banner por salud TCTLLE

logo19PD

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Moncada defiende contrato con Odebrecht y dice otros lo interrumpieron con dolo



La exgerente de la ENEE, Ricci Moncada. La exgerente de la ENEE, Ricci Moncada.
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa - La exgerente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), Ricci Moncada, reafirmó que en su gestión se firmó el contrato con la empresa brasileña Odebrecht para la construcción del proyecto denominado Jicatuyo y Los Llanitos, sin embargo culpó al gobierno interino de Roberto Micheletti de interrumpirlo dolosamente con fines aún no esclarecidos.

- “No creo en la justicia de Honduras, hay excepciones, pero la regla general es que este país se quedó sin justicia y sin reconciliación”, indicó.

- Exteriorizó que espera “el juicio por la verdad” para dar cuenta de un dinero encontrado en un hotel del sur de Honduras y que eran para el proyecto denominado Cuarta Urna.

En entrevista con la radio HRN, la exfuncionaria defendió la firma del contrato de la gestión del Poder Ciudadano con la compañía brasileña Odebrecht y aseveró que otros son los que deben rendir cuentas al respecto.

“Nuestra administración firmó el contrato con Odebrecht de Jicatuyo y Los Llanitos y ese contrato la dictadura post golpista se encargó de que no se materializara, lo interrumpieron y lo hicieron dolosamente porque el contrato Jicatuyo y Los Llanitos, es un contrato beneficioso que nos hace conservar la propiedad sobre el sitio para el desarrollo de la represa hidroeléctrica, entonces la pregunta es ¿por qué la dictadura de los siete meses de Roberto Micheletti interrumpió la construcción de Jicatuyo y Los llanitos y por qué al paralizar el proyecto dieron paso a un montón de contratos de generación de carácter leonino que hoy son impagables y que tienen a la ENEE con una deuda que supera los 40 mil millones de lempiras”, explicó.

La también dirigente del Partido Libertad y Refundación (Libre), refirió que durante su gestión se suscribió un contrato sano, correcto y en el que se pueden realizar todas las investigaciones que se estimen convenientes.

“Siempre he emplazado a que venga la Fiscalía de Brasil y que venga la Corte Federal de Brasil si quieren para que evalúen nuestra participación como gobierno en la suscripción de ese contrato; después del golpe hubo tres reuniones y tres enmiendas a ese contrato, pero hay que investigar y preguntar ¿por qué esas enmiendas y por qué se dieron esas visitas y finalmente por qué se paralizó la obra?”, arguyó.

Cuestionó que: “¿quiénes son los interesados en que la ENEE no desarrolle proyectos que le beneficien como empresa? que al final pegan con el ciudadano y también lo benefician”.

Ricci Moncada insistió que ella firmó esos contratos con Odebrecht y aclaró que “no recibí absolutamente ni un lempira por la firma de esos contratos. Actué en mi condición de funcionaria pública cumpliendo una responsabilidad al frente de la empresa más importante en el país”.

Alardeó que en su gestión al 30 de junio de 2009 la ENEE tenía un superávit de 172 millones de lempiras y que 10 años después esa misma empresa, vaya a saber por qué razones, debe más de 40 mil millones de lempiras que constituyen el agujero fiscal más grande de la historia del país en el Presupuesto de la República.

Al ser consultada en torno a las identidades de los nombres de las personas responsables de ese descalabro financiero, Moncada contestó: “son todos los que quedaron al frente, incluidos los chafas asesinos y criminales que están impunes y que se pasean por todos los medios de comunicación dando declaraciones como grandes personajes cuando son grandes criminales que tienen un saldo de 300 muertos después del golpe”.

Reiteró que “quienes quedaron en la administración del país son responsables de la tragedia que vive la Empresa Nacional de Energía Eléctrica y son responsables que hoy tengamos una factura quintuplicada y de que cada mes se nos siga incrementando esa factura y tengamos nosotros que subsidiar la criminalidad, la corrupción y la barbarie del gobierno post golpe de Estado”.

Sobre la gestión interina del expresidente Roberto Micheletti refirió: “Tienen cuentas pendientes, 30 mil millones de lempiras es lo mínimo que costó el golpe, nadie sabe dónde está el dinero de PetroCaribe y que quedó en una cuenta del Banco Central, nadie sabe dónde están los 30 millones de dólares del ALBA, nadie sabe dónde están los tractores, nadie sabe qué se hizo con proyectos importantes y solidarios que se condujeron desde el gobierno del Poder Ciudadano y que fueron utilizados e instrumentalizados para dar el golpe de Estado”.


Valora este artículo
(2 votos)

volver arriba

    


CEDAC Baner PRONTO