banner por salud TCTLLE

logo19PD

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

La voluntad de una madre hondureña en España traspasa fronteras



La voluntad de una madre hondureña en España traspasa fronteras
Autor del artículo: Proceso Digital /Por Ronad Ordóñez

Proceso Digital /Por Ronad Ordóñez

Tegucigalpa - El amor de madre es único en todas sus formas, y el de una madre migrante es además todopoderoso, tan protector que intenta resguardar a sus hijos en la distancia cuando la vida le orilla a marcharse en busca de un mejor futuro para la familia.  

- Hoy sus hijos de 11 y 14 años estudian bajo el sistema europeo y la tercera hija de dos años crece saludablemente gracias al esfuerzo y perseverancia de esta madre inmigrante hondureña.

- Este día será el primero que celebre junto a su madre y hermanas, luego de haber emigrado hace nueve años.

Rosa Oviedo es una hondureña lideresa de una especie de matriarcado de luchadoras que han dejado su país sin olvidar las raíces, sin renegar de su patria y con la mirada puesta en el futuro para sus hijos.

Esta hondureña emigró hace nueve años a San Sebastián en la región española del País Vasco y después de tres años y medio logró reunir a su familia en su nuevo entorno, tras obtener su residencia. En su casa y pasados los años, se ha reunificado con sus hijos, hermanas y con su madre, de quien heredó su espíritu de lucha por la vida.

RosaESPANA2

La “catracha” conversó con Proceso Digital y narró su historia que empezó nueve años atrás cuando tomó la difícil decisión de emigrar.

Aunque en Honduras era mecanógrafa y tenía un pequeño salón de belleza, eso no le era suficiente y el deseo de un mejor futuro para sus hijos era superior, en 2009 armó sus maletas y emigró rumbo a España.

“Decidí emigrar, una para ayudar a mi familia y otra para un mejor fututo de mis hijos”, expresó la madre inmigrante.

Las hondureñas en España son más

Los registros oficiales brindados por el Instituto Nacional de Estadística dan cuenta que en España la colonia hondureña de inmigrantes documentados es de 66 mil 461 personas de los cuales 74 por ciento son mujeres.

El ministerio de Exterior de Honduras estima que cerca de 35 mil connacionales habitan en España sin documentos, pero en general, la tendencia de esta comunidad es regularizar su situación en ese país.

Cataluña es la región donde los hondureños son mayormente acogidos con un número de documentados de 27 mil 800, pero también hay importantes colonias catrachas en el País Vasco, con cerca de tres mil 800; Andalucía con cerca de dos mil; Valencia reporta más de cuatro mil 100, Castilla y León registran un mil 750 y Madrid, una de las más numerosas, con más de 14 mil 200 registrados, de acuerdo con el estatal INE que tiene en sus cuentas 17 ciudades españolas con registro de inmigrantes hondureños. 

Orgullosa de sus raíces

RosaESPANA6Como muchos hondureños al llegar a España Rosa Oviedo trabajó en lo que se le presentara oportuno y que le permitiera tener acceso a unos cuantos euros. Confesó que sintió el choque cultural en muchos aspectos principalmente en los horarios y la educación europea.

Sin embargo, optó por estudiar hostelería con especialidad en cocina en lo que logró trabajar hasta antes de tener a su tercer hijo, una pequeña que en la actualidad cuenta con dos años.

Contó que cinco años atrás conoció a un español con quien salió por un tiempo y luego procreó una niña, quien juntos a sus hermanos constituyen un núcleo familiar.

Luego de su último parto, ya con tres hijos, no pudo continuar en el rubro de la hostelería por lo que decidió dedicarse a limpieza de casas, una actividad con la que sostiene a su familia.

“Yo me he puesto muchas metas y las he podido cumplir, pero claro no ha sido un camino fácil, hay que ser fuerte y perseverar”, apostilló la entrevistada.

RosaESPANA3

Es precisamente esa perseverancia la que le permitió llevar a su lado al resto de su familia -su madre y hermanas- quienes hoy le apoyan en su trabajo y en la crianza de sus hijos.

“Mi consejo a los inmigrantes es que el esfuerzo debe valer la pena, que no vayamos a otros países solo por decir que viajamos y que tengamos presente de dónde venimos y metas claras”, añadió.

Acto seguido, criticó que muchos inmigrantes hondureños han llegado a España y no han logrado construir un patrimonio, “es una pena” dijo al tiempo que consideró que no existe un “sueño español o americano” sino el único sueño de volver a reunir a la familia una vez se emigra.

Explicó que dos hermanas, una de ellas madre, emigraron en primera instancia y luego en conjunto se llevaron a su madre, una mujer que las crio sola, es decir, sin el apoyo de un padre.

“Me orgullece mucho, ya que mi madre es soltera y nos crio sola y ahora yo puedo dar una educación de calidad a mis hijos, no es fácil, pero Dios nunca me abandona”, señaló.

“Mis hijos me dan felicidad y alegría, el saber que ellos están bien me hace estar muy bien”, prosiguió.

Al consultarle qué es lo que más extraña en Honduras, sin titubear dijo que la libertad ya que por su condición de emigrante en España se ata a su trabajo.

RosaESPANA4

“Cuando yo regresé a Honduras a traer mis hijos sentí esa libertad otra vez, no sé porque, pero es que aquí cuando se es inmigrante se vive con miedo hasta de la Policía”, acotó.

Detalló que, logró obtener la residencia por medio de arraigo, luego de trabajar tres años y de su empadronamiento. Primero obtuvo un permiso por un año y luego por dos años, este último se repitió y finalmente obtuvo un permiso por cinco años lo que le permite optar a la nacionalidad española.

No obstante, la hondureña reveló que no le hace ilusión la ciudadanía española ya que se siente orgullosa de sus raíces catrachas y con la residencia puede trabajar legalmente en ese país.

Compartió que, tras emigrar este será el primer año en el que podrá celebrar el Día de la Madre junto a su progenitora para lo cual planea una celebración “a lo catracho” con regalos y comida típica.

RosaESPANA5

“Aquí dicen que es un negocio el Día de la Madre por lo que no han adoptado la costumbre de hacer un regalo como en Honduras, pero nosotros lo vamos a celebrar y también vamos a hacer yuca con chicharon”, enunció la madre hondureña.

Finalmente, aprovechó la oportunidad para saludar a todas las madres en especial a las inmigrantes que tomaron la decisión pensando en sus hijos.

“Que Dios nos ayude y dejemos el pasado atrás… siempre debemos estar orgullosos de nuestros hijos y a las madres luchadoras les digo que Dios nunca nos abandona”, cerró.

 


Valora este artículo
(2 votos)

volver arriba