Banner Por Salud enero17 1

boton19

GIFGENERICOJESTEREO B

Menu

Presidente Zelaya admite que ganó elecciones con fraude



Tegucigalpa.-El presidente de Honduras Manuel Zelaya Rosales admitió hoy en una entrevista a un canal local de televisión que tuvo que apelar al fraude y la corrupción que impera en el sistema electoral para poder ganar las elecciones en noviembre de 2005.
 

Además vaticinó que el candidato presidencial que tenga el “billete” es el que va ganar las próximas elecciones y afirmó que sus doce años de experiencia en campañas presidenciales lo hicieron conocer “las mil modalidades del fraude”.

El gobernante se refirió a este y otros temas durante una inusual y extensa comparecencia en el canal 36 que dirige el periodista Esdras Amado López, en la que además desmintió que haya dado instrucciones para que no se diera protección a los diputados que sesionaron bajo el cerco de cientos de docentes que se tomaron el Palacio Legislativo a mediados de esta semana.

En el tema político, el jefe de gobierno se abstuvo de revelar por qué candidato de su partido votará en las próximas elecciones internas, pero dijo que tampoco ha presionado a sus hijos y al resto de su familia para votar por cualquiera de los aspirantes presidenciales del Partido Liberal.

“El voto es secreto yo no le pedido a ningún hijo a nadie váyanse con este o váyanse con este, los he dejado en total libertad y así quiero tener mi conciencia tranquila para dar el voto en forma libre transparente”, apuntó.

Zelaya recordó que participó en doce campañas presidenciales desde 1980 y basado en esa experiencia el fraude en Honduras anda por un 10 por ciento, “o sea, que si usted calcula que va sacar 200 mil votos, échele un diez por ciento menos, son 20 mil votos menos, 180 mil votos”.

Agregó que en función de eso, “el que tiene el billete, compañero, es el que va a tener 10 por ciento más. Yo le puedo explicar las mil modalidades del fraude”.

Zelaya indicó que esas son cifras bastante conservadoras, ya que el nivel de fraude electoral anda más arriba de ese porcentaje.

Dijo que su campaña a la Presidencia tomó como referencia ese dato para calcular su eventual triunfo en las elecciones. “Yo hice mi calculo en ese rango del fraude”, apuntó.

Puso como ejemplo que en el censo electoral no se han borrado y siguen incorporados el millón de hondureños que viven en Estados Unidos y por eso al final de las elecciones las cifras de abstencionismo son bastante altas, de modo que llegan a alcanzar los más de dos millones de abstenciones.

“Cómo se sabe que una persona que vive en Estados Unidos no manda su tarjeta de identidad y pone a otros a votar aquí”, dijo.

Recordó que hizo una prueba de eso en dos comunidades de Olancho que las censó en un cien por ciento en la pasada campaña para comparar el padrón electoral y el padrón electoral y encontró gente que nunca había vivido en las aldeas y que estaba incorporada en el censo de esas comunidades.

Zelaya consideró que el censo nacional electoral está viciado y hay errores por el orden del 30 por ciento como mínimo por el manoseo político de que es objeto por parte de los activistas y representantes de los diferentes partidos políticos.

“Ese es un problema que tenemos los hondureños en nuestra (tarjeta de) identidad y además se refleja en el censo nacional electoral”, dijo.

En ese sentido, apuntó que el fraude es parte del sistema y por eso “el que quiera participar en política y que piense que va jugar como que está en el Vaticano, mejor que se dedique a otra cosa”.

Agregó que el fraude, el desorden y la corrupción imperan en las elecciones y son parte de ese proceso “y con ese gané yo, pero me atuve a él y qué iba a hacer”.

A la pregunta del periodista de si él había ganado las elecciones generales en base al fraude y la corrupción, Zelaya admitió que lo hizo en base al desorden que hay en el sistema. “En base a todo ese desorden que hay, tuve que superarlo desde abajo, desde la llanura, tuve que superarlo para poder ganar las elecciones”.

Por otra parte, Zelaya indicó que la mayoría de candidatos que participan en este momento en el proceso para las elecciones primarias tienen “billete”, ya que pertenecen a familias con dinero y con recursos y aquí el único aspirante es el periodista Eduardo Maldonado.

A la pregunta de si el precandidato nacionalista Porfirio “Pepe” Lobo tenía bastante dinero, el gobernante respondió “que hay de ricos a ricos, si lo comparamos con Rockefeller es pobre, pero si lo compara conmigo tienen billete”.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

CEDAC Baner PRONTO