Logo
Imprimir esta página

Operación Hefesto muestra músculo del “capo invisible”



Operación Hefesto muestra músculo del “capo invisible”
Autor del artículo: Especial Proceso Digital

Tegucigalpa - Los aseguramientos ejecutados, mediante la Operación Hefesto, contra testaferros del hondureño Sergio Neftalí Mejía Duarte (41), recientemente condenado a cadena perpetua en Estados Unidos por delitos de narcotráfico, muestran el músculo de este capo que tenía vínculos con Los Cachiros y Wilter Blanco.

- De los 19 hondureños extraditados a EEUU, desde 2014, Mejía Duarte fue el primero que recibió cárcel de por vida.

- Mejía Duarte mantuvo un bajo perfil en el hampa y para muchos fue una sorpresa la condena de cárcel perpetua.

- Los aseguramientos a presuntos testaferros de “El Doctor” continuarán toda esta semana.

Desde el lunes de esta semana el Ministerio Público comenzó los aseguramientos de propiedades a personas vinculadas con Mejía Duarte, a quien además le conocían con los sobrenombres de “Neftalí”, “El Doctor”, “El Cuñado”, “El Guapo” y “El Compa”.

Operación Hefesto continuó en las últimas horas porque se prevé inmovilizar al menos 35 propiedades a socios y familiares del convicto hondureño en una de las cárceles de Miami, EEUU.

De2 W0hVMAA 7G3En residencial Salamanca de SPS es asegurada por parte de FESCCO y ATIC una casa inscrita a nombre de Fernando Ariel Flores Hernández

De acuerdo a lo informado por la Fiscalía hondureña, a los familiares y socios de alias “El Doctor”, se le asegurarán viviendas, 14 sociedades mercantiles, 12 vehículos y cinco cuentas bancarias en los departamentos de Francisco Morazán, Cortés, Atlántida y Colón.

La misma información detalla que Mejía Duarte, cuatro hermanos más y otros socios adquirieron de forma ilícita los bienes inmovilizados, mediante el tráfico de drogas y lavado de activos.

(Hefesto -según la mitología griega- es el heredero de los dioses)

Los aseguramientos ejecutados por la Fiscalía han mostrado las excentricidades del narcotraficante Mejía Duarte, a quien -se dice- le apasionaban las mansiones, las armas y los caballos. También se ha mencionado que cuando acudía a reuniones con otros hampones solía llevar su propio cocinero para que le preparara los alimentos, al estilo Al Capone.

De3pf0YUcAITHgUResidencia propiedad de Medardo de Jesús Mejía Rodríguez es asegurada en colonia Loma Linda de TGU en acciones de FESCCO y ATIC

Algunos de los bienes asegurados estaban a nombre de: Emily Ruíz Mejía, Sandra Lucía Rivas Maldonado, Francis Abigaíl García Cárcamo, Fernando Ariel Flores Hernández y Medardo de Jesús Mejía Rodríguez.

Para el caso se han asegurado lujosas viviendas en la colonia Pradera II de La Ceiba, otra en Casa Maya en la salida hacia La Lima, una en Residencial Salamanca, una casa en Loma Linda de Tegucigalpa, una hacienda en Iriona, Colón; el Beneficio de Café La Roma en Santa Cruz de Yojoa y la Sociedad Ganadera Del Valle (SOGAVALLE), entre otros.

De3a MgVAAAASZMEquipos de FESCCO y ATIC aseguran a Sergio Neftalí Mejía Duarte una vivienda en la aldea de Sico, municipio de Iriona, departamento de Colonia.

Cada uno de los inmuebles muestra la ostentosidad de las personas que el MP señala como presuntos testaferros de alias “El Doctor”.

Se conoció que Mejía Duarte mantenía un bajo perfil y no figuraba entre los narcotraficantes más conocidos de Honduras, aunque ya era alguien con largo recorrido en el mundo del hampa y estaba en el ojo de la fiscalía hondureña y de las autoridades estadounidenses.

Comenzó a aumentar la capacidad de sus operaciones alrededor de 2005, luego de que una violenta disputa con su entonces amigo y socio en el narcotráfico José Peña González, mejor conocido en la zona como “Joche”, lo llevara a buscar nuevos acercamientos con grupos de paramilitares colombianos, según Mike Vigil, exjefe de operaciones internacionales de la DEA.

A diferencia de otros grupos de la zona, Mejía Duarte trabajaba exclusivamente con el cartel mexicano y según Vigil, hasta su captura, tenía la capacidad de mover entre 10 y 20 toneladas de cocaína mensuales.

Mejía Duarte es el primer hondureño condenado a cadena perpetua en EEUU por tráfico de drogas desde que se aprobó la extradición de nacionales en 2012.

Antes de Mejía Duarte, el único hondureño que había sido sentenciado a cadena perpetua en Estados Unidos fue el capo vinculado al Cartel de Medellín Ramón Matta Ballesteros, en un caso emblemático. El hijo de éste, Ramón Matta Waldurraga, también enfrenta cargos y  está preso en la unión americana.

Ligues con el cartel de Sinaloa

La inusual condena contra el narcotraficante hondureño vinculado a la cúpula del Cartel de Sinaloa, sienta un precedente sobre las sentencias que podrían recibir otros de sus compatriotas que enfrentan iguales acusaciones en cortes de EEUU, o en otro escenario sobre futuros extraditables que aún no han sido habidos por la justicia local.

“El Compa” -como también le conocían a Mejía Duarte en el mundo del crimen- apenas se sometió siete meses al proceso judicial en EEUU, en vista que fue entregado por Honduras en octubre de 2017 y condenado a cárcel perpetua el pasado 21 de mayo.

Pese a que el capo hondureño aceptó la culpabilidad por conspirar para ingresar más de cinco kilogramos de cocaína a EEUU desde 2012, durante el juicio surgió el testimonio de uno de sus socios, y fotos que lo comprometían con un cargamento de más de dos toneladas de cocaína, los jueces lograron determinar que el hondureño se encontraba a la cabeza de una red que conspiró para ingresar más de 20 toneladas de droga a ese país del norte del continente.

Información difundida hace unas semanas por el sitio especializado en temas de narcotráfico, InSight Crime, da cuenta que uno de los socios que declaró durante el juicio contra “El Doctor” fue el narcotraficante colombiano vinculado a Los Urabeños, Óscar David Pulgarín, alias “El Señor de los Caballos”, condenado a 20 años de prisión en Estados Unidos.

Fabio Lobo condenado a 24 años de cárcel en EEUU

Mejía Duarte también salió a relucir en testimonios del líder de la organización criminal Los Cachiros, Devis Leonel Rivera Maradiaga, quien lo ligó durante una audiencia contra Fabio Lobo, quien fue  condenado a 24 años por tráfico de drogas.

A “El Doctor” se le mencionó en una  junta de capos en la que se planificó el asesinato del zar antidrogas, Julián Arístides González en 2009.

Así operaba Mejía Duarte

Durante los documentos revelados en el juicio, a Mejía Duarte se le señaló porque parte de la droga que traficaba era oculta en contenedores de banano, que salían desde puertos de Colombia e ingresaban a Puerto Castilla en Honduras, donde mantenía un férreo control desde comienzos de 2000 en contubernio con Los Cachiros y Wilter Blanco.

Posteriormente, la droga era llevada a Guatemala por vía terrestre, aérea y marítima, para luego ser trasladada a México, donde era entregada al Cartel de Sinaloa.

Sergio Neftalí Mejía Duarte previo a la extradición en las instalaciones militares donde el capo era resguardado

El fiscal general adjunto interino de Estados Unidos John Cronan señaló que “hasta su arresto, Sergio Neftalí Mejía Duarte fue un prolífico y violento traficante de drogas, cuya organización criminal proveía cocaína al Cartel de Sinaloa”.

El condenado capo hondureño mantenía una relación directa con  el capturado narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán y con Ismael “El Mayo” Zambada, actualmente en libertad, a quien las autoridades han ubicado en la cúpula del cartel mexicano.


Valora este artículo
(1 Voto)

Diseñado para © Proceso Digital. Derechos reservados.