porsalud 2018 5

boton19

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Vida Extraterrestre



ottoEl más grande misterio aún no resuelto… la respuesta a una pregunta hecha mil veces y mil veces más; hay vida fuera del Planeta Tierra?
 
Por primera vez en la historia de la humanidad tenemos a nuestro alcance  la comprobación de que no estamos solos en el universo.
 
Científicos de la NASA han descubierto que en una de las lunas de Júpiter –confusamente llamada Europa- existe agua en forma líquida, agua como en nuestros océanos y, por si eso fuera poco, en cantidad tres veces mayor que en nuestro planeta.
 
La vida en la Tierra empezó hace millones de años precisamente en el mar. Pequeños organismos unicelulares poco a poco se fueron haciendo más complejos hasta llegar a ser lo que somos, una civilización auto catalogada de inteligente. 
 
Pues bien, Europa tiene agua líquida! 
 
En lo personal sólo pocas noticias me podrían haber causado mayor impacto (algunas de ellas la  baja en el precio de los frijoles, fin de la criminalidad, revaluación del Lempira y otras locuras parecidas).  
 
Pero Europa tiene agua líquida!
 
Eso quiere decir que enviar una nave a recoger muestras de los vapores que constantemente suben a la atmósfera de Europa y analizarlos, es mucho más sencillo de lo que actualmente se hace en Marte, donde se explora palmo a palmo la superficie en busca de posibles fósiles – vestigios de que alguna vez albergó vida- o pruebas de que existe agua bajo la superficie.
 
Agua en Europa, evaporándose producto quizá de actividad volcánica interna y subiendo a 50 kilómetros de altura o más. Vapor que puede ser recogido y analizado sin necesidad de descender en la superficie de hielo. Una misión espacial relativamente sencilla y barata, rápida, realizable en poco tiempo.
 
En ese vapor deben estar las pruebas de que el agua de Europa contiene vida, microorganismos quizá, para no especular con algo similar a nuestra flora y fauna marinas y –mucho menos- fantasear con vida inteligente desarrollada bajo el agua.
 
Pero, si hay vida en Europa, tendríamos la certeza de que debe haberla en los “billones y billones” de planetas que existen en la Vía Láctea y en todas las galaxias conocidas y en las aún por descubrirse.
 
En lo personal jamás he dudado en la vida extraterrestre, pero el método científico demanda pruebas…  que pueden estar en esa agua.
 
Cambiará eso el criterio que tengamos sobre la creación? 
 
Definitivamente no. Quienes quieren creer en la fórmula mágica de “hágase esto y hágase lo otro” seguirán creyéndolo. Pero quienes creemos en la evolución tendremos una prueba que enseñar a todos aquellos que se empeñan en aceptar como un acto de fe lo que, indudablemente, es un evento científico.
 
Quizá nuevas generaciones, esas que ya nacieron con el impulso tecnológico de las últimas dos décadas, esas que ya están acostumbradas a convivir con la ciencia, esas para quienes no existen todos esos misterios con los que nosotros nacimos y que se han ido resolviendo en el camino, esas nuevas generaciones, quizá en cincuenta o cien años, verán “las creaciones” como lo que son: eventos naturales que ocurren a lo largo y ancho del cosmos. 
 
Forzosamente, en el futuro, el ser humano seguirá quitando de su cabeza ideas mágicas implantadas por sumos sacerdotes y magos,  a medida que la ciencia, como una candela en la oscuridad según escribió Carl Sagan,  vaya iluminando las mentes oscurecidas por la superstición y la ignorancia.
 
La primera prueba verdadera de vida extraterrestre está a nuestro alcance (no enanitos verdes ni velocidades warp) la prueba quizá se encuentra en Europa –esa luna de Júpiter llena de promesas- y quizá llena de respuestas. 
 
El ser humano tiene que explorarla, no veo ninguna misión espacial más importante en el futuro cercano.

Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba