Logo
Imprimir esta página

El periplo y adaptación de la patata europea EFEMadrid25 jun. 2019



El periplo y adaptación de la patata europea EFEMadrid25 jun. 2019
Autor del artículo: EFE

Durante años, los científicos han secuenciado los genomas de patatas sudamericanas y europeas de los años 1660-1896 y poco a poco se ha ido desvelando su origen y evolución. Ahora, un nuevo trabajo ha constatado que las variedades europeas se adaptaron a los días más fríos y cortos del continente.

Las primeras patatas o papas (Solanum tuberosum L.) que se introdujeron en Europa y que ahora se cultivan en todo el mundo, estaban estrechamente relacionadas con las variedades andinas ecuatoriales, que posteriormente se cruzaron específicamente con las variedades chilenas de tierras bajas.

Su expansión se ha debido en gran medida a la capacidad de adaptación al cultivo en regiones con diferentes condiciones de latitud y temperatura, recuerda en una nota de prensa el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que participa en esta investigación.

La formación de tubérculos es un proceso muy regulado y, mientras que las variedades peruanas son capaces de formarlos a lo largo de todo el año, las variedades europeas se han adaptado a producirlos solo en una determinada época, cuando las condiciones de luz y temperatura son óptimas antes de que las temperaturas bajen (y el tubérculo se congele en el suelo).

Cuándo y cómo fue esta adaptación

Cómo y cuándo se ha producido esta adaptación es lo que se pretende responder en un artículo que publica la revista Nature Ecology & Evolution, liderado por Hernán Burbano, del Max Planck Institute for Developmental Biology de Alemania.

Así, el trabajo ha analizado la evolución y adaptación de las variedades de patata europeas comparando los genes implicados en la formación de tubérculos de muestras europeas y sudamericanas actuales.

Los investigadores han estudiado si una mutación natural en el gen CDF1, que permite la formación de tubérculos en regiones donde los días en verano son más largos que en regiones cercanas al Ecuador, ocurrió en Europa o proviene de las variedades importadas de Chile en la segunda mitad del siglo XIX, explica Salomé Prat, del Centro Nacional de Biotecnología.

Según este trabajo, esta mutación se originó de forma independiente en Europa, aunque coincide en el tiempo con la reintroducción de variedades chilenas y su cruce con plantas silvestres.

La patata de Darwin

Los autores concluyen que el cruce de múltiples variedades de patatas sudamericanas en Europa, junto con el cruce posterior con especies silvestres ha contribuido a la actual variedad de patatas europeas.

Este análisis se ha hecho gracias a las colecciones conservadas en los herbarios y algunos de los especímenes analizados fueron recolectados en las expediciones españolas de los siglos XVIII y XIX en América y también por Charles Darwin en el viaje del Beagle.

Se han secuenciado 88 muestras que incluyen 29 especímenes de herbarios históricos (3 muestras chilenas y 26 muestras europeas, algunas cultivadas en jardines botánicos).

También, 43 patatas que constituyen una muestra de la diversidad de las razas andinas contemporáneas, así como 16 cultivares europeos modernos. EFE


Valora este artículo
(0 votos)

Diseñado para © Proceso Digital. Derechos reservados.