Logo
Imprimir esta página

Defensores de DDHH articulan esfuerzos en Honduras para que su labor no sea criminalizada



Defensores de DDHH articulan esfuerzos en Honduras para que su labor no sea criminalizada
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa - Con el objetivo que su trabajo no se estigmatizado y criminalizado principalmente por los cuerpos de seguridad del Estado y los operadores de justicia, varios de defensores de derechos humanos de diversas organizaciones de la sociedad civil buscan articular esfuerzos en Honduras.

- Entre el 2015 y el primer semestre del 2018, el Conadeh atendió alrededor de 310 denuncias por presuntas violaciones a los derechos de los defensores de DDHH.

Para tal propósito los defensores de DDHH sostuvieron un encuentro con el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, quien explicó que el propósito es articular esfuerzos encaminados a establecer un mecanismo eficaz de respeto a la labor que realizan los defensores de los derechos humanos en Honduras.

“Es importante que se realice en un entorno seguro y se evite que esa labor sea estigmatizada y criminalizada”, precisó.

conadeh Hn2En ese orden, el titular de Conadeh propulsó el funcionamiento la Unidad de Coordinación Interdefensorial para la atención de quejas y salvaguardar la vida e integridad de los defensores de derechos humanos, objeto de amenazas en el país.

Además de llevar un registro de las quejas presentadas por parte de los defensores de derechos humanos, el Conadeh solicitará, a otras autoridades del Estado, la implementación de medidas urgentes de seguridad, con el objeto de salvaguardar su vida e integridad en los casos no sometidos al Mecanismo de Protección.

El Defensor del Pueblo expresó que en los casos que corresponda, también solicitará ante el sistema interamericano de protección de los derechos humanos, la implementación de medidas cautelares o provisionales, a favor de los defensores de derechos Humanos.

Labor de “alto riesgo” en Honduras

Los defensores de derechos humanos se quejaron por la práctica generalizada por parte de los cuerpos de seguridad del Estado de limitar y criminalizar su labor.

Denunciaron que son objeto de agresiones verbales, estigma y exclusión por parte de las autoridades, al momento de defender los derechos humanos de personas que son detenidas y llevadas a postas policiales y presidios.

Desde inicios de los años 80, del siglo pasado, la labor que realizan los defensores de los derechos humanos en Honduras ha sido calificada, por algunos sectores, como “una labor de alto riesgo” para quienes la ejercen, debido a las constantes amenazas, agresiones y atentados de las que son objeto y que incluso decenas de ellos han perdido la vida en circunstancias aún no esclarecidas por las autoridades.

Se estima que los niveles de impunidad por ataques contra la integridad física y la vida de defensores de los derechos humanos en el país, ronda por el 95% de los casos.

Aunque no hay un dato preciso, se estima que son decenas de defensores de derechos humanos los que han perdidos la vida en el país desde finales del siglo pasado.

15 defensores de DDHH con medidas

Entre abril y junio de 2019, el Mecanismo de Protección de Defensores de Derechos Humanos, Periodistas, Comunicadores Sociales y Operadores de Justicia, atendió 34 solicitudes de medidas de protección de las cuales fueron 25 admitidas, de estas 15 corresponden a defensores de los derechos humanos.

De las 15 que fueron admitidas por el Mecanismo, uno se dedica a la defensa del derecho a la tierra, uno los derechos laborales, dos los derechos ancestrales y patrimonio cultural, dos los derechos de la comunidad LGTBI y 9 otros derechos.

310 denuncias en 42 meses

Entre el 2015 y el primer semestre del 2018, el Conadeh atendió alrededor de 310 denuncias por presuntas violaciones a los derechos de las personas defensoras y defensores de derechos humanos en el país, de las cuales, el 83% fueron presentadas por hombres mientras que el 17% restante por mujeres que se dedican a esa actividad.

De las 256 quejas interpuestas por defensores de derechos humanos (hombres), en su mayoría corresponden a violaciones a la integridad personal (91); derecho a la vida (37); derecho a la educación (19), derecho a la salud (18); acceso a la justicia y debido proceso legal (14); y derecho de petición (13), entre otras.

En cuanto a las quejas interpuestas por defensoras de derechos humanos (mujeres), en su mayoría fueron por Integridad personal (25); derecho a la vida (9); derecho de acceso a la justicia y debido proceso legal (8); derecho a la salud (3) y el derecho a la propiedad (3).

En la reunión con el Conadeh participaron representantes del Comité por la Libre Expresión (C-Libre), Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (CIPRODEH), Centro de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de Victimas de la Tortura (CPTRT), Acción Ecuménica, Asociación por la Democracia y los Derechos Humanos (ASOPODEHU), Fundación Democracia sin Frontera y la Asociación LGTB Arcoíris, entre otras.

Crímenes de alto impacto contra defensores de derechos humanos:

Miguel Ángel Pavón: presidente del CODEH en San Pedro Sula, muerto el 14 de enero de 1988, fue testigo ante la Corte Interamericana de los Derechos Humanos en el caso Velásquez contra el Estado de Honduras.

Carlos Antonio Luna López: Representante del movimiento ambientalista de Olancho, asesinado el 18 de mayo de 1998. Caso objeto de sentencia por la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CORTE IDH).

Blanca Jeannette Kawas: presidenta de la Fundación para la Protección de Lancetilla, Punta Sal y Texiguat, muerta violentamente en febrero de 1995. Caso objeto de sentencia por la Corte Interamericana de los Derechos Humanos.

El ambientalista, Carlos Escaleras Mejía, muerto violentamente el 18 de octubre de 1997, en Tocoa, Colón. (Caso objeto de sentencia por la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CORTE IDH).

La dirigente campesina, Margarita Murillo, muerta en la aldea el Planón en el municipio de Villanueva, Cortés, en agosto del 2014.

El dirigente campesino y presidente del MUCA, José Ángel Flores, muerto violentamente el 18 de octubre de 2016.

René Martínez, un luchador incansable contra la discriminación y el estigma en Honduras, ultimado en junio de 2016.

La defensora del ambiente y de los pueblos indígenas, Berta Cáceres, ultimada el 3 de marzo de 2016.

 

Valora este artículo
(0 votos)

Diseñado para © Proceso Digital. Derechos reservados.