baner por salud junio verde

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Xiomara Castro de Zelaya dice que "no abandonará Honduras"



San José - Xiomara Castro, esposa del depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, afirmó hoy que no abandonará su país, a pesar de que teme por su seguridad y la de su familia tras el golpe de Estado que sufrió su marido, el pasado 28 de junio.
 

Castro, que hasta ayer estaba escondida por "temor" a las represalias militares, dijo hoy a la Radio Monumental de Costa Rica que "volverá a su casa" y que no piensa abandonar Honduras.

Señaló que su familia ha permanecido separada, refugiada en diversas embajadas, pero que hoy tienen planeado retornar a su vivienda, y que responsabilizará directamente a los militares si algo les sucede.

La primera dama, que ayer presidió una manifestación pacífica en Tegucigalpa para la restauración del Gobierno de Zelaya, destacó que las marchas "son un repudio a lo ocurrido, al golpe de Estado y a la represión del gobierno de facto" y que a partir de ahora tomará un papel más activo en las protestas.

Explicó que los sucesos del pasado domingo en el aeropuerto de Toncontin en Tegucigalpa, cuando los militares "dispararon y tiraron bombas lacrimógenas" a la multitud, en una actuación que se saldó con las dos primeras muertes desde que se desató la crisis política, fue lo que la motivó a salir de su escondite.

En otra entrevista brindada en Tegucigalpa, Castro pidió a la comunidad internacional que no "defraude" a su país y mantenga el respaldo para que el diálogo que se instalará mañana en Costa Rica permita restablecer el orden constitucional.

"No nos vayan a defraudar, que no vayan a permitir que nuestros derechos, que nuestras leyes, sean irrespetadas", declaró a Efe Castro, quien hoy volvió a encabezar una manifestación convocada por sectores sociales en Tegucigalpa para exigir el retorno de Zelaya.

Afirmó que espera que en el diálogo que se iniciará mañana, jueves, en Costa Rica con la mediación del presidente de ese país, Óscar Arias, "se tomen medidas inmediatas" con miras a una solución.

Pidió que con esta "intervención" se llegue a un entendimiento "de paz, de justicia", que allane el camino para que en "pocos días, en pocas horas", Zelaya esté nuevamente en el poder.

Castro destacó el "interés" manifestado por el Gobierno del presidente Barack Obama "de que se restablezca el orden constitucional" en Honduras, tras la reunión celebrada el martes entre Zelaya y la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton.

Ese día el ejército hondureño frustró el aterrizaje del avión donde viajaba Zelaya desde Washington para impedir que el depuesto presidente pudiera llegar al país para retomar el poder.

"Eso nos dio un sentimiento de que no era justo que viviéramos encerrados y refugiados para preservar nuestras vidas, mientras que los jóvenes salían a la calle exponiendo las suyas", resaltó la esposa del presidente depuesto.

Castro, quien afirmó que están pasando un momento duro porque toda la familia está "separada y amenazada", aseguró que la situación es "más complicada aún para el pueblo porque se han suspendido las garantías y la seguridad para las personas".

Subrayó que ahora mismo en Honduras no se respetan "los derechos humanos", pues cuando el pueblo "sale a la calle para reclamar sus derechos, entonces ahí está la opresión".
%26nbsp;
%26nbsp;

Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba