banner por salud TCTLLE

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

baner contry

Desplazamiento forzado de personas una realidad que urge atención



H. Roberto Herrera Cáceres
Comisionado Nacional de los Derechos Humanos

El desplazamiento forzado es una realidad, en Honduras, que atenta contra la dignidad de la persona humana, la cual, Estado y sociedad, estamos obligados a salvaguardar.

Consciente de esa realidad, el CONADEH con la asistencia del ACNUR, puso en funcionamiento, en el 2016, la Unidad de Desplazamiento Forzado, para dar mayor visibilidad pública de este problema social, capacitar, prevenir y contribuir a atenderlo.

Desde el 2016, hasta la fecha, se ha atendido 2,515 casos que implican un total de 6,007 personas, de las cuales 665 son menores de 18 años y se ha verificado que las causas prevalecientes del desplazamiento han sido las amenazas a muerte, los asesinatos y las extorsiones.

Según recientes hallazgos preliminares de la Comisión Interinstitucional para la Protección de las Personas Desplazadas por la Violencia, entre el 2004 y el 2018, se calcula que alrededor de 250.000 personas se desplazaron forzadamente, en nuestro país.

Este fenómeno que se produce “gota a gota” va en aumento y es deber del Estado de Honduras, prevenirlo y evitarlo y, en todo caso, proteger los derechos humanos de las personas desplazadas y sus familias. Una de las formas más estables y estratégicas de prevenir, proteger y encontrar soluciones durables, es contar con una ley idónea para ello.

El 4 de marzo recién pasado, la Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos de los desplazados internos, la Alianza Global de las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos, ACNUR y OACNUDH nos invitaron a participar, en Ginebra, como panelista principal en el “Taller sobre el papel de las Instituciones Nacionales de derechos humanos en la prevención de condiciones que conducen al desplazamiento forzado”.

Recordamos, en ese foro, el reconocimiento del Estado de Honduras, desde el 2013, de los desplazamientos forzados internos y que ello requiere de respuestas desde una perspectiva de seguridad humana y humanitaria; para lo que se creó la Comisión Interinstitucional para la Protección de las Personas Desplazadas por la Violencia. En nuestra presentación, señalamos entre otros aspectos que, en Honduras, se presentaría, en este mes, la iniciativa de ley para regular, de forma integral las causas y efectos de ese fenómeno, y reconocer los derechos y atención de necesidades de protección de las personas afectadas, conforme a recomendación ya efectuada por el Relator Especial de la ONU sobre los derechos humanos de las personas desplazadas, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Oficina de OACNUDH en Honduras.

Es así, con sumo interés, que acompañamos a la Comisión Interinstitucional en este ejemplo importante de trabajo perseverante, durante más de dos años, que se cristalizó el miércoles 27 de marzo con la presentación, por intermedio de la Secretaría de Estado en el Despacho de Derechos Humanos, de la iniciativa de Ley para la Prevención, Atención y Protección de las Personas Desplazadas Forzadamente, ante el honorable Congreso Nacional.

Como titular del órgano constitucional creado, por el Estado, para garantizar los derechos humanos de los habitantes de Honduras, espero se tenga presente que el Estado hondureño tiene la obligación y la responsabilidad primaria de proporcionar protección y asistencia humanitaria a los desplazados internos; y que ello implica, cualquiera sea la complejidad del debate legislativo, que se mantenga siempre lo esencial de una ley apropiada, en esta materia, que es posibilitar medidas con recursos presupuestarios adecuados y opciones de soluciones estratégicas durables, para prevenir y evitar las condiciones que conducen al desplazamiento forzado, así como, cuando ello no fuere posible, mejorar las condiciones de vida de las personas en desplazamiento, teniendo en cuenta las necesidades especiales de los grupos en condición de vulnerabilidad.

Desde el CONADEH, proseguiremos con las actividades de identificación, prevención y atención de las personas afectadas, y de promoción y capacitación, lo que también hacemos, a nivel territorial, con la difusión y empoderamiento social de la estrategia de seguridad humana para el desarrollo local sostenible: “Municipios de Bienestar Solidario”. Estrategia promovida por el CONADEH y que tiene un enfoque preventivo integral que favorece las condiciones adecuadas de seguridad y bienestar para el arraigo de las personas en sus comunidades municipales.

Continuaremos supervisando la evolución de este proceso que ya es parte de la agenda pública y contribuyendo complementariamente con las actuaciones de la Comisión Interinstitucional, en particular con el proceso de la actualización de la caracterización del desplazamiento interno en Honduras, y con lo relativo a la implementación de la ley que esperamos sea pronto creada, por el honorable Congreso Nacional, y se atienda así la recomendación formulada, por el CONADEH, en el informe especial del 2017, sobre el desplazamiento forzado interno, en cuanto a: “Priorizar en la agenda legislativa, el trámite y discusión de la Ley de Prevención, Atención y Protección de las Personas Desplazadas Internamente”.

Más de Roberto Herrera Cáceres


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba