Logo
Imprimir esta página

Origen de la crisis. Disonancias del dialogo



PG NietoPor: Pedro Gómez Nieto

“El Origen” es una película de ciencia ficción.

El protagonista y su equipo disponen de un dispositivo, la máquina de los sueños, que permite dormir al objetivo, crearle un sueño inducido donde manipularle en un escenario diseñado, sustrayéndole la información que el cliente necesita. El problema se presenta cuando, en lugar de extraerle datos hay que implantarle ideas para que, creyéndolas propias, cuando despierte las ejecute beneficiando al cliente. Eso obliga a colocarse en un segundo nivel del sueño, dormirse y soñar… dentro del primer sueño. Recordé la película escuchando a embajadores, políticos y advenedizos explicar el escenario del dialogo, donde actores y comparsas interactúan; procedimientos, mesas y niveles (del sueño).

En la metáfora el objetivo es JOH, al que la oposición (cliente) trata de arrebatarle el poder. El sueño inducido es la crisis política donde el cliente mantiene prisionera a la sociedad. La máquina del sueño son las debilidades estructurales: constitucionales y electorales; y coyunturales: incidencias del proceso electoral. El guion es el documento “Compromiso por Honduras”. Los próceres han inducido en el pueblo ideas y consignas para que, finalizado el dialogo (despertando del sueño), la única salida para JOH sea el adelanto electoral.

El candidato nacionalista, presidente de la república, fue coaccionado para que emitiera un decreto vinculante sobre los acuerdos por alcanzar, comprometiendo a su bancada. ¿Dónde está el documento del candidato liberal obligando a sus diputados? ¿Dónde el documento de Nasralla vinculando a las bancadas de Libre-Pinu? Leyendo el documento encontramos… confusión. Vincular significa: “Relacionar fuertemente dos cosas de tal manera que una dependa de la otra”. Si una depende de la otra y viceversa, matemáticamente ambas pueden suprimirse de la ecuación sin que el resultado varíe. Lógico, porque todo empieza y termina en el Congreso, que constitucionalmente no puede hacer dejación de funciones, plegándose a las presiones del dialogo. Deberá debatir, modificar y aprobar o improbar cualquier propuesta, venga del mediador o del mismo cielo. Garáfulic, de última hora, convoca a los partidos minoritarios ninguneados. Una fuerza de 11 diputados que se harán notar cuando los acuerdos del dialogo lleguen al CN.

Por tanto, si lo toral pasa por el Congreso ¿cuál es el objetivo del dialogo solicitado por LZ y SN? Adelantar los comicios, utilizando la ONU como plataforma internacional de presión.

Trazas del sueño. La crisis surge a partir del 27N2018 solo para la urna presidencial. Los próceres derrotados buscan deslegitimar el proceso induciendo una idea: “la reelección es ilegal”. Pero, siendo ilegal ¿por qué se presentaron libremente al proceso electoral y no lo denunciaron, solicitando la mediación de los organismos internacionales, en lugar de hacerlo tras los resultados? La responsable de la MOE-UE, Marisa Matías, sentencia: “Con independencia de que la reelección fuese ilegal o no, el hecho de que los partidos políticos aceptasen participar en los comicios, le dio carta de naturaleza, y posteriormente ya no es posible utilizar el hecho como denuncia recurrente”.

Trazas del escenario. Los próceres no consiguen que la OEA y UE reviertan el triunfo de JOH. Libre-Pinu las declara “non gratas”, refugiándose en su estrategia revolucionaria refundadora, creando los comandos insurreccionales “pacíficos”. LZ acepta “solamente” los resultados para alcaldes y diputados exigiéndoles no reconozcan al presidente, lo cual es inconstitucional. Termina pidiendo la mediación de NNUU. Se le suma                                 -individualmente- el excandidato de Libre-Pinu. La ONU hace dos cosas: 1.- Antonio Guterres, SG, oficialmente reconoce el triunfo de JOH. 2.- Acepta mediar en un dialogo con su facilitador. Garáfulic respalda el documento “Compromiso por Honduras” que presenta errores estructurales, también conceptuales sobre Nasralla:

  • Lo llama “fuerza política” (¿unipersonal?). Nasralla sostiene que los representantes de Libre-Pinu en las mesas ¡le protegieron sus votos! Mentira perversa. Defendieron los votos de la Alianza, a la que él pertenecía. No tenía votos propios, no era candidato independiente.
  • Le permite firmar como representante de un partido político que no existe, el salvador de Honduras, por tanto, no participó en las elecciones, génesis de la crisis.
  • El documento identifica a los otros dos candidatos respaldados por sus partidos, pero a Nasralla lo llama solamente “candidato presidencial”. En Inteligencia a esa técnica se llama: “mentir por ocultación”. Se dice parte de la verdad, escondiendo la que perjudica. Era “candidato presidencial… de Libre-Pinu”. Repito, ¿a qué estructura política representa en el dialogo?

“La forma de manipular la realidad es manipulando las palabras. Si controlas el significado de las palabras puedes controlar a las personas que las utilicen.”  -Phillip K. Dick-

Más de Pedro Gómez Nieto


Valora este artículo
(1 Voto)

Diseñado para © Proceso Digital. Derechos reservados.