baner por salud junio verde

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Tras protestas ciudadanas, suspenden proyecto Santa María



Tras protestas ciudadanas, suspenden proyecto Santa María
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa – El proyecto Condado Bosques de Santa María fue suspendido en su ejecución, determinaron autoridades y desarrolladores tras múltiples protestas ciudadanas.

- Capitalinos defienden como tigres su vital pulmón La Tigra.

- Personeros de la Fiscalía del Ambiente secuestraron más documentación en la Dirección de Ordenamiento Territorial de la AMDC, en relación al proyecto habitacional “Bosques de Santa María”.

La información fue confirmada a Proceso Digital por una alta fuente del Poder Ejecutivo que atribuyó protagonismo en la decisión a las autoridades municipales del Distrito Central, acuerpadas por otros entes gubernamentales.

En la reunión también participaron los desarrolladores del proyecto que pretendían edificar 1,800 viviendas en una zona aledaña al parque nacional La Tigra.

La Alcaldía de Tegucigalpa había otorgado permiso a la compañía desarrolladora para remover la tierra en el área del proyecto pero la inconformidad social movió a las autoridades a revocar la decisión y no otorgar los permisos para construir el denominado Condado Santa María, detalló la fuente.

Protestas

Los habitantes de la aldea El Hatillo y comunidades aledañas defendieron este lunes el parque nacional La Tigra, principal reserva ecológica de la capital hondureña, en la que se proyectaba realizar el citado complejo habitacional Bosques de Santa María.

Los vecinos de las aldeas Limones, Jute, Corralitos, La Cantu, El Chimbo, entre otras, realizaron protestas pacíficas, que incluso fueron acuerpadas por transeúntes y conductores de vehículos, quienes pese a la obstrucción de la vía, justificaron la causa de las manifestaciones.

Las tomas de carreteras simultáneas tuvieron lugar en igual número de zonas de la capital hondureña: El Hatillo, El Chimbo y salida de Tegucigalpa hacia Olancho.

A la altura del kilómetro 7.5 de la carretera que conduce al sector de El Hatillo, decenas de manifestantes bloquearon el paso y exigieron se detenga el controvertido proyecto habitacional, porque consideran afecta la zona de amortiguamiento del Parque Nacional La Tigra.

Bosque de La Tigra1Las protestas comenzaron desde temprano este lunes.Con pancartas en mano y consignas pro ambientales, los indignados pobladores instalaron barricadas improvisadas y advirtieron que son capaces de ofrendar hasta sus vidas por defender la zona núcleo de La Tigra.

Igualmente en El Chimbo y salida hacia Olancho, los pobladores exigieron el suministro de agua potable, la que no reciben desde hace meses.

En las tres protestas, la Policía usó gases y paradójicamente la tanqueta que arroja agua para dispersar a los manifestantes.

El exaspirante del Partido Liberal, Luis Zelaya, llegó a una de las tomas en la zona de El Hatillo y cuando daba declaraciones a los medios, recibió el rechazo de los manifestantes que vociferaban no querían la presencia de políticos. “Fuera de aquí, no queremos políticos”, le increparon.

Bosque de La Tigra2Se bloquearon carreteras para condenar el proyecto habitacional.Verdaderas batallas campales fueron el denominador común en las zonas de protesta. Manifestantes y agentes antimotines se enfrentaron con piedras, palos y gases, e incluso hubo denuncias que hubo bala viva en el altercado.

Reconocidos defensores del ambiente se han unido para hacer más fuertes sus voces y han encontrado en pobladores el eco para manifestarse contra proyectos habitaciones y otras edificaciones que atentan contra los recursos naturales.

Es importante mencionar que esta zona de La Tigra también ha sido escenario de recurrentes incendios forestales y tala del bosque por la epidemia del gorgojo descortezador.

La capital hondureña atraviesa una de sus peores crisis por la falta de agua. Sus embalses: Los Laureles, Concepción y El Picacho apenas tienen un poco menos del 30 por ciento de su capacidad real para dotar del vital líquido a la ciudad.

Bosque de La Tigra6En El Chimbo también se lanzaron gases lacrimógenos.Los más de 1.5 millones de habitantes del Distrito Central no disponen de la dotación normal de agua. Muchos tienen que someterse a prolongados calendarios de racionamientos y otros tantos, ya resignados, tienen que comprar el líquido para satisfacer sus necesidades.

Hace 30 años -1989- se construyó la última represa en Tegucigalpa con el propósito de abastecer el 50 por ciento de los consumidores del líquido. Ahora que el cambio climático y la sequía abaten la ciudad, se habla de nuevos proyectos para edificar más represas.

MiAmbiente defiende proyecto

Aunque el propio titular de la Secretaría de MiAmbiente, José Galdames, dejó claro que nunca firmará un contrato de construcción que perjudique la zona núcleo y de amortiguamiento del Parque Nacional La Tigra, el mismo cuenta con los permisos que la ley exige.

“Mientras José Galdames se encuentre en la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente, yo no voy a firmar un permiso que conlleve a construcciones en el Parque Nacional La Tigra”, recalcó.

El funcionario reiteró que la construcción del proyecto se encuentra fuera de la zona de amortiguamiento y del núcleo de La Tigra.

MiAmbiente reveló que el 14 de noviembre de 2014 se solicitó ante esa oficina del Estado, que se emitiera un permiso ambiental para el Proyecto Residencial Bosques de Santa María. La documentación establecía que el proyecto se desarrollaría en un área de 499.72 hectáreas, dividido en cuatro sectores.

La propuesta de la solicitud inicial consideraba 1 mil 915 lotes: 1 mil 886 residenciales y 29 comerciales.

El titular de la Secretaría de MiAmbiente explicó que de las 499 hectáreas del proyecto, 96.21 se encuentran en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional La Tigra, a la que no se otorgó la respectiva licencia ambiental.

Igualmente, al único sector que se le dio Licenciamiento Ambiental fue al Sector S-3 (vecindario central) el cual se encuentra a una distancia de 393 metros del límite de la Zona de Amortiguamiento del Parque Nacional La Tigra, fuera del área protegida.

Ante esa situación, el ministro Galdames enfatizó que el proyecto habitacional Bosques de Santa María cuenta con todos los requisitos y la licencia ambiental para realizar una construcción en esa zona sin perjudicar la zona de amortiguamiento del Parque Nacional La Tigra.

Sobre la versión que afirma que la empresa tala árboles, Galdames respondió que la población capitalina da muchas excusas para denunciar quiénes son los responsables de los incendios forestales y la tala.

Puntualizó que la manera de identificar a los responsables de destruir el bosque en La Tigra es con pedir al catastro de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC), quiénes son los dueños de los terrenos.

MP decomisa documentación

decomisoDDDAgentes fiscales decomisan documentos.Este mismo lunes, personeros de la Fiscalía del Ambiente de Tegucigalpa secuestraron  más documentación en la Dirección de Ordenamiento Territorial de la Alcaldía Municipal del Distrito Central, en relación al proyecto habitacional “Bosques de Santa María”.

El pasado 2 de septiembre -hace una semana-, luego de la denuncia pública en torno al citado proyecto habitacional, el Ministerio Público secuestró documentación relacionada a la construcción de la Residencial Bosques de Santa María.

La Fiscalía tiene en su poder toda la información para proceder a entablar las acciones legales que la ley establece.  

Voces contra el proyecto

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en Honduras, citó que frente a la profundización del conflicto generado a partir del inicio del proyecto residencial “Bosques de Santa María”, instó a las autoridades correspondientes a respetar el derecho a la expresión y a reunión pacífica de todos, incluyendo de las personas que rechazan el proyecto.

“Las autoridades deben encontrar una solución pacifica que garantice el derecho a participación, así como el derecho al agua y a vivir en un ambiente sano. La OACNUDH enfatiza su preocupación por el uso excesivo de gases lacrimógenos y reportes de uso”, postearon en su cuenta de Twitter.

De su lado, el vocero de la Conferencia Episcopal de la Iglesia Católica, Juan Ángel López, estimó que “esto de La Tigra ya se pasó de rayado a oscuro. ¿Será que no habrá nadie lo suficientemente digno que entienda que el asunto no es asegurar votos para el gobierno de un partido, sino la supervivencia de una ciudad? No es política... ¡es asunto de vida!”.

Mientras, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, manifestó que “necesitamos dar los espacios necesarios para que las personas que están en protesta en defensa del medio ambiente, puedan tener la oportunidad de dialogar con las autoridades”.

Abogó que “la iniciativa siempre tiene que venir de parte del Estado y ellos deben propiciar todos los acercamientos necesarios con todos los grupos.

Herrera Cáceres dijo que el Conadeh examina la documentación del controvertido proyecto habitacional, en vista que “queremos evitar que estos genere un conflicto mayor”.


Valora este artículo
(5 votos)

volver arriba