Banner Por Salud enero17 1

boton19

GIFGENERICOJESTEREO B

Menu

No hay culpables ni se conocen detalles a un mes de fuga masiva



La ATIC llegó a Támara desde primeras horas que se conoció la fuga masiva. La ATIC llegó a Támara desde primeras horas que se conoció la fuga masiva.
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa - Un mes se cumple este domingo 11 de junio desde la fuga de 18 reos de la Penitenciaría Nacional de Támara, Francisco Morazán, y hasta el momento no hay responsables del hecho y mucho menos detalles de cómo se produjo el vergonzoso suceso.

- Mientras la Policía dice haber recapturado a cinco de los fugados, otros portavoces de Fusina aseguran que únicamente dos han sido habidos.

- En el Ministerio Público el caso ha sido elevado a condición de secretividad.

Aunque la fuga de los 18 miembros de la pandilla 18 se suscitó el jueves 11 de mayo en horas de la noche desde la principal cárcel hondureña, el hecho trascendió hasta el mediodía del sábado, es decir dos días más tarde, y en ese momento se informó que se trataba de 23 internos, cifra que bajó en cinco varios días después.

Primero, el silencio institucional y luego las contradicciones fueron el denominador común de las autoridades encargadas de la seguridad de los privados de libertad. 30 días pasaron y las respuestas siguen siendo nulas.

La primera versión de las autoridades es que los malvivientes se fugaron porque sabían que serían enviados a la cárcel de máxima seguridad El Pozo, en Ilama, Santa Bárbara.

De momento, no hay culpables y menos información que brinde detalles de cómo se produjo la histórica fuga.

Lo último que se ha informado por parte de la directora del Instituto Nacional Penitenciario (INP), Rosa Gudiel, es que todo lo que les correspondía hacer como institución ya fue informado al Ministerio Público, para que sean estos los encargados de deducir las responsabilidad.

“Se están haciendo las investigaciones del caso, el Instituto Penitenciario hizo lo que le correspondía de poner en conocimiento de lo sucedido a los agentes de la Fiscalía hondureña”, declaró esta semana la funcionaria a periodistas.

Mencionó que los agentes penitenciarios y otro personal están siendo investigados para determinar su responsabilidad en la fuga masiva ocurrida hace un mes, hecho que retrató las debilidades del sistema y la corrupción que aún existe en personal administrativo.

Inmediatamente se produjo la fuga masiva, detectives de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), secuestraron videos y otras pericias en la principal cárcel hondureña. No se conocen requerimientos fiscales ni otras acciones tras estas operaciones.

Prometen castigos e informe

Sobre la huida de los 18 pandilleros de Támara, el representante de Sociedad Civil, Omar Rivera, dijo que el pueblo merece saber cómo se produjo el suceso y “quien va a pagar por este acto reprochable, de negligencia”.

De su lado, el subdirector del INP, German McNiel, dijo que “tiene que existir ya el informe por parte de las autoridades encargadas, en el que se va a detallar de qué forma se produjo la fuga, aún estamos en proceso de investigación y al momento de la publicación del informe conoceremos las personas responsables y estoy seguro se deducirán las responsabilidades del caso”.

Finalmente, el vocero de la Policía, Julián Hernández, manifestó que “estamos trabajando en forma ininterrumpida para la recaptura de estas personas, ya van cinco, solo faltan 13 y es cuestión de tiempo para tenerlos a todos”.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

CEDAC Baner PRONTO