banner por salud TCTLLE

logo19PD

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Diálogo Político, los ojos puestos en los facilitadores



Diálogo Político, los ojos puestos en los facilitadores
Autor del artículo: Especial Proceso Digital

Tegucigalpa.  El Diálogo Político instalado formalmente en el país, arranca oficialmente este martes 4 de septiembre y la responsabilidad de llevar a buen puerto sus resultados recae en un equipo de cinco facilitadores internacionales cuyas hojas de vida muestran una gran experiencia en temas político electoral, constitucional, resolución pacífica de conflictos y derechos humanos, entre otros.

Experiencia que deberá ser puesta a prueba en un país donde la desconfianza tiene una amplia brecha y la descalificación ha sustituido el debate de las ideas. Cuatro son las mesas técnicas que se manejarán en este Diálogo Político: la de los Hechos del proceso electoral de 2017 y la reelección presidencial; Derechos Humanos en el contexto pre y post electoral, Reformas Constitucionales y Fortalecimiento del Estado de Derecho y la mesa de Reformas Electorales.

Para cada una de estas mesas, Naciones Unidas identificó un equipo de facilitadores internacionales de alto nivel, conocedores de la región centroamericana, del sistema político y de sus procesos democráticos y no democráticos.

Son facilitadores con un alto perfil que tendrán bajo su responsabilidad tejer fino en medio de la desconfianza de las elites políticas y las expectativas ciudadanas de que finalmente el país pueda llegar a acuerdos mínimos que conduzcan a grandes reformas que logren culminar en el futuro cercano con la impostergable necesidad de impulsar un nuevo pacto social.

La primera desconfianza a sortear por los facilitadores, es la de los representantes de los actores políticos delegados en las mesas, pues si bien se han definido las reglas y la metodología, este equipo de facilitación internacional deberá detectar a los provocadores, los que se oponen a todo y los que llegan con propuestas. Y para cada uno de ellos, deberá aplicar su expertiz para evitar que el trabajo de las mesas fracase a las primeras de cambio.

En el grupo de los llamados Convocantes, que lidera la Iglesia Católica por medio del representante de la Conferencia Episcopal, el padre German Cálix, hay optimismo, tras conocer la trayectoria de los facilitadores internacionales y si bien son conscientes que el trabajo no será fácil, en un país tan polarizado, confían en sus capacidades técnicas y experiencias vividas en procesos similares en contextos igual de complicados.

Los temas a facilitar

Las mesas técnicas identificadas por los protagonistas de la crisis—menos Libertad y Refundación que no ha querido sumarse al proceso—encierran parte de los problemas torales que han llevado a una crisis política-institucional en el país que se arrastra desde el 2009. Llegar a la identificación de estos temas, es el primer síntoma del consenso alcanzado entre los actores políticos del conflicto que dijeron sí al Diálogo Político.

Así la mesa número uno sobre Hechos del proceso electoral 2017 y reelección presidencial, que abordará éste y otros temas, entre ellos el presunto fraude electoral de noviembre de 2017, estará a cargo de la experta guatemalteca Ana Catalina Soberanis, una mujer con una amplia trayectoria académica y política que fue considerada en los años 2015 y 2016 por la revista Forbes de México, como una de las 50 mujeres “más poderosa de Centroamérica”. Soberanis fue la primera mujer y política guatemalteca que presidió el parlamento en ese país.

Fue también una de las 88 personas que conformó la Asamblea Nacional Constituyente en Guatemala que dio paso a la nueva Constitución vigente desde 1985. Fue también ministra del Trabajo y posee postgrado en Derecho de Formación Indígena, Gerencia Política, Organización Política, Resolución de Conflictos, entre otros conocimientos. Es parte del buró de Naciones Unidas de Análisis Estratégico.

Soberanis entra así a liderar una de las mesas más polémicas en este Diálogo Político y sus conocimientos y experiencia serán puestos a prueba. Ella, según los analistas, es una conocedora de la amplia y compleja realidad centroamericana.

La mesa técnica número dos relativa al tema de Derechos Humanos en el contexto pre y post electoral, estará a cargo de la estadounidense Marcie Mersky, trabajó en la CICIG en Guatemala, es asesora de la oficina de programa del Centro Internacional para la Justicia Transicional (ICTJ, por sus siglas en inglés), con representación en 30 países a nivel mundial. La justicia transicional es el conjunto de medidas judiciales y políticas que diversos países han utilizado como reparación por las violaciones masivas de derechos humanos. Entre ellas figuran las acciones penales, las comisiones de la verdad, los programas de reparación y diversas reformas institucionales. Mersky vivió por más de 20 años en Guatemala y es una experta conocedora del tema que facilitará en la mesa técnica de derechos humanos.

Ha sido investigadora de procesos de violaciones humanitarias, comisiones de la verdad y el tema de reparación a víctimas de violaciones humanitarias en países con un alto contexto de conflictividad política y social. La mesa que estará facilitando abordará otro de los temas más sensitivos de la crisis político electoral de noviembre de 2017.

El área de las reformas

La tercera mesa concerniente a las Reformas Constitucionales y Fortalecimiento del Estado de Derecho, será conducida por la facilitadora boliviana Mirna Ángela Cuentas, socióloga,  con un postgrado en Historia Colonial y Pre Colonial, Andina y Amazónica. Tiene también una especialidad en Análisis y Manejo de Conflictos, maestrante en Manejo de Conflictos, 13 años de trabajo con Pueblos Indígenas, Originarios y Campesinos y Saneamiento de tierras, entre otros conocimientos. En la actualidad es especialista en Diálogo Político y Concertación del equipo de Gobernabilidad Democrática del PNUD Bolivia, aunque actualmente reside por cuestiones de trabajo en Panamá. La facilitadora con su experiencia en Diálogo Político y Concertación tendrá a su cargo un área importante del diálogo instalado y tiene que ver precisamente con el tema de la institucionalidad y sus reformas. Su conocimiento le permitirá manejar con equilibrio las distintas visiones que se aborden en esa mesa a fin de generar reformas profundas orientadas a fortalecer la democracia hondureña.

La mesa número cuatro y las más promocionada es la relacionada a las Reformas Electorales donde entrará en juego el tema de la segunda vuelta, la ciudadanización de las mesas, las reformas al ente electoral, entre otras. Estará a cargo del dominicano Javier Cabreja y el guatemalteco Roly Dávila. Cabreja tiene una trayectoria vinculada a las ciencias económicas y las ciencias políticas, así como con sociedad civil en temas de participación ciudadana. Ha sido docente  en  las  áreas  de  Políticas  Públicas  y Participación  Social,  Transparencia  y  lucha  anticorrupción  y  Participación  Ciudadana  en  la Administración  Pública  en  varias  universidades  de  la  República  Dominicana.  Consultor  nacional e internacional en los temas de reformas electorales, observación electoral, participación ciudadana y control social de la gestión pública.  Observador internacional para el Centro Carter, el Instituto Nacional Demócrata (NDI), Centro de Asesoría y Promoción Electoral (CAPEL) y el Acuerdo de Lima.  En tanto Roly Dávila se ha venido desempeñando como Asesor Técnico Principal y Asistencia Técnica Electoral de uno de los programas políticos de Naciones Unidas.

Este es el equipo escogido por Naciones Unidas y aprobado por los actores políticos implicados en el Diálogo Político que tendrá bajo sus espaldas el manejo de la facilitación del proceso, en donde si bien existe una metodología a seguir, será cuando surjan las crispaciones y las confrontaciones, donde tendrán que demostrar su capacidad y espertiz para evitar que el esfuerzo fracase, que se den los mejores resultados posibles, que se mantenga el consenso y que se devuelva la confianza por el debate de las ideas entre los protagonistas. Su capacidad será puesta a prueba y los ojos ciudadanos mantienen la expectativa para que sus esfuerzos terminen en una facilitación de éxito.

En dos meses su trabajo dará resultados, sus reuniones con los equipos técnicos delegados serán tres veces por semana, con la posibilidad de prórroga en el tiempo, si las circunstancias así lo ameritan. Como dijo el representante de la ONU en Tegucigalpa, Igor Garafulic, el diálogo se instaló no para perder el tiempo ni ganar tiempo, se instaló para dar resultados y de los facilitadores dependerá el logro de éxitos.


Valora este artículo
(2 votos)

volver arriba

    


CEDAC Baner PRONTO