porsalud 2018 5

boton19

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Los mensajes del crimen cobran jóvenes vidas



Los mensajes del crimen cobran jóvenes vidas
Autor del artículo: Especial Proceso Digital

Tegucigalpa - El hallazgo de cadáveres en el interior de costales, bolsas plásticas o sábanas, específicamente en vías públicas, solares baldíos y zonas aledañas a las grandes ciudades, se ha remarcado en las principales ciudades hondureñas en los últimos días.

- Este tipo de asesinatos tienen una alta dosis de violencia. Se producen francas lesiones externas que retratan que hubo extremismo precedido en las ejecuciones.

- De enero a junio de este 2018 se contabilizan 55 cadáveres encostalados, además de otros 23 que han aparecido desmembrados, para un total de 78.

- El Observatorio de la Violencia de la UNAH indica que las muertes de “encostalados” son mensajes del crimen y una afrenta a la autoridad.

La estadística alcanza niveles alarmantes al constatarse el hallazgo de entre dos y tres cadáveres diarios arrojados en vías públicas. Generalmente las víctimas son jóvenes, incluso niños y niñas, que luego de ser torturados, son ejecutados y exhibidos en vías públicas con el afán de enviar mensajes y sembrar terror.

encostaaaEl hallazgo de cadáveres encostalados se repite constantemente en Honduras.Proceso Digital conoció de una fuente investigadora, que existen los llamados verdugos, que son las personas que se encargan de desmembrar y reducir los cuerpos para meterlos en bolsas o sacos. Para lograr el terrorífico acto, los criminales usan sierras eléctricas, almádanas y otras herramientas.

Los denominados verdugos reciben los cuerpos ya sin vida, los despedazan y los introducen en bolsas o sábanas. Estas prácticas son ejecutadas esencialmente por las maras y pandillas.  

Relato de una madre que perdió a su hijo

En las últimas horas habló Claudia Patricia Meza Medina, madre del malogrado joven Gerson Daniel Meza Medina (18), uno de los dos jóvenes que fue sacado de una vivienda en la colonia Bella Vista por sujetos vestidos con indumentaria de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), y luego encontrados asesinados en el sector de La Montañita.

ninosMONLos dos jóvenes encontrados en La Montañita.En su relató, al medio televisivo Hable Como Hable (HCH), la desconsolada mujer que se encuentra en Barcelona, España, desde hace año y medio, contó que se fue al viejo continente para mejorar las condiciones de vida de su hijo, sin pensar que se lo iban a asesinar en Honduras.

“Me llamaron de inmediato cuando pasó todo esto, que habían detenido a mi hijo. Luego saliendo de mi trabajo a las 10:30 de la noche llegando a mi casa a las 11:00 sin comer y sin nada, me llaman y me dicen que mi hijo está muerto”, relató, presa de las lágrimas.

“No entiendo qué fue lo que pasó. Defiendo a mi hijo porque yo lo crie, fui madre y padre para él, lo puse a estudiar, yo trabajaba para ver qué podía darle, y si me vine fue para darle una mejor vida, que siguiera estudiando”, compartió.

Claudia Patricia Meza reveló que su hijo había abandonado el colegio desde el año pasado. Se quedó en segundo de carrera porque quería trabajar, dijo.

La mujer citó que su hijo estuvo preso cuatro meses porque en una operación lo capturaron con otras personas en posesión de drogas, pero luego de comparecer en varias audiencias logró salir libre.

“Me arrepiento una y mil veces haberme venido para España, pero lo hice por ellos, quería que estudiara. Él me decía que no me fuera a regresar, que le echara ganas que todo estaba bien”, narró.

Lamentó las condiciones en que fue encontrado su hijo, quien presentaba señales de tortura y otros vejámenes. “Mire que lo habían golpeado, para uno de madre es duro. Una vez lo castigue por un chisme que me dieron y luego me quería cortar las manos porque lo había castigado y esta gente no se pone la mano en la conciencia y cómo me lo dejaron, todo eso es lo que me da más rabia”, comentó.

Dijo que piensa regresar a Honduras en un futuro para cuidar a sus demás hijos.

“Unos días antes mi hijo me mensajeó y me dijo que confiara en Dios, que él era el que nos daba el privilegio de abrir los ojos cada mañana. También me dijo que no me preocupara por él que Dios sabía qué haría con su vida. Le doy gracias a Dios por todo y se lo dejo todo en sus manos”, concluyó en su intervención.

Alta dosis de violencia

Villa JULIJulissa Villanueva.La directora del Centro Legal y Ciencias Forenses, Julissa Villanueva, lamentó que los jóvenes menores de 20 años sigan monopolizando las muertes que tienen que ver con los hallazgos de encostalados, envueltos en sábanas o simplemente arrojados en vías públicas.

Ejemplificó que desde el pasado jueves hasta el domingo tuvieron un ligero incremento de casos de muertes de jóvenes que rondan las edades de 14 y 19 años. “Estos casos lo que nos están retratando es una violencia cruda contra los jóvenes”, refirió.

Desglosó que en los casos de tres “encostalados” se trata de una menor de 15 años y los otros dos que no pasaban los 20 años, ellos fueron llevados de la salida hacia Olancho.

“Todos estos casos en común lo que tienen obviamente es una alta dosis de violencia en sus cuerpos. Hay francas lesiones externas que nos indican que obviamente hubo una violencia extrema en las ejecuciones de estos casos antes de matarlos”, compartió.

Desglosó que, entre el patrón generalizado, estos cadáveres presentan heridas de armas de fuego, armas blancas, torturas y señales de estrangulamiento generalmente con sogas en el cuello.

La doctora Villanueva especificó que han conocido de muchos casos que el denominador común son las amputaciones traumáticas (aquí usan los homicidas hasta motosierras para desmembrar los cuerpos).

Los objetos que producen los traumas -continuó explicando- perfectamente pueden ser provocados por objetos romos que van desde palos, piedras u otros que no tienen punta.

Subrayó que, en la mayoría de estos casos violentos, las víctimas ni siquiera superan los 20 años. “Los femicidios y las muertes violentas de niñas no son la excepción”, aportó.

La directora de Medicina Forense reveló que un promedio del 40 por ciento de las jovencitas que mueren bajo esta modalidad violenta sufre abuso sexual, es decir son violadas antes de ser ejecutadas.

“No todas vienen precedidas de signos de abuso o violencia sexual, pero siempre es parte del protocolo que nosotros utilizamos para determinar las causas de muerte”, adicionó.

Puntualizó que “existe un reto enorme por parte de los entes del Estado que nos toca investigar, se necesita generar grupos de reacción inmediata que empiecen a generar que lo que se busca es que no haya impunidad y judicialización de los casos y no se apliquen los códigos del silencio o del olvido, porque es fundamental poner mano dura y saber quiénes son los culpables de estas muertes”.

Afrenta a la autoridad

mido AAMigdonia Ayestas.De su lado, la encargada del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (OV-UNAH), Migdonia Ayestas, analizó que este fenómeno de exponer cadáveres, víctimas de violencia extremas, en espacios públicos “solo refleja que los autores materiales o intelectuales pretender enviar una afrenta ante las autoridades”.

Criticó que muchas veces las autoridades de seguridad se niegan a reconocer que existe autoridad del crimen en territorios como el barrio o la comunidad.

“Otro punto es que estas organizaciones criminales quieren generar temor en la población para que sigan viendo y aceptando la inseguridad”, reflexionó.

Ayestas también examinó que estos grupos de antisociales envían mensajes al bando contrario, ya sean bandas criminales, maras o pandillas.

La titular del Observatorio de la Violencia desglosó que cuando una persona es torturada, asesinada, envuelta en costales, bolsas o sábanas y luego expuesta en vías públicas “solo refleja el odio y la saña con que el perpetrador pretende enviar un mensaje de terror”.

Determinó que “el problema que sean los jóvenes las principales víctimas de la violencia homicida, se vuelve un problema mayúsculo en el país porque se les quita la vida a los principales activos de Honduras, pero también están intentando involucrarlos en actividades ilícitas.

Pleito de territorios, respuesta de la Policía

MEZAA jairJair Meza.Para la Policía Nacional este fenómeno criminal obedece sustancialmente al pleito de territorios de maras o pandillas para la venta de drogas.

El portavoz policial, Yair Meza, detalló que ellos investigan cada caso luego que la víctima es identificada por las autoridades de Medicina Forense

“Cuando se trata de este tipo de situaciones, en un alto porcentaje, se debe a problemas entre maras y pandillas. Por lo general las víctimas tienen antecedentes y la otra pandilla o mara les provoca la muerte o muchas veces son problemas internos entre estos grupos criminales”, explicó.

El subcomisionado Meza explicó que entre los patrones de estos crímenes se usa la tortura para obtener información de la víctima. “También con estas muertes se envían mensajes a otras estructuras criminales en el apartado de la lucha de territorios para la venta de drogas en la mayoría de los casos”.

Consultado sobre si la nueva ofensiva contra maras y pandillas prevé bajar esta modalidad de homicidios, contestó que “un alto porcentaje de estos casos se trata de problemas de maras o pandillas y la lucha frontal que se tiene por parte del Estado con el afán de identificar jefes de pandillas, en ese contexto el enfoque va orientado a minimizar homicidios principalmente cuando son producidos por estas estructuras”.

Refirió que este enfoque en seguridad atacará el microtráfico o narcomenudeo, que en buena parte es la causa de estos crímenes atroces.

Conflictos de maras

Sanche GGOGonzalo Sánchez.Mientras, para el criminólogo Gonzalo Sánchez, la causa principal de estos decesos violentos encuentra explicación en el pleito de territorios de los grupos criminales.

“Parece mentira, pero la peleas por territorios es el gran detonante “desgraciadamente aquí está la mara 13, pandilla 18, El Combo que no se Deja, Los Chirizos, entonces toda esta gente entra en conflicto en la venta de drogas y la extorsión”, aseveró.

Indicó que en el caso de la colonia Villanueva de la capital hondureña hay un conflicto entre la MS-13 y la pandilla 18 porque éstos últimos quieren meterse en el territorio controlado por la Salvatrucha.

“El fenómeno de los encostalados tiene una causa que es la pelea de territorios y eso es entre miembros de pandillas por invadir un territorio, entonces los de la otra mara los agarran, los descuartizan, los meten en costales y los tiran en la vía pública”, arguyó.

El abogado Sánchez enfatizó que “el mensaje es claro, en cuanto al crimen organizado una persona no puede robar un centavito a los narcos, ellos no matan por la cantidad de dinero, lo hacen para mandar mensajes y que no les roben la plata… además esta gente es crimen organizado por eso usan herramientas con tecnología de punta para cometer los crímenes, no escatiman recursos para invertir en sus operaciones”.

Concluyó que “el mensaje claro es: ‘no entres a mi territorio porque te voy a descuartizar’, también hay informantes de la Policía que cuando caen en las manos de estos criminales son asesinados con saña, por eso es común que les dejen rótulos con leyendas: ‘por soplón, por sapo…’, aunque predomina la pelea por territorios en estos delitos”.

La estadística criminal indica que al menos 11 homicidios diarios se registran en Honduras, muchos de los cuales tiene como víctimas preferidas a los jóvenes, niños y mujeres.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

    


CEDAC Baner PRONTO