Logo
Imprimir esta página

Se desvanece John McCain, pilar independiente en el ala republicana



McCain en uno de los pasillos del Congreso se movilizaba en silla de rueda tras el avance del cáncer cerebral. McCain en uno de los pasillos del Congreso se movilizaba en silla de rueda tras el avance del cáncer cerebral.
Autor del artículo: Por Alberto García Marrder Especial para Proceso Digital

Miami, (EE. UU.). - Con la muerte del senador John McCain se desvanece cualquier atisbo de independencia de los senadores republicanos que obedecen ciegamente los dictados del presidente Donald Trump.

McCain, de 81 años, murió ayer sábado en su rancho de Arizona, por un cáncer cerebral que le diagnosticaron hace un año.

El dos veces excandidato presidencial y ex prisionero de guerra en Hanói durante cinco años, había pedido hace una semana que le suspendieran el tratamiento intensivo  que le estaban administrando los médicos.

McCain había representado al estado de Arizona por seis mandatos parlamentarios y era considerado el senador republicano más íntegro que, en el momento de votar, solo obedecía a su conciencia y no a los dictados.

McCain trumpJohn McCain fue uno de los pocos republicanos que cuestionó y enfrentó a Donald trump como candidato y como presidente, por las políticas que impulsa.

A si lo demostró el año pasado cuando votó en contra de un proyecto de ley de Trump para reformar la sanidad pública  que él consideraba que era malo para el país.

Para Trump, McCain, no era uno de los suyos. Como lo son el jefe de la mayoría republicana en el senado, Mitch McConnell y el grupo de sus más fervientes seguidores ultraderechistas en esa cámara.

Cuando se escriba la historia de la presidencia de Trump, merece un capítulo aparte el silencio y la complicidad de los congresistas republicanos, obedientes siervos de la Casa Blanca.

Casi todos estos, lo primero que hacen cada mañana, es leer los tuits de la noche o de la madrugada de Trump para saber cómo defender sus nuevas directrices y pensamiento.

Desde luego McCain no era uno de esos. Era un “LLanero Solitario”, que de republicano solo tenía el nombre. Era un “franco tirador”, íntegro y honesto.

Existe interés por ver cómo va a reaccionar a su muerte el presidente Trump.

Más allá de un tuit que colocó anoche en su red social favorita donde escribió sus condolencias al expresar. “Mis más sinceras condolencias y mi respeto a la familia del senador John McCain. ¡Nuestros corazones y oraciones están contigo!” la gente no olvida sus ataques al viejo senador de Arizona.

Trump causó un revuelo mediático cuando, siendo candidato presidencial en 2015, dijo que McCain no era un héroe de guerra y que solo se le consideraba así por haber sido capturado por los norvietnamitas .

McCain pilotoJohn McCain sirvió en las Fuerzas Armadas y peleó en la Guerra de Vietnán, donde si avión fue derribado y capturado por los norvietnamitas. Fue prisionero durante cinco años.

El avión de combate de McCain fue derribado sobre Hanói en 1967 y estuvo prisionero durante cinco años, sufriendo crueles torturas.

Trump y McCain han intercambiado críticas mutuas, en relación con la guerra de Vietnam.

McCain se quejó en una entrevista, sin mencionar a Trump, que había sido una injusticia que, a la guerra de Vietnam, el servicio militar obligatorio solo escogía a los jóvenes de familias pobres, mientras que los de los ricos, tenían médicos que les daban un certificado para eximirlos.

El entonces estudiante Trump fue eximido cinco veces. Una vez, por sus estudios y cuatro, por “razones médicas”. Nunca fue a la guerra de Vietnam.

Trump se sintió aludido por las críticas de McCain sobre Vietnam y en una entrevista radial, lanzó esta advertencia:

“La gente tiene que ser cuidadosa, porque yo se defenderme. Hasta ahora, he sido muy paciente, pero en cierto momento, voy a pelear y no va a ser bonito”.

El que si tiene buen recuerdo de McCain es el expresidente Barak Obama, cuando los dos fueron rivales por la presidencia en el 2008  y que ganó el segundo.

En un mitin electoral de McCain ese año, una señora dijo que Obama no le inspiraba confianza y que había leído que era árabe.

“No señora, no es árabe, Barak Obama es una persona decente y de familia, con el que solo tengo unas diferencias políticas”, le contestó McCain.


Valora este artículo
(1 Voto)

Diseñado para © Proceso Digital. Derechos reservados.