porsalud 2018 5

boton19

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Trujillo, el caudillo más sanguinario y grotesco



Rafael Leónidas Trujillo. Rafael Leónidas Trujillo.
Autor del artículo: Especial Proceso Digital / Por Alberto García Marrder

Santo Domingo (1/3) - En América Latina han existido dictadores déspotas y sanguinarios como Rafael Leónidas Trujillo, pero tal vez no tan grotescos y repulsivos como el dominicano.

Trujillo gobernó República Dominicana con mano dura por más de 30 años y con un excesivo culto a su persona. “Dios y Trujillo” era el lema trujillista.

A pesar de que murió asesinado hace 56 años, sus huellas se siguen sintiendo tan pronto uno llega a San Domingo.

El taxista que me lleva del aeropuerto al hotel, sin yo preguntarle, me indica que esa avenida George Washington, por la que estamos atravesando, era por donde el “Generalísimo” paseaba todos los días en la tarde.

Trujillo2Trujillo, el “Benefactor de la Patria”.

No quise replicarle qué en ese paseo diario de una hora, era seguido por todos los ministros y cortesanos, donde si no eran llamados para que caminaran junto al “Jefe”, podría significar que habían caído en desgracia.

Esa era la manera de gobernar de Trujillo. Sus ministros escondían a sus hijas jóvenes para que el presidente no se encaprichara con ellas. Y lo de sus esposas era una causa perdida, tenían que entregárselas al “Jefe” para poder mantener sus puestos.

Trujillo tuvo a un ministro de Relaciones Exteriores dando vuelta, sin necesidad alguna, por toda América Latina durante un mes, para que él se pudiera acostar con su esposa sin molestia alguna.

Trujillo3Un billete de 20 pesos con la cara de Trujillo.Todo eso está bien contado en la novela “La Fiesta del Chivo”, de Mario Vargas Llosa, posiblemente la mejor que se ha escrito sobre un caudillo latinoamericano.

En esa se relata el caso de un presidente del Senado que tuvo que entregar a Trujillo a su hija de 14 años para poder agraciarse con el “Jefe” que lo había defenestrado de su cargo y lo mantenía apartado de su círculo íntimo.

Trujillo4Dos caudillos Trujillo y Franco.Y cuando uno le pregunta al taxista que piensa de la era de Trujillo, este responde: “Mire usted, puede haber sido un dictador, pero en esa época había seguridad y no como ahora que no podemos salir de noche. Además, no había corrupción como ahora”.

A ese taxista habría que haberle recordado que durante la época de Trujillo murieron asesinados, siendo torturados antes, más de 30,000 personas por ser opositores.

Y unos 20,000 haitianos en la tristemente célebre masacre del Perejil, simplemente para detener la inmigración no deseada del país vecino en la isla.

Y sobre la corrupción, esta no era tan generalizada como ahora, pero sí lo era al más alto nivel.

Y grotesco también.

A su hijo primogénito y favorito, Ramfis, lo nombró coronel a los cuatro años y general a los nueve, por “méritos de servicio”. Y luego jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas a los 26.

Tenía otro hijo a quien bautizó como Ramadés. A los dos con nombre sacados de los personajes de la ópera “Aida” de Verdi.

En total, tuvo nueve hijos de tres esposas y amantes.

Su aislamiento internacional fue causado por su intento de asesinar al presidente venezolano Rómulo Betancourt en 1960 y por el secuestro, en Nueva York en 1956, del intelectual español Jesús Galíndez, torturado y asesinado después en Santo Domingo.

Trujillo5Galíndez, que había trabajado para Trujillo como asesor en Santo Domingo, y que era entonces profesor de la Universidad de Columbia, preparaba una tesis denunciando las atrocidades del régimen dominicano.

El periodista español Francisco Figueroa en su libro “Estirpe de Canallas, Rafael y Ramfis Trujillo”, inédito por ahora, revela una versión de que el secuestro de Galíndez podría haber sido en realidad una conspiración urdida por los hermanos John y Allen Dulles, el primero Secretario de Estados y el segundo director de la CIA.

De acuerdo con esta teoría, los Dulles supuestamente instrumentalizaron a Trujillo para eliminar a Galíndez, “de quien querían librarse porque manejaba información sensible que podría perjudicar el estratégico acercamiento de Estados Unidos a la España de Francisco Franco, debido a las bases militares en ese país.”


Valora este artículo
(4 votos)

volver arriba

Amnistia vigente EEH