banner por salud TCTLLE

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Anticorrupción, bandera de campaña que sacude élites del Triángulo Norte



Anticorrupción, bandera de campaña que sacude élites del Triángulo Norte
Autor del artículo: Especial Proceso Digital

Tegucigalpa - El fenómeno de la corrupción se ha vuelto un tema de campaña política que ha hecho y busca hacer presidentes en Centroamérica, en especial en el llamado Triángulo Norte en donde los últimos comicios en El Salvador, fue la bandera anticorrupción la que le dio el triunfo al gobernante electo, Nayib Bukele , y en Guatemala, la exfiscal general Thelma Aldana busca repetirla, pese a que en los últimos dos días se ve enfrentada a un tsunami que podría neutralizarla.

Es la cruzada contra la corrupción la que está entusiasmando a los electores, en especial los independientes, así como quienes han entrado en franco desencanto con la democracia, según el último sondeo de opinión elaborado por el Latinobarómetro.

De acuerdo con el Latinobarómetro, la corrupción se ha instalado entre los tres principales problemas identificados por los latinoamericanos con intensidades de mayor a menor grado, pero entre los desafíos democráticos más urgentes de la región.

La apuesta Bukele

En El Salvador, una encuesta elaborada por el diario La Prensa Gráfica señala que el presidente electo, Nayib Bukele, tuvo en la bandera de lucha contra la corrupción el mensaje de fuerza que le llevó al poder, ante el desgaste del bipartidismo conformado por el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y el partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), salpicados por denuncias de corrupción, entre ellos, dos expresidentes de la república.

La propuesta de Bukele de luchar contra la corrupción y con ello un cambio en el país, fue el tema clave que le aseguró el triunfo revela la encuesta, que señala también que los jóvenes se decantaron por el nuevo presidente electo de El Salvador.

En su oferta electoral, Bukele anunció que pedirá la creación de una Comisión Internacional contra la Corrupción e Impunidad en El Salvador (CICIES) a las Naciones Unidas, pero no descarta tampoco tocar las puertas de la OEA.

En ese país centroamericano, un expresidente se encuentra preso por corrupción, se trata de Antonio Saca , fundador del partido GANA que fue el paraguas que llevó a Bukele a la presidencia, en tanto, otro exmandatario se encuentra prófugo de la justicia, asilado en Nicaragua, es el expresidente Mauricio Funes del partido FMLN, actualmente en el poder.

Los contrastes de Bukele

La bandera anticorrupción de Bukele contrasta con una solicitud que formuló, el pasado febrero, realizó ante la corte de sentencia para que esa instancia archivara un proceso judicial que enfrentaba por el delito de calumnia, cobijándose en la inmunidad que le otorga la Constitución, tras resultar electo presidente del país, funciones efectivas a partir de junio de este año.

La solicitud retrasó la sentencia que recién se conoció este marzo y que resultó condenatoria  para el presidente electo y que le obligan a una disculpa pública, no volver a hablar del tema que originó la demanda en público y al pago de 50 mil dólares. Bukele fue acusado, hace un par de años, de calumnia por el exsecretario de la Presidencia Eugenio Chicas, luego de que este le acusó en un espacio de televisivo de violar a una menor.

Aldana quiere derrotar los corruptos

En Guatemala, la exfiscal general de ese país, Thelma Aldana, anunció su lanzamiento  a la candidatura presidencial por el partido Semilla, creado por los indignados que hace cuatro años gestaron una lucha ciudadana que concluyó con la salida del poder del expresidente guatemalteco, Otto Pérez Molina y de la exvicepresidenta, Roxana Baldetti.

La exfiscal Aldana lleva en su fórmula presidencial al reconocido economista Jonathan Menkos, y su principal lema de campaña es continuar la lucha anticorrupción y contra la impunidad que inició hace cuatro años atrás cuando le tocó acusar a quien la había nombrado en el cargo: el entonces presidente Otto Pérez Molina.

A pocos días de cesar en su cargo como fiscal general de Giuatemala, Thelma Aldana conversó con Proceso Digital  y en esa ocasión dijo que “Yo no seré una espectadora más de lo que sucede en mi país. Desde cualquier espacio seguiré luchando contra la corrupción y la impunidad. Soy abogada y soy una mujer de derecho, comprometida con el sistema de justicia y tengo mucha claridad en el sentido que hay que fortalecer la justicia porque en ella puede descansar nuestro futuro y en esa lucha siempre estaré presente”.

Pero Aldana, quien ya está inscrita como candidata ahora enfrenta una orden de captura, misma que el propio ministro de Gobernación (Interior) de Guatemala, Enrique Degenhart, aseguró este miércoles que la misma "está vigente", por lo que, "al ser ubicada" será "inmediatamente conducida a la Torre de Tribunales".

La orden de detención, con fecha del 18 de marzo y firmada por el juez Décimo de Primera Instancia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente de Guatemala, Víctor Manuel Cruz, ordena la captura de Aldana por los delitos de "peculado por sustracción en forma continuada, falsedad ideológica y casos especiales de defraudación tributaria".

Según reporta la agencia EFE, Degenhart aseguró que su despacho no ha recibido "ninguna revocatoria ni ninguna instrucción distinta" que le obligue a cesar la persecución penal en contra de la aspirante presidencial del partido Movimiento Semilla, que se encuentra en El Salvador por un viaje de trabajo.

Según la organización política, Aldana goza de inmunidad debido a que la exfiscal fue inscrita este martes por el Registro de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral junto al economista y exdirector del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales Jonathan Menkos como candidatos a la Presidencia y Vicepresidencia, respectivamente, para la elección del 16 de junio.

El secretario general de Semilla y candidato por el listado del Distrito Central, Samuel Pérez Álvarez, aseguró que tanto Aldana como Menkos "están inscritos" y por ello "tienen inmunidad para no ser perseguidos ni procesados".

Sin embargo, el encargado de los asuntos internos del país puntualizó que la unidad de capturas de la Subdirección de la División Especializada en Investigación Criminal de la Policía Nacional Civil "presentará" a la exfiscal "ante el juez que emitió la orden de aprehensión", Víctor Cruz.

El ministro agregó que a su despacho no le "compete" definir "absolutamente nada más que no sea el cumplimiento de la orden judicial emitida por el juez competente".

La persecución en contra de Thelma Aldana, según Samuel Pérez Álvarez, es la "evidencia" del "tamaño del enemigo al que nos enfrentamos los guatemaltecos" y sostuvo que era "el último intento por frenar la candidatura", el cual "fracasó".

Las elecciones presidenciales en Guatemala son el 16 de junio y Aldana ha indicado que la apuesta es profundizar la cruzada anticorrupción y desmontar lo que ella llama “pacto de corruptos” en relación a la embestida que las elites políticas y económicas guatemaltecas han iniciado junto al gobierno del presidente Jimmy Morales por desarticular la labor de la Comisión Internacional contra la Corrupción e Impunidad en Guatemala (CICIG), cuyo convenio ha sido abolido  por el Poder Ejecutivo, pero recursos de amparo en la Corte de Constitucional han fallado en contra de esa decisión por no seguir los procedimientos de ley y constitucionales.

La lucha contra la corrupción será
un tema clave de campaña en Guatemala
 

La exfiscal Aldana, al aceptar la nominación por el partido Semilla, dijo que todos los problemas en Guatemala empiezan y terminan con una palabra: corrupción, y que su bandera se centrará en desmontar esas redes promovida por lo que denominó “pacto de corruptos”.

Apenas dos días después de ser nominada candidata presidencial, la misma Fiscalía de Guatemala solicitó abrir un proceso judicial contra la exfiscal Aldana, por presuntas irregularidades en la contratación de una persona.

En Guatemala los candidatos presidenciales deben estar limpios de demandas como requisito sine qua non para poder inscribir su candidatura a la presidencia. 

Los datos del Latinobarómetro

Los meses subsiguientes serán intensos en ese país donde 21 partidos políticos, hasta ahora, se han inscrito para correr a la presidencia y entre algunos candidatos fuertes se menciona a Sandra Torres , la exprimera dama de ese país y exesposa del expresidente Álvaro Colom.

En Honduras, en tanto, la lucha contra la corrupción tiene sus altibajos y aunque han empezado a dibujarse campañas prematuras , hasta ahora ninguno de los posibles candidatos o aspirantes presidenciales, ha tomado la bandera de la corrupción como mensaje clave de campaña.

En el país, visiblemente sectores se decantan más por lo que pasa en Guatemala; bajar el perfil a la lucha anticorrupción bajo el argumento que no necesitan instancias “supranacionales” sino “fortalecimiento” de los entes persecutores de justicia.

De acuerdo con el sondeo de Latinobarómetro, en los países del Triángulo Norte que conforman Guatemala, El Salvador y Honduras, la percepción de corrupción muestra que en Guatemala el 51% de los consultados considera que ha aumentado la percepción de la corrupción, en tanto en El Salvador el porcentaje es de 56% y en Honduras de 43%.

El tema de la corrupción, según el Latinobarómetro, se encuentra instalado en el radar de los ciudadanos centroamericanos y latinoamericanos.

Sin embargo, el estudio revela que hay división en la región en cuanto a la reacción ciudadana frente a la corrupción, mientras unos apuestan a que se debe denunciar la corrupción, otros prefieren callar antes que denunciarla.

Honduras y El Salvador encabezan la lista de países en los que los ciudadanos prefieren callar la corrupción antes que denunciarla, no así en Guatemala.

En Honduras, el 71% de los ciudadanos prefiere callar la corrupción antes que ir a denunciarla, en El Salvador 69% y en Guatemala el 45%.

De momento, el tema ha logrado catapultar a la presidencia al gobernante electo en El Salvador, Nayib Bukele, mientras Guatemala decidirá en junio si Thelma Aldana corre la misma suerte de Bukele y en Honduras a medida que se caliente la fiebre electoral, los aspirantes presidenciales determinarán si la corrupción importa o no como mensaje clave.


Valora este artículo
(1 Voto)

volver arriba