porsalud 2018 5

boton19

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Política saturada de palabras huecas



PG NietoPor: Pedro Gómez Nieto 

Para lectores habituales de la columna, este vodevil político les resultara familiar.

Al comenzar la campaña electoral alumbré que la Alianza de Oposición fracasaría; que Luis Zelaya conduciría al liberalismo al borde del agujero negro; y que Nasralla se divorciaría de “Mel” para fundar otro partido que, por sus iniciales, llamaría “Salvación Nacional”. La egolatría le obligó a ponerle su nombre.

Declaradas las hostilidades, el locutor confirma que su alianza con Libre fue electoral, por interés personal, nunca por fundamentos políticos. Dice que da igual gobernar un país desde políticas conservadoras o progresistas, por eso ahora se pasa al centro, “para combatir a los corruptos de la derecha e izquierda, porque su política es la anticorrupción”. Este es el perfil de un analfabeto político que muestra lo atrevida que es la ignorancia. Se cambia de ideario político como de corbata. ¿Su actual centrismo interesado es inmune a la corrupción?

Nasralla también es corrupto. Traiciono el pensamiento de centro derecha del PAC para abrazar el de la izquierda chavista de Libre, partido plagado de exliberales corruptos con los que confraternizaba, a cambio de conseguir el poder que conlleva la banda presidencial. Ahora insulta a los diputados -incluidos los de Libre-, llamándoles ladrones, para inmediatamente rectificar excluyendo a los que pertenecieron al PAC.

“Mel” confronta al bipolar: “Nada sabe de política. Su inestabilidad emocional nos hizo perder el voto rural. Por ese estrecho margen no pudimos adelantar a JOH en los votos”. Al refundador le preocupa que debilite la masa de Libre, arrastrando electorado que embarrancó tras el naufragio liberal del 2009. El locutor replica que el pasado no le interesa (cuando le perjudica), pero que trabajando de gerente en la empresa de refrescos contrató a “Mel” para que le cargara las cajas… Marcando las distancias intelectuales. Hipócritas, abrazándose con una mano y apuñalándose con la otra.

Comentaristas políticos dicen que Nasralla es una fuerza política, aunque carezca de partido. Tengo serias reservas. Sería un error adjudicarle los votos de la urna presidencial de la Alianza “fallida”, porque al llamado de “Mel” muchos electores votaron pensando en Libre, fuera cual fuese el candidato. Sumemos el voto de castigo nacionalista, y de liberales desengañados del exrector. Esos resultados no son extrapolables y tampoco reflejan el número de seguidores actuales. No es estadista, dummy en política, emocionalmente inestable, no tiene bancada, intemperante, y sin ética. Su popularidad es indiscutible detrás de un micrófono, pero su peso político debe probarse en las urnas, ahora es “virtual”. No es lo mismo tener fans que correligionarios. No se dirige un país como un concurso de televisión.

Presume ante los medios de tener valor para insultar reiteradamente al presidente de la república y familia. Últimamente le llama cobarde, por no sentarse en su mesa (trampa) del “dialogo coactivo”. Olvida aquella ocasión cuando salió huyendo al grito de: ¡auxilio policía!, porque un periodista le iba a trompear la cara… Ese es el valor del salvador de Honduras. Estamos ante un timador político, el flautista de (Hamelin) Honduras, con micrófono en lugar de flauta.

En la mesa de Garáfulic debe mostrar las pruebas del fraude ¡no conjeturas!, empezando por la USB que nos dijo le entregó a Almagro. Después las 18.000 actas electorales de la urna presidencial, para cotejarlas con las originales del TSE. Esto ya lo hizo la MOE-UE, certificando que no encontró diferencias, solo debilidades del sistema. El dialogo no puede refutar los informes oficiales de la OEA y UE que nada dicen sobre fraude.

Le acompaña el bisoño exrector: escondido tras sus convicciones minimalistas; cuestionado por el propio liberalismo; con la bancada fracturada; apoyando al locutor a cambio de una alianza electoral; arrimándose a Garáfulic para recuperar perfil… Nos queda “Mel”: autoexcluido; encerrado en su reducto revolucionario refundador; presionando por una Constituyente que habilite su candidatura; amenazando la convivencia con sus comandos insurreccionales “pacíficos”…

Iniciado el dialogo, las conversaciones en cada mesa de Garáfulic deben ser grabadas y subidas a Internet en tiempo real. Luz y lupa, para que la ciudadanía conozca el trabajo de sus políticos por Honduras. Alumbro un circo mediático. Cada día, el loro de cada mesa, saldrá en los medios para cotorrear sobre aquello que no le favoreció, manipulando la opinión pública. El enfoque para resolver la crisis política está desenfocado. 

Más de Pedro Gómez Nieto 

 


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba