baner por salud junio verde

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Un "Félix" debilitado amenaza Tegucigalpa



Tegucigalpa - El huracán "Félix", debilitado a categoría uno tras su paso por Nicaragua, ingresó hoy a Honduras con fuertes lluvias en la región oriental de este país centroamericano.
 

El anuncio del ingreso del huracán lo hizo en rueda de prensa el presidente hondureño, Manuel Zelaya, quien dijo que, a pesar de que el fenómeno se ha degradado de la categoría máxima (cinco) a la mínima (uno) en la escala Saffir-Simpson, provocará fuertes lluvias, afectando Tegucigalpa entre otras regiones.

Agregó que "Félix" no ha causado daños graves ni pérdida de vidas humanas, y que a Honduras entró por la cordillera Entre Ríos y la confluencia del río Coco o Segovia, que sirve de línea fronteriza con Nicaragua.

El fenómeno avanza con rumbo oeste hacia la zona central de Honduras, donde se encuentra Tegucigalpa, acotó el presidente.

El alcalde de la capital hondureña, Ricardo Álvarez, dijo que "ojalá que en Tegucigalpa no caiga ni una gota de lluvia, porque el huracán nos puede causar un desastre".

La experiencia ha enseñado a los capitalinos que una torrencial lluvia de una hora es suficiente para que algunos sectores de su ciudad se conviertan en un caos, por lo altamente vulnerable que es Tegucigalpa, que se localiza en el centro de Honduras a unos 1.000 metros sobre el nivel del mar.

Álvarez recordó hoy que en Tegucigalpa han sido detectados 24 sitios de alto riesgo, por lo que emitió un llamado a sus pobladores a que los desalojen.

El huracán -que anoche cambió un poco su ruta, descendió unos 75 kilómetros al sur y entró a Nicaragua- solamente ha causado fuertes lluvias en la región oriental de Honduras.

El presidente Zelaya recordó que en principio se creyó que "Félix" azotaría con más fuerza la región caribeña, incluido el insular departamento de Islas de la Bahía, de donde el lunes fueron evacuados más de 2.000 turistas.

En el centro, norte y una gran parte del Caribe, las condiciones de tiempo eran bastante buenas hacia el mediodía de hoy, tiempo local, tanto que los tres aeropuertos internacionales del país, situados en Tegucigalpa, San Pedro Sula y La Ceiba, estaban operando normalmente, informó el ministro de Turismo, Ricardo Martínez.

En Tegucigalpa una llovizna comenzó a caer hacia las 12.00 horas locales (18.00 GMT) y se esperaba que hacia las 16.00 horas la capital empiece a ser azotada por fuertes aguaceros.

Las lluvias podrían prolongarse hasta la noche, con "Félix" ya convertido en tormenta tropical, según lo que prevén autoridades del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

El presidente hondureño ha seguido de cerca el desplazamiento del fenómeno y hoy anunció que están coordinando acciones de asistencia con Nicaragua, Colombia y Estados Unidos, que mantiene una base militar en este país, para las labores de rescate y distribución de ayuda humanitaria.

El huracán se comenzó a sentir con fuerza en el departamento de Gracias a Dios, al este de Honduras, limítrofe con Nicaragua, hacia las 04.00 horas locales de hoy (10.00 GMT).

Posteriormente, su influencia se fue extendiendo a los departamentos de Olancho, Colón, Francisco Morazán y El Paraíso.

El hecho de que el fenómeno se haya degradado a uno no quiere decir que las torrenciales lluvias cesarán, indicó a periodistas un portavoz del SMN.

La Comisión Permanente de Contingencias (COPECO) informó de que la "alerta roja", de emergencia, se mantiene en los departamentos de Gracias a Dios, Atlántida, Colón, Cortés, Yoro, Olancho, Comayagua, Francisco Morazán y El Paraíso.

Hasta ahora han sido evacuadas más de 20.000 personas en las Islas de la Bahía, Gracias a Dios y Colón, entre otras regiones, según diversos organismos de socorro, mientras que los comités de emergencia local tienen listos decenas de albergues, principalmente en centros urbanos.

Algunos de los albergues están funcionando en escuelas y colegios públicos.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba