banner por salud TCTLLE

logo19PD

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Gustavito y su madre se aferran a la vida; una estrella del Barça B les flanquea



Gustavito y su madre se aferran a la vida; una estrella del Barça B les flanquea
Autor del artículo: Proceso Digital / Gerardo Bustillo

Tegucigalpa / Barcelona – Gustavito espera en Barcelona que el rastreo de una médula espinal compatible sea una realidad para volver a casa sano y salvo. Su leucemia es avanzada pero aún hay esperanzas a las que su madre se aferra con determinación, mientras una estrella del firmamento deportivo hondureño que brilla en el Barcelona B, Anthony “El Choco” Lozano, se ha vuelto un ángel solidario con el pequeño pacientito.

La madre de Gustavo viajó a España por un trasplante de médula ósea y salvarle la vida a su hijo.

El delantero de la Selección de Honduras y el Barcelona B, Anthony Lozano visitó a Gustavo en España y hasta le dedicó un gol.

Es la historia de Nancy Moncada y su hijo Gustavo Manzano, de 10 años, que sufre de Leucemia Linfoblástica Aguda (LLA), que buscó todas las opciones para sanar a su hijo en Honduras, pero fue totalmente imposible.

Por eso tomó la decisión de agarrar sus maletas y viajar junto a su hijo a Barcelona, España, sin importar como le iría y como viviría en ese país del continente europeo.

Gustavo y su madreGustavito y su madre Nancy en Barcelona, España.

Proceso Digital conoció la historia de Gustavo y se contactó con Nancy Moncada, vía redes sociales, y ella sin dudar compartió su historia con nosotros.

Un placer Nancy, le saludamos desde Tegucigalpa, le dijimos y nos contestó con una pregunta: “¿Cómo se dieron cuenta de nosotros?”. Le explicamos que vimos a la estrella hondureña que juega en el Barcelona B, Anthony Lozano celebrando un gol tocándose la cabeza dedicándoselo a su hijo y decimos buscarla.

Nancy accedió a interiorizar la historia de su hijo con Proceso Digital.

“Les cuento que Gustavo fue diagnosticado el 23 diciembre de 2014 con Leucemia Linfoblástica Aguda (LLA), comenzamos desde ese tiempo en 2014 y en febrero de 2017 terminó su tratamiento, todo esto que le cuento fue en Honduras, luego lo pasaron a vigilancia porque estaba libre de cáncer, ya sin medicamentos y todos estábamos contentos en la familia porque había terminado…”, relató la madre.

Pero esa felicidad no duró mucho tiempo, así lo explicó la misma madre de Gustavo. “En marzo fuimos a un control normal, donde le hicieron un examen de medula ósea y encontraron que el cáncer había regresado, que tenía células cancerígenas en el sistema nervioso central y que en Honduras la única opción era volver a iniciar el tratamiento de quimioterapia, sin garantía, me decían que, si ya no funcionó la primera vez, es difícil la segunda, solo era extender el tiempo de vida”, expresó que le diagnosticaron.

Gustavo enfermoGustavito lucha a diario por recuperar su salud en Barcelona.

A cualquier parte del mundo por salvar a su hijo

Nancy al conocer que en Honduras no había otra opción más que un tratamiento sin garantías para su pequeño decidió buscar una esperanza fuera del país, sin importarle perder su trabajo, dejar a sus otras hijas y fuera su esposo, un trabajador luchador, el que siguiera haciéndole frente a los gastos familiares, un detalle en el que él ha sido solidario y aun cuando puede le manda a ella algún dinero.

“Empecé a investigar porque me hablaron de un trasplante de médula ósea, pero en Honduras eso no es posible, no teníamos opciones y vimos la opción de venirnos a España porque mi mamá vivió acá mucho tiempo y tiene amigos que nos ayudaron”, relató.

Siguió contando que “nos venimos el 13 de junio de este año, solo nos venimos mi hijo Gustavo y yo, el 23 de junio entró a formar parte de la Seguridad Social de España porque mi mamá tiene documentos legales acá. Ahora estamos en espera de un trasplante, él está en quimioterapia, ya le hicieron muestras de medula ósea a mis hijas, mi esposo y a mí, pero no somos compatibles para donarle. En el hospital están en la búsqueda internacional, por mientras sigue con las quimioterapias”.

Gustavo y su OlimpiaGustavito disfrutando del Olimpia en el estadio Nacional.

Gustavito creció en Tegucigalpa y es un apasionado al fútbol

Gustavo Andrés Manzano Moncada nació el 13 de junio de 2007 en Tegucigalpa, cursaba el cuarto grado en la escuela Vida Abundante y jugaba fútbol, era parte de la Academia Conapid, que entrena en la Villa Olímpica.

“Gustavo era un niño normal y cuando empezó su enfermedad no tuvo síntomas graves, lo llevamos por un supuesto dengue y ahí al mirar que tenía sus plaquetas bajas lo dejaron interno en el Seguro Social y lo mandaron al Hospital Escuela porque no tenían una sala de oncología, la salud de nuestro país es triste, cuando viene a un país como España te das cuenta lo mal que estamos allá”, detalló.

Prosiguió diciendo que “Nos venimos gracias a la ayuda de amigos, compañeros de trabajo, yo tuve que renunciar al trabajo para venirme. Además, los compañeros de trabajo de mi esposo ayudaron con noches benéficas para poder venirnos. Traíamos dinero, pagamos un piso (apartamento), dos meses, más la alimentación, pero luego no teníamos y con la ayuda de una fundación española nos mandaron a una casa y ya no pagamos alquiler, pero los demás gastos corren a cuenta de mi esposo”.

Gustavo Camp NouGustavito hizo una visita en las instalaciones del Camp Nou.

Nancy le dijo a Proceso Digital que está preocupada porque la carga de todos los gastos, tanto en Honduras como de ellos en España, la tiene su esposo Manuel Manzano.

“Mi esposo nos manda dinero y de eso sobrevivimos, además hay un grupo acá que se llama Hondureños Solidarios que nos han ayudado mucho, nos están recaudando fondos para apoyarnos”, detalló.

Nancy además dijo que el hondureño en España sufre bastante porque no hay mucho trabajo y sobre todo para los hombres.

“Queremos que mi esposo se venga en diciembre, ya solicitó una licencia en su trabajo y vendría con mi hija, aunque sabemos que acá es complicado porque la vida del hondureño acá es difícil, para la mujer es un poco más fácil porque encuentran trabajo de cuidar a un anciano o de limpieza, para el hombre es más difícil”, explicó.

“Se vendría mi esposo Manuel y mi hija pequeña Denise. Mi hija mayor Sofía no porque sigue estudiando en la universidad”.

Nancy no se arrepiente de haber viajado a España buscando el sueño de regresar con su hijo al país sano y salvo.

“Venirnos fue la mejor decisión, yo hago todo por mi hijo, si me dicen que me vaya a Japón lo hago, lo que sea por mi hijo”, dijo con determinación.

Una visita inolvidable

Gustavito es un apasionado por el fútbol, su madre nos contó que jugaba en la Academia Conapid donde se veía correr tras el balón todos los sábados aun estando enfermo.

Su amor por el fútbol es incomparable, pero nunca se imaginó que el delantero de la Selección de Honduras y del Barcelona B, Anthony Lozano, lo visitaría hasta donde vive en España.

“El Choco vino acá de sorpresa, todo sucedió gracias a los amigos de Hondureños Solidarios, mi hijo me dijo que casi se desmaya cuando lo miró y el Choco le dijo que cuando anotara un gol se lo iba a dedicar”, contó.

Choco Lozano y tavitoAnthony Lozano visitó a Gustavito en Barcelona.

Añadió que “eso fue hace tres semanas y pensábamos que se le había olvidado, pero el domingo vimos el partido por televisión y el gol que anotó. Mi hijo estaba alegre porque Lozano celebró tocándose la cabeza en honor a mi hijo. Él siempre pasa pendiente de mi hijo, son amigos”.

Nancy cerró enviando un mensaje a todos los padres y madres hondureños. “Les digo que valoramos y le damos el tiempo suficiente a nuestros hijos, disfruten a sus hijos siempre, que estén pendiente de ellos en todos, ese es el mensaje, amar a nuestros hijos siempre”, concluyó.


Valora este artículo
(2 votos)

volver arriba

Amnistia vigente EEH