baner por salud junio verde

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Me gustaría que hubiera más artistas que políticos en Honduras: Polache



El gran Polache en la sala de redacción de Proceso Digital. El gran Polache en la sala de redacción de Proceso Digital.
Autor del artículo: Especial Proceso Digital/Jorge Sierra

Tegucigalpa - Su nombre, Paul Hughes Ramos (41), lo haría pasar desapercibido, pero cuando se menciona a Polache, inmediatamente los hondureños saben de quien se habla y muchos fácilmente tararean sus canciones.

- Espero caerle bien todavía a Mel después que se inventaron que era su yerno.

- Todo lo que he hecho en mi vida me lo gané con talento.

relación con el expresidente Manuel Zelaya, su preferencia por el alcohol, los ofrecimientos políticos y por qué nunca cantó con Guillermo Anderson.

“Todo lo que escribo tiene que ver con lo que he vivido”, dijo antes de contestar cada una de las interrogantes.

Proceso Digital ¿Cómo descubrió su gusto por la música?

Polache (P): Yo diría por mandato divino, Dios me mandó a esta tierra a cantar. Me costó descubrir mi pasión con el transcurrir de los años, pero definitivamente desde que tengo memoria siempre tuve las ganas de cantar, la actitud para cantar y para querer tocar un instrumento musical que en este caso fue la guitarra.

PD: ¿Cuál fue la primera canción que compuso?

P: Fue una rolita para el movimiento scout que yo integraba en la tropa 1 Santiago de Los Caballeros y me acuerdo de que hice una canción que se llamaba señores de esta tropa y a partir de ahí mis compañeros de la patrulla Cobras me empezaron a motivar que yo tenía talento para escribir canciones. Me la empecé a creer y así inicia esta historia.

PD: ¿Cuántas guitarras tiene Polache?

P: Actualmente tengo dos guitarras profesionales para presentación y siempre mantengo mi guitarra, la primera guitarra que le digo “La Polacha’ que la tuve desde los 9 años, que está llena de stikers, que es una guitarra que puedo decir con orgullo que es hondureña porque la fabricaron unos artesanos en la colonia Torocagua.

PD: ¿Suelen regalarle guitarras?

P: Fíjese que sí. Para el caso una vez estaba en Canal 6 y me acuerdo de que don Joaquín Nodarse vino y me dijo: ‘Fijate que te voy a regalar una guitarra’… y le contesté que no se preocupara que me iba bien, sin embargo, me la regaló (marca Valencia) y aún la conservo.

Paul H2PD: ¿Qué es lo que más le gusta, su voz o la letra de sus canciones?

P: Definitivamente mi voz no me gusta. Me gustaría tener la voz de Luis Miguel o la de Luciano Pavarotti, ¡mucho me pide el estómago! Pero creo que mi fortaleza está en la composición, en la manera peculiar en la que escribo y planteo los temas.

Me consuelo a mí mismo pensando que hay muchos cantautores en el mundo que no tienen una voz de gorrión, entre ellos Joaquín Sabina, Ricardo Arjona, Juan Luis Guerra e incluso Carlos Vives, pero ellos se defienden con sus particularidades de canto y estilo único.

Paul H4PD: Si no fuera cantante, ¿qué cree que sería de su vida?

P: Hubiera querido ser futbolista, hubiera querido vivir en toda mi juventud con esa adrenalina que se siente en los estadios de fútbol, defendiendo la camiseta de la Selección Nacional, clasificando a un Mundial. El tiempo pasó y no pude cumplir ese sueño, pero definitivamente que si naciese de nuevo volvería por lo mismo, por querer jugar fútbol, estar en un estadio lleno, jugar para el Motagua primero, después para el Barcelona y luego en la Selección Nacional.

PD: ¿Se arrepiente de haber jugado fútbol profesional en el Deportes Savio?

P: Nunca me voy a arrepentir de eso, lo que sí me da pesar es que esa oportunidad me llegó como un show mediático y que apenas me dieron 10 minutos para jugar. Muchos lo tomaron como un circo, sin embargo, la mayoría de la gente no se dio cuenta que realmente le dediqué mucho tiempo de mi vida al balón y no pude demostrar nada en 10 minutos y aparte que no me pusieron en mí puesto, que es defensa central, sino que me mandaron a pajarear de delantero para no planchar.

PD: Si no fuera cantante, ¿qué cree que sería de su vida?

P: Hubiera querido ser futbolista, hubiera querido vivir en toda mi juventud con esa adrenalina que se siente en los estadios de fútbol, defendiendo la camiseta de la Selección Nacional, clasificando a un Mundial. El tiempo pasó y no pude cumplir ese sueño, pero definitivamente que si naciese de nuevo volvería por lo mismo, por querer jugar fútbol, estar en un estadio lleno, jugar para el Motagua primero, después para el Barcelona y luego en la Selección Nacional.

PD: ¿Se arrepiente de haber jugado fútbol profesional en el Deportes Savio?

P: Nunca me voy a arrepentir de eso, lo que sí me da pesar es que esa oportunidad me llegó como un show mediático y que apenas me dieron 10 minutos para jugar. Muchos lo tomaron como un circo, sin embargo, la mayoría de la gente no se dio cuenta que realmente le dediqué mucho tiempo de mi vida al balón y no pude demostrar nada en 10 minutos y aparte que no me pusieron en mí puesto, que es defensa central, sino que me mandaron a pajarear de delantero para no planchar.

PD: ¿Y sigue siendo Motagua?

P: Sigo siendo Motagua de corazón, aunque debo decir que el Deportes Savio se queda en mi corazón de por vida porque esa oportunidad de debutar en la Liga Nacional no me la dio el Motagua.

PD: ¿Le ha cantado al sexo?

P: Claro que sí. Hay varios temas en los que hago referencia al sexo y de manera de doble sentido, entre ellos ‘El otro yo’ con Bullaca Family, igual en el tema de ‘El Chapuzón’… ahí hago doble sentido, como bien lo hacía Aniceto Molina.

Paul H5PD: ¿Se siente valorado en Honduras?

P: Sí, me siento valorado por muchos sectores de la sociedad, por la mayoría del pueblo hondureño, por lo que me manifiestan en mis redes sociales o en persona cuando me conocen. Siento que me han dado el valor que merezco como cantautor.

Me siento poco valorado por la clase política porque muchos de ellos insisten en buscar de alguna manera aprovecharse del trabajo que he hecho a través de los años y la imagen que he logrado a base de esfuerzos y no tanto pensando en mi talento.

Paul H6PD: ¿Le han ofrecido cargos políticos?

P: Me han hecho ofrecimientos para formar parte de campañas, que viene siendo lo mismo porque al final, si uno forma parte de una campaña, algo le van a dar a uno de carambola.

No necesito mencionar los partidos políticos, pero son los tres más grandes y todas las propuestas que me hicieron las decliné con mucho respeto obviamente porque mi interés actual y hasta que me muera es seguir haciendo canciones y fomentar el arte en este país porque ya políticos hay un montón y quisiera que hubiera más artistas en este país.

PD: ¿Se considera amigo del expresidente Manuel Zelaya?

P: Fíjese que no me considero amigo porque no sé si él me considera su amigo, pero sí podría decir que le caigo bien a don Manuel Zelaya, espero, después de la que se inventaron que yo era su yerno y que andaba con su hija: ‘La Pichu’… a estas alturas espero que ‘La Pichu’ le haya dicho que son mentiras al papá, por lo menos ella  y por eso digo que al señor le caigo bien y por eso me imagino que allá por el 2009 cuando sonaba mis éxitos de ‘Hablo Español’ y ‘Pedazo de Mujer’ me dio la oportunidad de irme a presentar en La Mosquitia y cantarle a todo el pueblo hondureño.

PD: ¿Pero se molestaba que lo vincularan sentimentalmente con ‘La Pichu’?

P: Fíjese que con ‘La Pichu’ no, a mí lo que me molestaba era que había gente que con malicia demeritaba mi trabajo y mi talento y decían que por la cercanía que tenía con él -apenas lo vi dos veces en mi vida, siempre estaba rodeado de periodistas y uno que otro sobalevas- entonces nunca pude hablar más de un minuto con él, y lo que sí me molestaba era que me dijeran: ‘a vos te hizo Mel’… y siempre les respondía: “A mí me hizo mi padre Peter Huges, mi madre Ada Ramos y en primer lugar Dios”.

PD: ¿Qué papel ha jugado Karlita (esposa) en su carrera?

P: Actualmente ella es el 50 por ciento de mi éxito porque si no estuviera ella definitivamente hubiera fallado en muchos compromisos en esta carrera. Ella me ha ayudado a ser disciplinado, me ha ayudado a mantenerme con los pies sobre la tierra, es una excelente manager, madre y esposa.

Sin duda Karlita ha sido fundamental en mi vida. Bendito sea Dios y bendito sea el día que la puso en mi camino y que decidimos una vida juntos.

PD: ¿Qué ciudad le gusta más de Honduras?

P: ¡Ayyy juepucha! Se me van a molestar muchos, pero siempre me ha gustado el estilo de vida de Santa Rosa de Copán por el clima, la convivencia, la montaña y la paz. Sin embargo, no niego que si pudiera vivir en Roatán -eso sí tener una avioneta o barco privado para estarse moviendo- lo haría de mil amores.

Actualmente me siento orgulloso y me encanta como ha cambiado Tegucigalpa porque me acuerdo de que cuando me fui para San Pedro (Sula), ellos se referían despectivamente de Tegus como ‘el hoyo’, y ahora en estos últimos 12 años como ha crecido mi capital. Aquí se respira la prosperidad.

PD: ¿A los 41 años ha consumido drogas?

P: La última vez que consumí marihuana tenía 25 años, gracias a Dios no pasé de eso, pero me jacto que nunca he visto la cocaína, jamás he visto el tal polvo ese. Bendito sea Dios que no me puso a un alero en mis tiempos de juventud a enseñarme esa papada porque lo más probable es que me hubiera zampado un pericazo, así como lo hice con la moña, el guaro y el cigarro que me pusieron en frente.

A los jóvenes les aconsejo que se aparten de esa droga, yo no me he podido apartar del guaro, pero por lo menos ya le he bajado el gas, yo ya no me ando embolando fuera de la casa, lo hago solito en la casa y ahí me duermo y me molesto yo solo.

PD: ¿Y ha sido víctima de asaltos?

P: Uyyyy sí, en la ciudad de los Zorzales en San Pedro Sula me asaltaron tres veces, todas con pistolas y una vez, que fue cuando la vi más tile, porque esa vez sí me hincaron. Esa es parte de las vivencias en San Pedro y de andar en los ‘rapiditos’ ruta 7.

PD: ¿Por qué nunca cantó con Guillermo Anderson?

P: Siempre he querido pensar que fue por una persona de la producción de Guillermo, que omito el nombre… él me tenía cierta aversión, ya sea a mi persona o mi trabajo, y yo necesitaba pasar ese filtro para poder trabajar con Guillermo.

Siento que esa persona influía de alguna manera en que no se diera ese acercamiento como sí se dio con Pilo Tejeda, Moisés Canelo, Ángela Bendeck y tantos más como Bullaca Family, Nilo Espinal.

Es una pena no haber compuesto un tema con el maestro Guillermo Anderson porque la gente lo esperaba.

PD: ¿Si pudiera hacer un dúo con un cantante, a quién escogería?

P: Si fuera comercialmente hablando quisiera grabar con Carlos Vives, pero si fuera por gustos yo quisiera conocer al maestro español Joaquín Sabina.

Paul H7

PD: Defíname al Polache de hoy con respecto al de hace algunos años

P: El de hoy es más sereno, más sabio y más aterrizado en cuanto a lo que quiere en la vida, además soy más maduro por ser padre de tres hijos y estoy comprometido con las cosas de Dios, gracias a que mi esposa me fue metiendo primero a la brava y ahora ya lo hago por mi propia cuenta.

PD: ¿Hay algo que no le gusta de usted?

P: Mi personalidad, mi manera de cantar, pero sobretodo mi forma impulsiva de ser que me ha acarreado tantos problemas y que todavía no logro controlar, pero primero Dios, a través de sus enseñanzas, logre someter ese demonio interno que nos inclina a la violencia. Quisiera vencer ese bendito ego que tenemos muchos y no recurrir a los golpes.

PD: Tiene composiciones como ‘La Potra’ o ‘Volveremos’ que son himnos en el medio futbolístico, pero le gustaría escribir algo para la Selección que quede inmortalizado.

P: Sí, quisiera escribir un tema que quede inmortalizado para toda Latinoamérica e incluso para un Mundial de Fútbol. Es una meta que tengo y mientras pueda seguir escribiendo canciones y grabándolas pues seguiré con ese sueño de trascender internacionalmente.

PD: Un mensaje final para los que lean esta entrevista.

P: Muchas gracias a los que han seguido mi música, que son muchos, y a también a los que siguen la música de los hondureños en general. Ojalá la industria musical en Honduras, que no existe, sí exista de verdad y le demostremos al mundo que acá es más lo bueno que tenemos.

 


Valora este artículo
(2 votos)

volver arriba