baner por salud junio verde

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

"Insultos" de Chávez profundizan rechazo a la ALBA en Honduras



Tegucigalpa - El rechazo de sectores empresariales y políticos de Honduras a la ALBA se profundizó a raíz de los "insultos" del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, a los hondureños opositores a esa iniciativa.
 

Chávez dijo el lunes en Tegucigalpa, en el acto donde su homólogo hondureño, Manuel Zelaya, firmó su adhesión a la Alternativa Bolivariana para las Américas, que "hondureño que se oponga al ingreso de Honduras a la ALBA es un vendepatria o un ignorante".

"La presencia de Chávez aquí fue totalmente desagradable; no teníamos nosotros por qué traer a un individuo a que nos insultara en nuestra propia casa", señaló hoy en rueda de prensa el presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), Amílcar Bulnes.

"Tiene cosas positivas, pero tiene un gran problema la ALBA: Chávez", sentenció Bulnes, y enfatizó que "si fuera otro dueño, porque el dueño de la ALBA es Chávez, las cosas serían diferentes".

El presidente del Congreso Nacional, Roberto Micheletti, del gobernante Partido Liberal, manifestó a la prensa que "es un irrespeto que se nos insulte en nuestra patria y a otras naciones amigas como los Estados Unidos", a la que Chávez también atacó.

Micheletti, quien desde un principio rechaza la ALBA, que debe ser sometida a ratificación legislativa, comentó que esa iniciativa "puede tener muchas cosas buenas, pero con groserías y con insultos no se logra ningún objetivo".

En términos parecidos se expresaron otros empresarios y políticos oficialistas y opositores.

Sin embargo, el dirigente campesino hondureño y amigo personal de Chávez, Rafael Alegría, justificó que éste "venía como agredido" y "está herido con ese sector oligárquico, poderoso de este país, que lo ha atacado terriblemente" a través de la prensa local.

Por eso, Chávez "sí atacó fuertemente a los que se oponen a la ALBA, ese sector empresarial, ese sector oligárquico, ese sector dominante", expresó a radio América el asesor del Consejo Coordinador de Organizaciones Campesinas de Honduras (COCOCH).

Alegría reveló que Chávez "no se quedó en el país precisamente porque no continuara esa confrontación entre esos sectores y él; prefirió abandonar el país rápidamente porque él sí se sentía muy agredido por estos grandes empresarios, oligarcas, políticos atrasados, que están atacando la ALBA y directamente a él".

La ALBA ya era rechazada por empresarios, políticos de diversa tendencia y miembros del Parlamento antes de que Zelaya firmara la adhesión, documento que el Gobierno sigue sin divulgar oficialmente, aunque medios locales lo han hecho.

Con su ingreso a la ALBA, Honduras recibirá fondos para el banco agrícola estatal, maquinaria y mayor cooperación en salud, educación, alfabetización y energía, según reseñaron Chávez y Zelaya en el acto del lunes.

Otro documento firmado el lunes por Zelaya establece la "prospección y producción petrolera en el Caribe hondureño" por parte de la empresa de Energía, Gas y Petróleo de la ALBA, "bajo la coordinación del Estado hondureño".

El presidente del COHEP subrayó que "tampoco se trata de regalar el país; allí en su discurso (Chávez) dijo 'vendepatrias', pero 'vendepatrias' también podrían haber sido los que lo trajeron para que mediante algún dinero Honduras se pudiera prestar para alguna cosas que no debe prestarse", aunque no profundizó al respecto.

"Lo que tenemos que hacer es trabajar muy duro con las autoridades de nuestro gobierno para que nosotros podamos solucionar nuestros problemas en nuestro país", puntualizó Bulnes.ACAN-EFE


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba