porsalud 2018 5

boton19

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

“Volver a mi país es firmar la sentencia de muerte”: periodista nicaragüense en Honduras



El entrevistado nicaragüense agradeció a Honduras por las atenciones recibidas. El entrevistado nicaragüense agradeció a Honduras por las atenciones recibidas.
Autor del artículo: Proceso Digital/Jorge Sierra

Tegucigalpa - “Volver a mi país ahora mismo es firmar la sentencia de muerte”, fueron las primeras palabras de un periodista nicaragüense que se encuentra en Honduras desde el pasado 8 de agosto, luego de huir -porque según su relato- las fuerzas del gobierno de Daniel Ortega lo buscan para matarlo.

- Varios grupos de nicaragüenses están en Tegucigalpa huyendo de la violencia generada por la crisis política en su país. Unos más están por llegar y otros están desplegados en otras ciudades hondureñas.

- Según el Conadeh, existen unos 20 procesos de asilo para quedarse en Honduras y siete para seguir hacia otros países.

- En Nicaragua lo que existió fue un golpe fallido, dijo el embajador en Honduras.

En conversación con Proceso Digital, el nicaragüense detalló la angustia que vive desde hace un mes porque no sabe cuál será la suerte que correrán sus familiares, amigos y miles de compatriotas que ahora mismo se enfrentan a lo que llamó “el régimen de Ortega”.

Miguel -así le llamaremos en este relato para proteger su identidad- forma parte de un nutrido grupo de jóvenes nicaragüenses que están alojados en la clandestinidad en la ciudad de Tegucigalpa, capital de Honduras.

“Estamos viviendo momentos difíciles con un grupo de compatriotas que desde hace unas semanas llegamos furtivamente huyendo de la patria que nos vio nacer. Es doloroso, pero es lo que nos corresponde hacer, si nos quedábamos allá nos torturaban, apresaban y hasta nos mataban”, relató con un tono de voz acompañado con una mirada que se perdía en el horizonte.

El comunicador centroamericano lamentó la crisis que vive su país y que comenzó el pasado 18 abril con protestas en contra de una polémica reforma de la seguridad social, que, además de subir las cuotas, buscaba poner un impuesto a las pensiones.

“Esa fue la gota que derramó el vaso, la verdad como pueblo había mucha inconformidad contra el régimen de Daniel Ortega y su mujer (Rosario Murillo, que también es vicepresidenta), en vista que ellos controlan todo y pobre de aquel que decida llevarles la contraria”, contó Miguel.

estudentNIC1Cuatro de los nicaragüenses posaron para el lente de Proceso Digital.Consultado si había recibido atentados o algún tipo de amenazas, el periodista nicaragüense exteriorizó que “mi situación era incontenible, a mí me llegaban a buscar a mi bloque con una supuesta orden de captura, solo por manifestarme en contra del gobierno, fueron a mi casa a amenazar a mi familia y hasta llegaron a ofrecer dinero para quien denunciara cuál era mi paradero”.

Fue así -prosiguió en su relato- que no lo pensé para venirme de refugiado a Honduras. Llegamos por la frontera del sur y gracias al aporte de una ONG nos permitieron llegar a Tegucigalpa para luego pedir protección y buscar algún tipo de asesorías.

Agradeció la solidaridad encontrada en Honduras, donde, de acuerdo a su relato, la gente es solidaria y los apoya cuando los distinguen por el acento de voz. “Tienen un país muy bonito y si no fuera por lo que reiteradamente se dice en las noticias que aquí la inseguridad es grande, créanme que serían una potencia regional porque lo tienen todo”.

Miguel, junto a una veintena de nicaragüenses, permanece hospedado en una zona de la capital hondureña. Apenas puede movilizarse y sigue de cerca los acontecimientos en su natal Nicaragua, donde -según comentó- “es una situación que tiene que cambiar tarde o temprano”.

Mencionó que su abuela está muy enferma y no sabe qué puede pasar con ella. “Lo que más lamento es no estar con ella, que fue la que me crio desde pequeño, pero si algo le pasa tengo que regresar aunque eso signifique ponerle tiempo de vida a mi existencia”, dijo compungido el entrevistado.

Tragedia de grandes magnitudes

A Miguel no se le despega otro compatriota que también es comunicador social. Ambos han librado la dura batalla de abandonar su país sin saber por cuánto tiempo.

“Son centenares de muertos los que se han producido desde que estalló esta guerra civil en Nicaragua y no se trata que si son 300 o 500 las fallecidos, se trata de seres humanos que ofrendaron su vida buscando mejores condiciones de vida para el país”, dijo el acompañante de Miguel.

estudentNIC3Los migrantes en proceso de refugiados agradecieron a Honduras.Adicionó que en la realidad son incalculables los muertos después que estalló la crisis. “Hay mucha gente que ha sido acribillada en sectores montañosos y las fosas comunes pululan en diversas zonas del territorio nicaragüenses, eso lo hemos podido confirmar con amigos que tenemos en el interior. Es una tragedia de grandes magnitudes.

Refirió que su padre laboraba en una universidad estatal de Nicaragua, pero fue despedido porque las autoridades se dieron cuenta que yo era su hijo. “Hasta este momento solo sé que se fue huyendo a Costa Rica, pero no tengo mayor información. Mi familia también es perseguida y desconozco el paradero de muchos de ellos”, externó.

Estamos a gusto en Honduras, pero queremos regresar a nuestra tierra para estar con nuestras familias y amigos, confió a este medio digital.

Puntualizó que la situación en su país no se resuelve con la caída de Daniel Ortega, porque hay mucha gente que tiene bajo su poder las armas “y ellos son los simpatizantes de Ortega, si él llegara a caer nos esperan días difíciles y muchas muertes”, previó.  

Proceso Digital intentó conversar con un personero del Instituto Nacional de Migración (INM) de Honduras, con el afán de conocer estadísticas oficiales de nicaragüenses en el país y otro tipo de detalles que rodean sus desplazamientos.

De acuerdo a lo investigado, este grupo de nicaragüenses tienen permiso de permanecer 90 días en Honduras, pero no pueden trabajar en la economía formal. Ellos prefieren llegar a Honduras porque en Costa Rica son rechazados y hasta agredidos, tampoco les interesa llegar a El Salvador y en su mayoría no pretenden viajar a Estados Unidos.

Conadeh pide trato digno

RHCRHCEl Ombudsman Roberto Herrera Cáceres.Hace unos días, el titular del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, abogó ante las autoridades hondureñas para que se les brinde un trato digno a los nicaragüenses que huyen de la violencia política.

Hemos solicitado al gobierno de Honduras, por medio de los secretarios de Gobernación y Defensa, para que se tomen las medidas de prevención necesarias para asegurar un buen recibimiento a los nicaragüenses o cualquier persona que venga de otro país, declaró.

El Ombudsman subrayó que “es importante darle el trato que corresponde a una migración digna o a un refugiado digno como esperamos que lo hagan todos los otros países con los hondureños que lamentablemente tienen que emigrar forzadamente a otros países, especialmente a los Estados Unidos”.

El defensor del pueblo hondureño admitió que son varios los nicaragüenses que han ingresado por diversos puntos fronterizos a Honduras y que han acudido ante el Conadeh  en busca de ayuda.

Hemos recibido a varios ciudadanos nicaragüenses y le hemos acompañado en varias gestiones y el avance es que ellos habrían considerado solicitar asilo en Honduras, puntualizó.

Mencionó el caso de seis personas que ingresaron por el sureño departamento de Choluteca, de los cuales dos estarían solicitando asilo en Canadá, ya que no se quedarían en Honduras.

Preliminarmente se conoció que habría unos 20 procesos de asilo para quedarse en Honduras y siete para seguir hacia otros países.

Situación está normalizada

Por su parte, el embajador de Nicaragua en Honduras, Juan Ramón Gámez Morales, dijo que la situación en su país se ha normalizado “después de superar los tranques de la muerte. Ya se ha logrado recuperar la movilidad, la seguridad y los derechos humanos integrales de los nicaragüenses”.

El diplomático citó que cuando estuvieron los tranques en el sector de Jinotepe “efectivamente teníamos secuestrado por parte de los golpistas a unos 400 transportistas centroamericanos de Costa Rica, Guatemala y Honduras”.

Gámez Morales mencionó que los ciudadanos ya hasta comienzan a disfrutar del turismo interno e incluso la vida nocturna también registra una mejora considerable.

“Efectivamente hay un grupito de gente que siguen soñando con crear el caos y la destrucción en Nicaragua”, externó.

parejitaRosario Murillo y Daniel Ortega fueron electos para gobernar Nicaragua hasta 2021.El embajador nicaragüense dijo que trabajan para atender a todos los turistas que quieren llegar a Nicaragua. “Nicaragua siempre es linda y esperamos a todos para que nos visiten”.

En torno a la expulsión de la Misión de la ONU, refirió que “éstos estaban en el país para supervisar la situación de los tranques, pero en vista que ya no existen, no tiene razón de ser que sigan en el país, en vista que por eso fueron invitados”.

Mientras sobre la cantidad de muertos registrados desde que estalló la crisis en abril pasado, expuso que “las muertes producto del golpe de Estado fallido suman 198 del 19 de abril a mediados de julio, éstos relacionados con estos hechos y entre ellos hay 22 policías; igualmente en este mismo período se dieron otros muertos por delincuencia común y esta cantidad asciende a 253, si sumamos ambas cantidades son 451”.

Concluyó que en las recientes elecciones de 2016, su comandante y presidente Daniel Ortega ganó con el 72 por ciento de los electores nicaragüenses.


Valora este artículo
(2 votos)

volver arriba

Amnistia vigente EEH