porsalud 2018 5

boton19

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Alarmante consumo de marihuana pone a jóvenes en línea de muerte



Alarmante consumo de marihuana pone a jóvenes en línea de muerte
Autor del artículo: Especial Proceso Digital

TegucigalpaEl alarmante consumo de marihuana pone a los jóvenes hondureños en línea de muerte debido a las incidencias que conlleva este tipo de adicción, confluyen varios analistas consultados por Proceso Digital.

- Mediante comunidades terapéuticas se busca bajar el consumo de drogas en los estudiantes.

- Entre los 11 y 14 años se están iniciando en las drogas y alcohol nuestros jóvenes.

- El microtráfico (marihuana en mayor parte) dispara los homicidios en Honduras.  

Todos los días es evidente el decomiso de marihuana en el territorio nacional. Es común el hallazgo de plantaciones de cannabis en lugares donde antes se sembraban granos básicos, también es localizada la droga en buses del servicio público o caletas como es el caso más reciente de La Mololoa, zona de la capital, ahí las autoridades encontraron alrededor de 500 libras empaquetadas y metidas en barriles de plástico que estaban enterrados.

En el presente año Fusina ha decomisado un total de 5 mil 685 libras de marihuana para un gran total de 153 mil 235 libras desde el inicio de operaciones en 2014.

Sumado a la lucha contra el narcotráfico se han decomisado un total de 2 millones 552 mil 319 plantas del alucinógeno (marihuana).

Lo anterior demuestra el progresivo consumo de esta droga que por su fácil acceso y bajo costo es la alternativa más inmediata para los que se inician en el consumo de drogas.

Los centros educativos son sitios que prefieren las redes que se encargan de distribuir este alucinógeno. Los estudiantes desde muy temprana edad se están iniciando en probar la marihuana especialmente.

Un reciente estudio del Instituto Hondureño para la Prevención del Alcoholismo, Drogadicción y Farmacodependencia (Ihadfa), da cuenta que la marihuana es la droga preferida por los estudiantes, le siguen los solventes o inhalantes, tranquilizantes y cocaína.

Julián Pacheco TinocoEl propio secretario de Seguridad, Julián Pacheco Tinoco, reconoció que el narcomenudeo está disparando los homicidios en el país, aunque refirió que aquí es urgente emprender otro tipo de acciones desde la familia, la escuela y la misma sociedad.

Valoró que desde la autoridad todos los días atacan estas estructuras criminales que se encargan de contaminar a la juventud con la venta de drogas.

“Este tema del trasiego de marihuana lo atacamos a diario, pero reconocemos que es importante hacer otro tipo de trabajos desde el hogar y la sociedad”, externó.

Faltan campañas de prevención

Alex SantosAlex Santos, IhadfaEl director del Instituto Hondureño para la Prevención del Alcoholismo, Drogadicción y Farmacodependencia (Ihadfa), Alex Santos, le confió a Proceso Digital que el aumento en el consumo de la marihuana se produce por el fácil acceso de los jóvenes a la droga.

Recomendó a la ciudadanía denunciar los sitios donde se distribuye la droga. “Debemos concientizar a la gente para que denuncie sin miedo, donde son los lugares que venden marihuana y otro tipo de estupefacientes, con el afán que las autoridades lleguen a estos establecimientos para hacer los decomisos y capturas de los distribuidores”.

Santos reconoció que desde el Estado se deben ejecutar campañas de prevención dirigidas a los jóvenes, en el sentido que eviten inmiscuirse en el consumo de este alucinógeno.

“Nuestros jóvenes deben entender que el consumo de drogas y alcohol, aparte de dañarles su presente, también pone en precario su futuro”, enfatizó.

Alertó que es fácil saber cuándo un adolescente está consumiendo drogas. “Tienden a cambiar de conductas, probablemente cambie de amistades, se encierran y prefieren estar solos, recurren a las llegadas tardes y manifiestan la obtención de dinero por otros lados que no son la familia propia”.

El galeno reveló que muchos jóvenes hondureños se inician en las drogas desde los 12 años, especialmente consumiendo marihuana porque es de fácil acceso debido al costo. “Muchos de ellos que las prueban a tan corta edad pueden llegar a ser adictos si no se les pone un alto o se identifica el problema a tiempo, apostilló.

Apuntó que la persona que consume un tipo de drogas tampoco encontrará obstáculos para pasarse a otro tipo de substancias prohibidas “porque la misma adicción se lo pide”.

Hijos mal supervisados por los padres

Issis Romero.De su lado, la doctora en sicología clínica, Issis Romero, dijo que los jóvenes deciden consumir drogas porque de alguna manera pretenden escapar de su realidad y esto les da el placer que ellos necesitan.

En el caso de la marihuana -explicó la doctora- se ha popularizado mucho sobre todo en adolescentes por el bajo costo y la facilidad con la que la adquieren. Sabemos que en los centros educativos de nuestro país hay redes que distribuyen este tipo de drogas y que la ponen en bandeja para todo aquel que quiera utilizarla.

“Nuestros jóvenes están muy mal supervisados por parte de los padres de familia. No sabemos qué hacen nuestros hijos durante el día y ese es el momento propicio que ellos utilizan para ser consumidores número uno de cualquier tipo de drogas, y este caso la marihuana”, analizó.

Romero puntualizó que cuando una persona a temprana edad comienza a consumir drogas se vuelve fácilmente adictos. “Hay jóvenes que nunca recuperan su estado mental normal luego de haber consumido sobredosis de esta droga”.

Criticó que se ha subestimado el consumo de la marihuana en la sociedad hondureña por considerarla “inofensiva”.

“Debemos considerar el daño neurológico que ocasiona en los consumidores, muchos de los cuales son irreversibles”, subrayó.

La sicloga especificó que el consumo de marihuana no es exclusivo de los varones. “La mujer ha querido emular el comportamiento masculina y en algunos casos sobrepasa ese comportamiento nocivo para la salud”.

En el caso de la mujer “ésta puede camuflar de manera más fácil una adicción porque los padres no creen que ella pueda ser capaz de ser adicta, sin embargo las estadísticas no nos engañan las muchachas también sufren diversos tipos de adicciones”.

Droga de fácil acceso

José Guadalupe RuelasDe su parte, José Guadalupe Ruelas, director de la No Gubernamental Casa Alianza Honduras, dijo a Proceso Digital que el problema de drogadicción es a nivel mundial, pero en el caso de Honduras predomina el consumo de marihuana entre jóvenes por el fácil acceso a esta droga.

“El acceso a la marihuana es en Honduras bastante amplio, sencillo y los costos no son tan altos como otras sustancias”, apostilló el director de la ONG dedicada al rescate de menores de edad y a su cuidado hasta que estos sean reinsertados en la sociedad.

Acotó que como toda droga afecta las capacidades de los jóvenes, pero ya se ha convertido en un problema de salud pública ya que resta el bienestar de la población.

En ese orden, también indicó que se trata de un problema de economía ya que mina la capacidad productiva del país y de las familias.

Acto seguido, subrayó que el consumo de drogas en Honduras es un problema en aumento que debe tratarse con la importancia que amerita.

En ese sentido, lamentó que no solo se trata de un mayor consumo, sino que los adolescentes inician a consumir (marihuana) a más temprana edad.

Comunidades terapéuticas

Saúl CocaSaúl Coca (DINIS) El director de la Dirección Nacional de Intervención Social (DINIS), Saúl Coca, dijo que es una preocupación constante el consumo elevado de drogas en que están cayendo los jóvenes estudiantes en Honduras.

Explicó que la lucha contra el consumo de drogas en los centros educativos incluye las comunidades terapéuticas que a la fecha albergan a 677 jóvenes que confluyen en forma permanente con un trabajo diario.

La Policía Militar del Orden Público (PMOP) realiza el primer nivel de este proceso mediante charlas a los estudiantes, luego la DINIS capacita a todos los maestros como consejeros en adicciones.

En una tercera etapa aparecen los socio terapeutas y en un cuarto escalón se han abierto cinco comunidades terapéuticas, en tanto se prevé abrir otras 10 en los próximos días.

“El objetivo es tratar aquellos estudiantes cuyo consumo de drogas es consuetudinario y que deriva en problemas a la comunidad estudiantil, así como en sus hogares”, explicó.

Adicionó que con los jóvenes adictos se realiza un trabajo bastante planificado. “Son 10 sesiones que se hacen con ellos, se trabaja con los padres de familia y los socio terapeutas del colegio porque afortunadamente los maestros son nuestros principales colaboradores”, remató.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

Amnistia vigente EEH