baner por salud junio verde

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

“Soy feliz”, dice Micheletti y revela que ya escribió su propio libro



Roberto Micheletti, expresidente interino de Honduras. Roberto Micheletti, expresidente interino de Honduras.
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa - El presidente interino de Honduras (2009-2010), Roberto Micheletti afirmó que “soy un hombre feliz, agradecido con Dios y con mi familia” que soportó todo lo que pasó hace 10 años, al tiempo que reveló ya escribió un libro su vida, pero será publicado hasta cuando muera.

- Este día ha recibido muchos memes por lo que pasó exactamente hace 10 años, contó.

- En estos momentos solo quiero paz y tranquilidad para el pueblo hondureño, manifestó.

Adicionó que pese a la responsabilidad que asumió con la salida de Manuel Zelaya Rosales aquel 28 de junio de 2009, no ha tenido mayores problemas y que las ofensas que recibe se las toma con tranquilidad.

“Le pido a Dios que se acaben esas diferencias, esos odios, esos crímenes y lo que está sucediendo de una parte y otra (conflictividad social”, indicó en entrevista con la radio HRN.

El también dirigente del Partido Liberal (PL), exteriorizó que ha tenido la oportunidad en estos últimos 10 años de acercarse más a Dios y pedirle por todos los hondureños, además de dedicarle más tiempo a su familia, la que descuidó por andar en política.

Contó que desde que salió del gobierno se refugió en un pedacito de tierra que se ubica en el sur del municipio de El Progreso (Hacienda Villa Dona), donde se dedica a la cría de animales en peligro de extinción.

Sobre el libro “Golpe 28J” que lanzó esta semana el expresidente Zelaya, dijo que procederá a leerlo. “Tenemos que observarlo, cuando se hace un libro con la intención de vender o que le crean tiene que decir muchas verdadesׅ para no ser víctima de señalamientos y críticas en torno a lo que se hizo”, endosó.

Consultado sobre si él escribirá su versión en un libro, emulando a Mel Zelaya y Romeo Vásquez, contestó que “yo ya días escribí mi libro, pero lo tienen mis hijos y hasta que yo me muera van a poder ustedes darse el gusto de leer lo que escribí de mi vida entera, no solo a lo que aconteció el 28 de junio”.

Enfatizó que lo que fue malo ayer es malo hoy, es decir que tanto la reelección que pretendió Manuel Zelaya como la que materializó Juan Orlando Hernández “es ilegal” y se opone como dirigente político y ciudadano hondureño.

Narró que nunca se ha encontrado con el expresidente Manuel Zelaya, sin embargo si llegara a ocurrir no tendría problema en estrecharle la mano. “No soy hombre de rencores, creo que eso se debe dejar para otras cosas, pero lógicamente tiene que ser un estrechón de mano sincero, yo con hipócritas no puedo estar, así que eso se dará si Dios quiere y lo permite”.

Micheletti aseguró que mantiene la mayoría de los amigos que tenía antes, durante y después de los acontecimientos de junio 2009. “Absolutamente nada ha cambiado y le agradezco a Dios y este día hemos recibido cienes de llamadas telefónicas, mensajes, todos los memes que están saliendo de uno y otro lado… pero estamos contentos. Ya son 10 años, lo único que le pido a Dios es que los castigos que hemos recibido podamos dejarlo en el olvido y volver a la paz y la tranquilidad”, afirmó.

Externó que la población está alarmada por tantos crímenes, accidentes viales, fuga de capital extranjero y eso afecta al país en su generalidad.

Pidió al gobierno de EEUU que deje de amenazar tanto a Honduras y que envíe empresas para que inviertan en el país, lo que también contribuirá a mitigar la migración.

El exmandatario interino llamó al diálogo para solucionar la crisis del país, pero para ellos se deben respetar los acuerdos a los que se llegan. “Ha existido irrespeto y no se ha escuchado a la población. El gobierno debe entender que es necesario en estos momentos que haya paz y respeto entre todos nosotros”.

Micheletti se convirtió en presidente interino de Honduras -por siete meses- luego del derrocamiento de Manuel Zelaya en junio de 2009 por promover una consulta que no era autorizada por las leyes nacionales.


Valora este artículo
(2 votos)

volver arriba