Logo
Imprimir esta página

Pese a protestas de usuarios, inició el cobro del peaje en carretera CA-5



Tegucigalpa - El Gobierno hondureño inició este jueves el sistema de cobro por concepto de peaje en la estación ubicada a la altura del kilómetro 37 en la comunidad de Zambrano, Francisco Morazán, pese a las protestas y malestar de los usuarios.
 

Según autoridades gubernamentales, las tarifas aplicadas en estos puntos de peaje son “las más bajas” de América Latina y se efectúan con el objetivo de brindar mantenimiento periódico y rutinario al Corredor Logístico de Honduras.

El cobro que este jueves entró en marcha, de acuerdo a versiones del Gobierno, brindará beneficios adicionales a todos los usuarios que se trasladan por este importante tramo carretero, entre las que se mencionan: servicio de grúas para remolque, talleres mecánicos, ambulancias para brindar auxilio y socorro en casos de emergencias a través del *3333, patrullaje vial y teléfono de emergencias, entre otros.

El Ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, Roberto Ordoñez, señaló que esta medida se realiza siguiendo el ejemplo de experiencias nacionales e internacionales, ya que países como México, Colombia y Guatemala entre otros han desarrollado y mantenido su inversión mediante esta modalidad.

Algunas ciudades hondureñas como San Pedro Sula y Puerto Cortés ya cobran este tipo de tributos, sin embargo el malestar de la población hondureña es que la carretera CA-5 fue construida con fondos de la Cuenta del Milenio, financiados por Estados Unidos.

Ordoñez, reiteró que el aporte de este impuesto vehicular mejorará el desarrollo y las condiciones de las vías de comunicación en todo el país, así como la construcción a cuatro carriles donde aún hace falta y lo más importante el ahorro significativo en los costos de operación.

Varios sectores de la sociedad se han pronunciado en contra del cobro de este peaje, por considerarlo atentatorio contra la economía de los más pobres, al tiempo que anuncian huelgas y tomas de carreteras para las próximas horas.

Por su parte la empresa concesionaria Covi de Honduras, quien estará a cargo de la recaudación del peaje, a través de su representante David Palma, justificó que este sistema de cobro es la mejor opción para darle mantenimiento a este corredor durante los próximos 20 años y garantizó que cada centavo que se recaude se reinvertirá en nuevas obras, mantenimiento, seguridad y servicios adicionales para todos los hondureños.

Palma puntualizó, que en la primera etapa se invertirán 270 millones de lempiras y en la segunda fase un total de dos mil millones en la ampliación y construcción de varios tramos carreteros.


Valora este artículo
(0 votos)

Diseñado para © Proceso Digital. Derechos reservados.