baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Reformas electorales no terminan de encantar a los ciudadanos



Reformas electorales no terminan de encantar a los ciudadanos
Autor del artículo: Especial Proceso Digital

Tegucigalpa - En el tiempo que resta, hasta junio, la agenda parlamentaria estará fuertemente inclinada a los temas electorales, en especial a la aprobación de las leyes que regirán el nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE), que sustituirá al Tribunal Supremo Electoral (TSE), y al Tribunal de Justicia Electoral (TJE), mismos que quedarán conformados por un tripartidismo en el marco de lo que llaman reformas político-electorales.

- Al actual pleno del TSE ya vacó en sus cargos, pero continuarán hasta que se nombren sus sustitutos en los nuevos órganos electorales. Se prevé un estimado de 60 días más.

- Aunque unas voces parlamentarias aseguran la elección de los nuevos cargos en el CNE y TJE podría ser en junio -antes del receso-, otro ponen como límite agosto.

Reformas, que de acuerdo con el último sondeo hecho por el Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (ERIC) de la Compañía de Jesús de la Iglesia Católica, los ciudadanos consideran que son un reparto que pasó de ser entre dos grandes partidos para incluir un tercero, en este caso Libertad y Refundación (Libre).

Los congresistas han dicho luego de regresar de las vacaciones de Semana Santa –hace un mes- que pondrán mayor acento al tema de las reformas electorales, en particular el CNE y el TJE, cuya ley aún no ha sido aprobada y ya vacaron los actuales magistrados del Tribunal Supremo Electoral, mismos que seguirán en sus cargos hasta que se elijan a las nuevas autoridades, una vez que se hayan aprobado las leyes respectivas.

Juan Carlos Elvir, diputado liberalJuan Carlos Elvir, diputado liberal, sostiene que las nuevas autoridades de los entes de control electoral que entrarán en vigor, deben ser no solo rostros nuevos, sino que también con una carrera en base a meritocracia, porque no puede darse a la ciudadanía nuevas herramientas electorales con los vicios del pasado.

Pero en los pasillos del Congreso Nacional, otras voces indican que los nuevos magistrados del CNE y el TJE ya están cocinados, que el mecanismo de elección será directo y no elección de segundo grado como ha demandado el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) en una propuesta presentada públicamente en las últimas semanas.

El Cohep señaló que cargos tan sensibles e importantes como el TSE ahora CNE, el Registro Nacional de las Personas o el Tribunal Superior de Cuentas no deben ser de elección directa o discrecionalidad, sino que deben salir de nóminas y concursos en donde prevalezca la meritocracia y respondan a estándares internacionales de selección y elección.

Los legisladores tienen ante sí enormes desafíos para generar certeza entre la ciudadanía que las nuevas elecciones de segundo grado de los nuevos altos funcionarios sean creíbles y representativas.

Igual que antes

La propuesta de nueva ley del CNE y TJE que el Tribunal Supremo Electoral envió al Congreso Nacional, la elección de los nuevos magistrados sigue siendo de forma directa, es decir, serán los congresistas quienes elijan de la propuesta que introduzca la directiva parlamentaria, en especial la presidencia, cuyo titular tiene amplias facultades de discrecionalidad propias de la Ley Orgánica de ese poder del Estado.

De ahí que la última encuesta de opinión pública de los jesuitas señale que un 42.9 % de los consultados considere que las reformas electorales aprobadas, son más de lo mismo. Mientras, un 21.6 % dice que éstas obedecen a negociaciones y distribución de cuotas de poder; un 19.7 % considera que esas reformas pueden ayudar a que las próximas elecciones sean más limpias y un 11.5 % creen que pueden ayudar a que se evite el fraude.

Las reformas político-electorales han sido una constante en Honduras desde la última década, pero la clase política ha venido tomando acciones a cuenta gotas, y estas últimas reformas son un reflejo de ello. De un paquete que incluía la figura de la segunda vuelta, el referendo revocatorio y el tema de la reelección, solo dos fueron tomadas en cuenta: un nuevo ente electoral y un tribunal de justicia electoral.

La última encuesta de opinión pública de los jesuitas señale que un 42.9 % de los consultados considere que las reformas electorales aprobadas, son más de lo mismo.

Ambas propuestas de ley contienen más de 300 artículos y los congresistas han creado una súper comisión electoral para dictaminar sobre esas figuras y aprobar tales leyes a más tardar en junio, antes del primer receso legislativo de medio año.

Asimismo, han pedido asesoría a la Organización de Estados Americanos (OEA), a las Naciones Unidas y a instancias de sociedad civil y de cooperación internacional para lograr sacar una buena ley del CNE y del TJE. No obstante, de momento, la lectura que hacen los legisladores se decanta por el anteproyecto de ley enviado por el TSE que aducen será la base de los nuevos entes electorales.

Estos nuevos organismos y los altos funcionarios que lo integren tendrán a su cargo organizar y definir las elecciones generales del 2021, cuando Honduras renueve sus autoridades centrales, legislativas y municipales.

Anteriormente, el vicepresidente del Congreso Nacional, Antonio Rivera Callejas, anunció que la OEA, asistirá al Poder Legislativo en la creación de cuatro leyes, dos de ellas relacionadas con temas electorales y fortalecimiento de la democracia.

Los ciudadanos consideran que son un reparto que pasó de ser entre dos grandes partidos para incluir un tercero, en este caso Libertad y Refundación (Libre).

Hay dos a corto plazo: la Ley del Consejo Nacional Electoral (CNE) y la Ley del Tribunal de Justicia Electoral (TJE) "Y dos a mediano plazo, que son las reformas a la Ley de Financiamiento y reforma a la Ley de Mecanismo de Participación Ciudadana, explicó.

El congresista Rivera Callejas, manifestó que “a más tardar en agosto ya tendremos magistrados electos, y las nuevas leyes aprobadas, ya tenemos la base legal y no hay necesidad de un nuevo decreto”.

Continuó que “está semana vamos a tener platicas con las diferentes fuerzas políticas, sobre todo, las mayoritarias, para determinar si elegimos magistrados en mayo o en agosto”.

Al actual pleno del TSE ya vacó en sus cargos, pero continuarán hasta que se nombren sus sustitutos en los nuevos órganos electorales.

La apuesta

La apuesta de los políticos está en ver a quiénes ponen al frente de los dos nuevos entes en temas electorales, los nombres de los magistrados del tripartidismo empiezan a sonar en los pasillos legislativos y solo se han detenido, en los últimos días, ante los ruidos que les ocupan frente a la introducción de un proyecto de ley para “hacer una reingeniería” a la salud y educación pública y que ha causado revuelo gremial.

Pero en agenda, incluso se adelantó que los nuevos comisionados del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), serían electos en combo con los magistrados del TJE y el CNE pues en torno a los nuevos representantes del IAIP no hay consenso entre los partidos y esperan sacarlos de la nómina que se proponga para los nuevos rectores de los entes de control electoral.

Los legisladores tienen ante sí enormes desafíos para generar certeza entre la ciudadanía que las nuevas elecciones de segundo grado de los nuevos altos funcionarios sean creíbles y representativas.


Valora este artículo
(1 Voto)

volver arriba