Logo
Imprimir esta página

Conadeh registra 89 casos de maestros y estudiantes en riesgo de desplazamiento forzado



Conadeh registra 89 casos de maestros y estudiantes en riesgo de desplazamiento forzado
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa- El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), Roberto Herrera Cáceres, dijo hoy estar de acuerdo con la recuperación de aquellas zonas ocupadas por bandas criminales, así como por maras y pandillas, sin que se perjudique al resto de la población que habita en esos lugares.

-De los 89 casos; 54 fueron de maestros y 35 de estudiantes afectados por la violencia que provocaron situaciones de riesgo y desplazamiento forzado de ambos sectores.

“Este es un tema que hemos venido pregonando que es necesario atacarlo por la vía de la prevención y, sobretodo, asegurar las condiciones necesarias para haya mejores condiciones de vida y desarrollo dentro de esas comunidades que han sido penetradas por las maras y el crimen organizado”, declaró.

Agregó que hay una serie de espacios como escuelas, centros de diversión, lugares de esparcimiento que han sido tomados por estos grupos y, la población ya no tiene donde llevar a sus niños y permitirles su sano desarrollo.

Consideró que la recuperación de esas áreas debe hacerse, pero se deben tomar en cuenta algunos aspectos indispensables como el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales, en especial que no haya terceros afectados.

En su criterio se debe hacer uso riguroso pero moderado de la fuerza, de tal manera, que se permita controlar los sectores que están en la delincuencia sin perjudicar a la población general.

Indicó que la Constitución de la República garantiza a todos los habitantes el derecho a la vida, por lo que recordó, a las autoridades encargadas de la seguridad en el país, que tienen entre sus atribuciones, prevenir, disuadir controlar y combatir toda clase de delitos, faltas o infracciones, así como mantener y restablecer la paz interna, la tranquilidad, el orden público, la seguridad con base en el respeto de los derechos humanos.

El pasado 29 de agosto, el presidente Juan Orlando Hernández, anunció el lanzamiento de la más ambiciosa misión por barrio, colonia, cuadrante y aldea para recuperar zonas ocupadas por bandas criminales, así como por maras y pandillas que atemorizan al país.

“Hoy lanzamos una nueva misión en materia de seguridad, vamos a ir liberando territorio por territorio, barrio o colonia, aldeas y caseríos de Honduras de las bandas criminales y de las maras y pandillas”, dijo el mandatario.

De acuerdo a las quejas atendidas, en el 2017, este ente estatal tomó nota de, al menos, 38 centros educativos de los departamentos de Cortés, Francisco Morazán, Olancho, Colón, Choluteca, Yoro, Atlántida, Comayagua y Gracias a Dios, con situaciones de riesgo y desplazamiento forzado.

Los grupos criminales han logrado infiltrarse en el interior de las escuelas, influyendo en las decisiones de maestros y directores.

Sus miembros realizan labores de reclutamiento, vigilancia e inteligencia, promueven la venta de drogas a personas menores de edad y extorsionan a maestros y estudiantes.

En sus denuncias los maestros indican que son objeto de amenazas a muerte u otras modalidades violatorias debido a que los centros de estudio se encuentran en áreas controladas por asociaciones ilícitas.

En el caso de las maestras, en algunos casos, ha sido víctimas de abuso sexual, asaltos personales o daños perpetrados contra la propiedad de los centros educativos.

Registros estadísticos indican, que entre los años 2010 y el 2016, alrededor de 1,200 estudiantes perdieron la vida en circunstancias violentas en Honduras; de estos, el 52% eran estudiantes de secundaria y el 13,5% estudiantes universitarios.


Valora este artículo
(1 Voto)

Diseñado para © Proceso Digital. Derechos reservados.