “Irma” y sus informes son aterradores: “Es un monstro”.

“Irma”, de categoría 5, la máxima, ha recorrido el Caribe con vientos superiores a 300 kilómetros por hora y un diámetro de 190 kilómetros. Y va a entrar al sur de Florida, donde no hay montañas, casi con la misma fuerza.

Las trayectorias que estima el CNH son de las de un giro hacia el norte, lo que podría pronosticar que podría atravesar la península de Florida de sur al norte, una auténtica catástrofe para este estado.

El presidente norteamericano, Donald Trump, ya ha declarado a Florida como Estado de Emergencia, atendiendo la petición del gobernador, Rick Scott, y la Guardia Nacional ha sido activada.

Como primera medida, se ha declarado la evacuación obligatoria de los Cayos de la Florida, esas 42 pequeñas islas que terminan en Key West y que solo tiene comunicación con tierra firme con una estrecha carretera de una sola vía de ida y regreso.

En Miami, continúan desde el martes, los supermercados sin existencia de agua embotellada ni de bombonas de gas y en las gasolineras hay grandes colas ante el temor de que pronto se pueda acabar también.

A pesar de que las autoridades locales y estatales han advertido que no se abuse con los precios, se ven a individuos descarados en sus camionetas ofreciendo botellones de agua a precios indignantes, tal como se vio en Houston tras el huracán Harvey.

También se ven a otros ofreciendo generadores de electricidad a precios desorbitantes aprovechándose que en los locales de su venta habitual de la ciudad ya se han terminado.

Las autoridades locales del condado Miami-Dade, que aglutina a varias ciudades incluyendo a Miami, tratan de tranquilizar el pánico de los ciudadanos y asegurarles que están tomadas todas las medidas, así como refugios para los necesitados.

Carlos Giménez, alcalde de Miami-Dade, ya ha pedido a los turistas, especialmente lo que estén en Miami Beach que suspendan sus vacaciones y regresen a sus países de origen.

Los canales de agua, que abundan por la parte oeste de la ciudad, se están vaciando deliberadamente en previsión de que “Irma” pueda ocasionar casi un metro de lluvia. Pero será inevitable las inundaciones de barrios que están casi al nivel del mar como Coconut Grove, Key Biscayne y Miami Beach.

También la comunidad Hondureña en La Florida está atenta ante amenaza de poderoso “Irma” y ha empezado a tomar precauciones para resistir los potenciales embates de “Irma”.

Uno que ya se considera un veterano de huracanes en Miami está tratando de no dejarse influir por el pánico de los vecinos, sin olvidar que el “Wilma” le llevó el techo de la casa en 2005.

Y en el año 1992, durante un viaje a Miami invitado para participar en un programa de Univision (“El Show de Cristina”) como supuesto experto en la realeza británica, tuve la suerte de escapar, junto a mi esposa, del poderoso huracán “Andrew” en el último avión que salió del aeropuerto antes de ser cerrado.

Y como periodista, cubrí en 1974 el huracán “Fifí” que azotó a Honduras, dejando más de 5,000 muertos.


Valora este artículo
(4 votos)

volver arriba

    


CEDAC Baner PRONTO