porsalud 2018 5

boton19

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Escatología política



PG NietoPor: Pedro Gómez Nieto 

La palabra escatología tiene un significado relacionado con los excrementos.

Aunque hay mucha mierda en la clase política, no me refiero a esa acepción. Escribo sobre la parte de la Teología que estudia al ser humano antes y después de su presencia en el mundo. Cuando en cualquier religión se habla del “fin de los tiempos” se alude a las señales escatológicas precursoras del final de la humanidad. No debe preocuparnos el fin del mundo, para cada uno llega cuando morimos. Siendo inevitable la muerte, y desconociendo cuándo ocurrirá, lo fundamental es prepararse para la vida, cada día, porque importa menos el futuro incierto que el camino escogido.

Es de hipócritas que las personas construyan su vida sobre apariencias, así crece el vacío interior. Para cambiar hay que tener la valentía de reconocer que en alguna bifurcación nos equivocamos de camino. Tan obsesionados estamos con el becerro de oro: dinero, poder, reconocimiento, la banda presidencial…, que utilizamos atajos inadecuados que terminan por gangrenar el corazón mientras la luz se aleja del espíritu.

Tarde o nunca llegamos a entender que no es posible controlar el destino, la “impermanencia” de las cosas, pero si podemos fiscalizar el camino, el libre albedrio, esa es la clave. En Mateo 16:20, el verdadero salvador, nos recuerda: “De que le vale al hombre ganar el mundo si pierde la vida”. Jesús se refiere al camino y modo de vida que escogemos para recorrerlo.

La clase política atraviesa una grave crisis de identidad y valores. La oposición no quiere entender que ellos son parte del problema, persistiendo en la estrategia de zapa contra instituciones y la gobernabilidad. La crisis del transporte ha sido un ejemplo. Los tres próceres apoyaron a los transportistas en su “justas pretensiones”, incluso alentaron a la población para que se sumara, buscando acorralar a JOH. Utilizaron el neolenguaje populista de que: “es bueno para el pueblo”. Tamaña falacia, el pueblo pago las consecuencias porque no pudo acudir al trabajo. ¿Cuándo los transportistas se han preocupado por mejorar las condiciones de los pasajeros? ¿Dónde están los autobuses con cámaras de vigilancia, botón de pánico, pago por tarjeta…?

Desactivada la huelga, el locutor amenaza con nuevas crisis. A la par, los comandos insurreccionales infiltrados en el MEU, colapsaron el tráfico frente a la UNAH, destrozando “pacíficamente” una unidad del transporte, a la sombra de los zopilotes de DDHH que protegen sus derechos constitucionales. A los afectados que les den…

Abierta Pandora-1, los depredadores ya tienen oxígeno para mantener el “timo mesiánico salvador y refundador”. Con la visita “in loco” de la CIDH, el locutor se pavonea de ser el primero en hablar con el relator Joel Hernández, publicitando un panfleto con el contenido de la reunión. Se trata de una selfie de su espejo. El relator le baja de su nube inyectada: “Nosotros no estamos aquí para atender asuntos relacionados con el proceso electoral”. Entre las 25 recomendaciones finales del informe, no hay una sola relativa al fraude electoral (virtual). Es cansino, a cualquiera que llega va y le llora reclamando su banda presidencial.

Se acerca Pandora-2. El refundador no consigue blindar el Acuerdo de Cartagena para protegerse de la corrupción en su gobierno. La denuncia de la exmagistrada Oseguera de Anchecta ante la CIDH, es para enmarcar. No hay diferencias entre detraer dinero de la SAG, destinado a la capacitación de los agricultores, utilizándolo para la campaña electoral (Pandora-1), o bien, quitarle una partida millonaria al Ministerio de Seguridad, destinada a la compra de material para la PN, y utilizarla en la “Cuarta Urna”, “el carretillazo”. Aunque “Mel” y su “poder ciudadano” intenten justificarlo. Dice que es falso que la cooperación sueca se fuera del país por la corrupción de su gobierno, pero la información expuesta por la directora, Ann Stonberg, amenazada de muerte por hacerlo, indicaba lo contrario.

JOH ha sacudido el andamiaje de la política tradicional, dejando al descubierto muchas de sus debilidades, afectando inevitablemente al Partido Nacional. La sociedad, hastiada de ser engañada por profetas salvadores, y refundadores chavistas, sabe cuál es el partido y líderes que están trabajando por sanear las instituciones, mejorando la convivencia y el desarrollo, frente a quienes, utilizando maliciosamente el nombre del pueblo, pretenden lo contrario.

“Una cosa que no puedes ocultar, es cuando estás lisiado por dentro.”

Más de Pedro Gómez Nieto


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba